20
abr

CREACION DE VALOR

Escrito el 20 abril 2014 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Toca esta semana hablar de valor. Según nuestra Real Academia de la Lengua (RAE) valor significa, según sus primeras acepciones, “Satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite. Cualidad de las cosas, en virtud de la cual se da por poseerlas cierta suma de dinero o equivalente”.
La propia RAE parece distinguir entre valores económicos y otros de orden más bien hedonista. En el mundo empresarial hemos puesto el foco habitualmente en la creación de valor económico. Mucho se ha hablado y escrito desde la academia y la consultoría en relación a la creación de valor para el accionista. Resumiendo mucho la cuestión conveníamos que la misión de una empresa era ganar dinero.
Buena parte de la crisis de las economías avanzadas cabe explicarla en esa visión de óptica economicista del rol de las empresas. Si todo vale por ganar dinero y crear valor económico para la empresas y sus directivos, cabe entender que, por ejemplo, desde la banca se diseñen productos hipotecarios para comercializar entre quienes no los van a poder pagar. Nos presentamos a la siguiente Junta General de Accionistas con una cuenta de resultados gloriosa, anunciamos buenos dividendos, los ejecutivos cobran sustanciosos bonos de remuneración variable y todos contentos.
La observación crítica nos debería invitar a pensar que estos modelos presentan claras deficiencias. Sin entrar en aquellas que nos pueden situar fuera del ámbito de la legalidad y/o la ética, lo cierto es que con estas pautas de comportamiento se compromete muchas veces el largo plazo, de la propia empresa y de la sociedad en su conjunto.
Esta penosa y larga crisis nos debiera dejar algunas enseñanzas que consoliden en la forma de pensar y actuar de empresarios y directivos de empresa. Por eso observo con entusiasmo una nueva tendencia de gobernar y gestionar compañías que se aborde con una perspectiva mucho más holística. Que tenga en cuenta un vocablo tan de moda, pero tan relevante pese a ser tan manido, como la sostenibilidad. La sostenibilidad evoca e invita a pensar en términos de creación de valor con perspectiva de largo plazo y contemplando tanto los requerimientos de los accionistas como los de la sociedad en su conjunto y el medio ambiente.
Se trata de gestionar la rentabilidad del accionista, condición absolutamente necesaria pero no suficiente, y, además, la de todos los grupos de interés (stakeholders). Lo curioso del asunto es que hay evidencias empíricas (baste revisar el informe http://www.mabermejo.es/documentos/Informe_especial_liderazgo.pdf) que demuestran que la adecuada gestión de los teóricos intangibles también genera valor académico. Por tanto la óptica de la múltiple cuenta de resultados que remunera a todos los stakeholders acaba convirtiéndose en círculo virtuoso que ayuda a la deseada sostenibilidad económica. No estamos promoviendo un discurso naif y buenista sino un modelo de gestión y gobierno responsable que debe promover la creación de valor compartido.
Reflexionemos. Desatender el talento es sentar las bases para comprometer más pronto que tarde la creación de valor económico. Lo miso que ocurre con la falta de trasparencia ante clientes o con posiciones de abuso ante los proveedores o con la desatención a los problemas de la sociedad o con las acciones que comprometen la sostenibilidad medioambiental o con torpes gestiones ante los reguladores.
De otra forma, construir relaciones de parteneariado con tu entorno es crear unas bases sólidas para que los proyectos empresariales cuajen, en primera instancia, y acaben creciendo. Especial énfasis quiero poner en este post en las relaciones entre propiedad y empleados. En momentos como los actuales en que la competitividad es factor tan relevante para hacerte hueco en mercados cada día más globales y concurrido, la puesta en marcha de políticas inteligentes entre la propiedad de las compañías y sus trabajadores es de capital importancia. Hablamos de alinear intereses y estrategias. En el sector del automóvil en España encontramos prácticas para un buen benchmarking sobre este particular.
Cuando me he referido tantas veces a que muchas empresas familiares son espejo donde mirarse es porque han atendido muy bien estas demandas, si bien intuitivamente. Han cuidado a su gente, las relaciones con el entorno local donde están establecidos, su trato con proveedores y clientes. Quizás no han “empaquetado” estas políticas en memorias de sostenibilidad o de creación de valor compartido como hacen muchas grandes corporaciones siguiendo los lineamientos de entes internacionales especializados en estas cuestiones tales como Global Reporting Initiative (GRI) o International Integrated Reporting Council (IIRC). Cuestión que, por cierto, debieran hacer pues no olvidemos que, como repetía John D. Rockefeller, reputación es hacer las cosas bien y que se sepa.
Para el futuro de nuestra sociedad es relevante que esta nueva forma de entender el gobierno y la gestión de las empresas vaya cuajando. Por eso asisto con evidente satisfacción a nuevas propuestas como la reciente presentación del Global Corporation Center de IE Business School y Ernst & Young que nace con vocación de promover y generar contenidos en torno a la idea de valor compartido.
No quiero acabar sin insistir que estas tendencias no deben tener solo cabida en las grandes corporaciones sino también en tantas pymes familiares que hoy están trabajando duro para ser las multinacionales de la próxima generación. Cada día más nuestra sociedad está abogando por empresas que entiendan a idea del valor compartido y que se comprometan en ese afán. Verlo con ojos de oportunidad es lo propio de la gente emprendedora de calidad.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

7
abr

FINANCIACION NO BANCARIA PARA PROYECTOS EMPRENDEDORES

Escrito el 7 abril 2014 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
Dedicaremos este post a hablar de financiación no bancaria de proyectos emprendedores.
Con todas las salvedades que supone generalizar compartiré para empezar dos ideas base:
1.- Es difícil que un buen proyecto no encuentre financiación. La clave es entender qué es un buen proyecto a los ojos de un inversor. De nuevo con planteamiento general podemos decir que para un inversor un buen proyecto reúne dos características:
- Basado en una buena idea con potencial de crecer para justificar una plusvalía del inversor en su desinversión futura
-Gestionado por un excelente equipo porque las buenas ideas hay que llevarlas a la práctica a plena satisfacción. Eso es lo que marca la diferencia

2.- En la España actual se están generando muchas alternativas de financiación en fases de arranque que es donde no suele haber tanto dinero disponible porque que el dinero es tímido. Además, y hablo por propia experiencia, validar y valorar nuevas empresas con modelos altamente innovadores es muy complejo. De ahí que la mayor parte de los grandes inversores se posicionan aguas arriba.
La crisis dejó seca fuentes de financiación en capital semilla o start ups que provenían durante años de sectores públicos o “parapúblicos”. Desde las SODIS creadas en los lejanos 80 a otros actores alentados por diputaciones, ayuntamientos, cajas de ahorros,….
Pero también la crisis, vaso medio lleno, está provocando que más gente se anime a invertir en proyectos emprendedores. Una autoridad en la materia como Carlos Blanco señalaba hace poco que quienes invertían en ladrillo ahora lo hacen en start ups, y es cierto. Muchas grandes compañías no financieras han creado fondos de inversión en proyectos. El crowdfunfing llega a mover cerca de 20 millones de euros en España. Aparecen más redes de business angels. Han proliferado eventos varios para poner en contacto a inversores y emprendedores. Claro, todo con retraso atávico, pues ya en los 70 Steve Jobs iba a participar a “elevator pitchs” (recordad la escena de la película) y aquí recién lo hemos descubierto. Incluso los departamentos de acción social de las extintas cajas se están planteando que una de las mejores fórmulas de apoyar a la sociedad es a través de la financiación de proyectos empresariales que ayuden a crear empleo. Bien, pero que lo hagan con el máximo rigor y profesionalidad, como si se jugaran su dinero.
Por cierto para mí las fórmulas de te dejo dinero y luego te lo cobro en base a conceptos varios no debieran incluirse en el apartado de fuentes de financiación. Es un modelo que es difícil funcione. Si todos quieren ganar dinero antes de lo que toca, los proyectos se asfixian.
Qué haría falta para consolidar la financiación de este boom emprendedor que se vive en España? Varias cosas:
-libertad, el afán intervencionista de nuestros gobiernos penaliza. El anteproyecto de ley de crowdfunding no ayuda nada. Intervencionismo, barreras, dificultades, cortapisas…. Hay que cambiarlo y se gradece escuchen a los expertos
-promover mecanismos para que haya liquidez para los inversores. Salvo casos de altruismo, el inversor tiene la sana ambición de retribuir su riesgo con una plusvalía y hay que favorecer que esto se produzca. Un buen mercado alternativo bursátil es un mecanismo interesante porque facilita historias de éxito de inversores y esto siempre crea efecto mimético en otros. Si desde las administraciones se puede hacer algo al respecto, adelante.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

4
abr

Queridos emprendedores,

A continuación os comparto un vídeo a cerca de las denominadas empresas 5i, compañías que están siendo capaces de competir con éxito incluso en tiempos tan turbulentos como los actuales y que manejan muy bien los siguientes 5 conceptos:

1-Inteligencia de mercado

2-Innovación

3-I+D

4-Institucionalización

5-Internacionalización

5ii

 

 

 

 

 

 

 

Hasta pronto. Pese a todo, no dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

27
mar

ADOLFO SUAREZ, EJEMPLO DE ACTITUD EMPRENDEDORA

Escrito el 27 marzo 2014 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Queridos emprendedores,
Suelo repetir a menudo que emprender es una actitud vital. Propia de quienes desean pasar por la vida dejando un legado. Por supuesto que la actitud emprendedora trasciende la actividad empresarial y permea la política, la sociedad y la vida ciudadana.
Con la muerte de Adolfo Suárez, se nos ha ido un EMPRENDEDOR con mayúsculas. El hombre que nos deja como enorme legado la transición desde la larga dictadura franquista a la España democrática que seguimos hoy viviendo.
Con la perspectiva que da el tiempo y su ausencia de una década debida a su enfermedad terrible, la figura de Adolfo Suárez ha ido ganando peso y consideración. El reconocimiento en su adiós ha sido es unánime, o casi. Tanto, como la dureza con que fue tratado en su época de Presidente del Gobierno. Los humanos echamos muchas veces de menos las cosas cuando no las tenemos.
Vivimos en una época de falta de valores y liderazgo, en muchos ámbitos de la vida. Características ambas de las que Suárez era un referente. Líder de enorme carisma que consiguió que lo que tenía que pasar, pasase. Y en su caso, el reto era enorme, pero ahí es donde sacan la casta las gentes emprendedoras “hayqueistas”.
Además un liderazgo con valores y principios sólidos, demostrados nítidamente con su gallarda actuación en el Congreso de los Diputados como motivo del golpe de estado del 23F.
Pero es que además aglutinó otros activos tan necesarios para la política, para la empresa, para la vida en definitiva. Altura de miras, pensar en grande, generosidad para llevar a cabo consensos, empatía y respeto por el otro….
Que me quieran menos y me voten más, decía cuando inició su andadura en el CDS. Hoy, allá donde se encuentre, estará enormemente satisfecho y orgullo del cariño y reconocimiento recogido que es lo que nos acaba quedando cuando pasa la vida y la gloria.
Han sido días especialmente tristes, donde se agolpan tantos recuerdos de tanta gente cercana y querida que ya no está entre nosotros y que conformaron esa respuesta de la sociedad civil que fue la UCD. Pero siempre nos quedarán su ejemplo y su coraje para seguir construyendo una sociedad más emprendedora, con más oportunidades y, por tanto, más libre y mejor.
Descanse en paz Adolfo Suárez y un entrañable abrazo a sus familiares.
Hasta pronto. Pese a todo, no dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

19
mar

PEQUEÑOS PERO AFORTUNDOS HEROES

Escrito el 19 marzo 2014 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Recientemente me llamó mi buen amigo Ney Diaz, fundador y presidente de Intras en República Dominicana, para comentarme que aun le daba vueltas a la cabeza a mi reflexión sobre los héroes que expuse en el evento, por su firma organizado, Family Business 2013 en Santo Domingo. Me pedía que escribiese sobre ello y allá vamos.
El concepto tradicional del heroísmo tiene una fuerte componente novelesca y se ampara muchas veces en grandes gestas militares. Acude inmediatamente a mi cabeza El Cid Campeador, como arquetipo del GRAN HEROE, que hasta muerto ganaba batallas. Más cercano en el tiempo Hollywood apela en muchas de sus superproducciones a los SUPERHEROES: los Capitán América, Spiderman, Superman,…
Aparte esto, la vida nos va poniendo en contacto con héroes anónimos, héroes del día a día. Esa gente de actitud emprendedora ante la vida que vence dificultades, por ejemplo saca adelante una familia en medio de enormes dificultades y todo ello, además, con una sonrisa en el rostro. Admirable
Y en este post te quiero hablar de esos otros pequeños héroes que somos todos los empresarios y directivos a quienes nos ha tocado desempeñar responsabilidades importantes en el arranque del siglo XXI. Creo que estamos teniendo que hacer un ejercicio de adaptación al cambio brutal. Podría decirse que heroico, admirable y extraordinario por su valor y méritos que diría la RAE (Real Academia de la Lengua).
Para empezar hemos pasado de iniciar nuestras vidas profesionales en esquemas de economías más bien cerradas a vivir la apoteosis de la globalización. Una globalización que se desarrolla además si normas derivadas de una gobernanza global. Hemos tenido que asistir a la eclosión de economías como China o India, a la evolución de Latinoamérica, Oriente Medio y los tigres asiáticos o al despertar de Africa. Hemos tenido que vivir, protagonizar o sufrir el efecto de la globalización, según el prisma desde el que se mire: deslocalizaciones, relocalizaciones, . La globalización oficial además se complementa con la globalización de la calle. Todos viajamos más, estamos más conectados, y queremos lo mismo en cualquier rincón del planeta. Ya no vale con hacer las cosas razonablemente bien, ahora se busca y se espera la excelencia.
Pero por si esto fuera poco la irrupción de las tecnologías de la información lo está cambiando todo. Hemos tenido que aprender a mandar sms con teléfonos Nokia. Y luego a usar las Blackberry. Y ahora los smartphones, y el WhatsApp y lo que nos espera..
Nos hicimos de Myspace, y luego de Facebook, y de Linkedin, y de Twitter, y del Google Glass y de lo que vaya viniendo…. Con toda la inflación de contraseñas, usernames, que esto va suponiendo.
Pero es que además vivimos en una sociedad mucho más demandante y exigente con sus empresas. Y hoy hablamos de la V Cuenta de Resultados porque ya no es suficiente con remunerar al accionista sino que hay que buscar la rentabilidad de los stakeholders.
Caen empresas que fueron míticas cuando empezamos nuestra carrera profesional como Arthur Andersen o Kodak. Aparecen modelos de negocio muy disruptivos, como todo el fenómeno low cost por no hablar de las cacareadas redes sociales.
Toda la actividad se desarrolla en un ambiente de clientes nada pacientes, ni siquiera en el sector médico, sino cada día más exigentes
Como las empresas cada vez se organizan mas en redes de cooperación también hemos tenido que aprender a poner en práctica el liderazgo compartido. Esto es, la gestión de personas e intereses sobre los que no tienes relación jerárquica.
Sin olvidar que nos toco aprender, y poner en acción, la responsabilidad social corporativa, ERPs, CRMs,… Y últimamente la diplomacia corporativa, el neuromarketing o el liderazgo positivo, etc etc etc
Y gracias en los avances en tecnologías de la información y la comunicación, la disponibilidad alcanza ya las 24 horas y los 365 días al año.
En suma, vivimos en una sociedad cada día más diversa, poliédrica, compleja, llena de incertidumbres,…. Y todo esto en los apenas 14 años que llevamos de siglo XXI. Hoy, Gardel, no podría seguir entonando aquello de que ”20 años no es nada“.
Quiero pensar que cuando los antropólogos estudien esta época valoren a los pequeños héroes que nos toco lidiar con tanta revolución/evolución en tan corto espacio de tiempo. Sera la pequeña recompensa por tanto esfuerzo, tanta arruga, tantas canas o tanta presbicia comprometida en la gestión del cambio.
Ah!! No me olvido que nada de quejas, nada de “esqueimos”. Si tras esta larga crisis conservas empleo y/o empresa eres un privilegiado. Algo habrás hecho bien, amen una pizquita de buena suerte que siempre ha de estar de tu lado, Sigue así, pequeño héroe.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

13
mar

UNA VISION FUTURISTA DE LA EMPRESA FAMILIAR
Queridos emprendedores y familias empresarias,
Cuanto más convivo con familias empresarias y analizo el entorno, más claro tengo que el concepto de la empresa familiar debe evolucionar para adaptarse a una realidad nueva. Vivimos en una sociedad en cambio permanente en la que, lo que permanece estable, es el cambio. Una sociedad en la que cambian los paradigmas. Una sociedad tremendamente impactada por la creciente globalización y por el desarrollo de internet y las tecnologías de la comunicación. Una sociedad en la que una pyme de 50 personas llamada WhatsApp amenaza a las grandes corporaciones telefónicas del mundo y por la que se pagan la friolera de 14.000 millones de Euros. Una sociedad donde para la banca es Google la gran amenaza. Y una sociedad mucho más sensible a prácticas perniciosas contra el medio ambiente o contra la falta de trasparencia o contra la corrupción. Por eso abogo por una “Empresa Familiar 2.0.”. Un concepto mucho más abierto y flexible para las familias empresarias en un mundo en el que se imponen las redes de cooperación frente a rígidos organigramas que agrupan silos de incomunicación.
La empresa familiar tradicional ha sido muy endogámica y poco dada a establecer conexiones con el entorno. Muy cerrada a la entrada de socios de cualquier índole. Hoy creo que ese modelo no va a funcionar. Cualquier organización está construyendo esquemas organizativos en red para atender las demandas de estos nuevos escenarios. No es difícil imaginar empresas familiares que, desde su holding de cabecera, aborden diferentes proyectos. En algunos con socios locales que ayuden a desarrollar más fluidamente la expansión internacional, en otros con socios inversores para aprovechar estrechas ventanas de oportunidad. Armando globalmente su cadena de valor, y con equipos globales y diversos. Con estructuras mucho más institucionalizadas y con presencia activa de consejeros independientes.
Por otro lado, se impone también un espíritu más abierto para facilitar que los miembros de la familia también emprendan de manera que coincidan en el proyecto fundacional pero puedan abordar otros. La vaca del negocio tradicional, salvo en excepciones, difícilmente puede dar leche para todos a medida que la familia se multiplica.
Las familias empresarias deben abanderar procesos de gestión del cambio para reposicionarse en este tiempo nuevo y así estar en condiciones de trascender a sus fundadores y hacer realidad el sueño de continuidad que da sentido a estas organizaciones.
Estoy hablando de procesos que demandan visión estratégica y fuerte liderazgo para situar en su justo lugar todas las piezas del puzzle. La gestión del cambio no conoce atajos, es tarea trascendente pero de lluvia fina.
La familia empresaria precisa iniciar entre sus miembros una conversación estratégica a fin de sentar bases sólidas para su presente y, sobre todo para su futuro. Dónde estamos y dónde queremos llegar. Qué queremos ser y qué no queremos ser. Sin ese proceso de reflexión compartida, todas las herramientas que se pueden poner a disposición del proyecto será papel mojado. Estoy hablando de emprender un proyecto con alcance holístico que va muchísimo más allá que redactar un protocolo de familia.
Con visión amplia sugiero al lector este modelo de doble derivada

Una empresa familiar es un proyecto y unos valores compartidos. Sin esa hoja de ruta bien definida es complejo avanzar alienando intereses. No empecemos la casa por el tejado. Sentemos las cuestiones clave que forman parte de la singularidad de la empresa familiar: proyecto, valores, reglas de convivencia. A partir de ahí establezcamos órganos de gobierno de familia y negocio para que desde cada ámbito se defina un plan estratégico y se vigile su cumplimiento.
Resuelta esta primera derivada toca poner el foco en el negocio. Implantar a satisfacción la estrategia definida, con el apoyo de la familia propietaria. Orientación al crecimiento y puesta a disposición del proyecto de los recursos que éste demanda. Todo con mucha coherencia.
En suma, hay que migrar estilos y modelos de dirección y relación, haciendo primar mucho más aspectos como los siguientes:
-Visión, para anticipar tanto aspectos relevantes en la gestión de los asuntos de familia como en los retos de negocio. Esto exige recursos, tiempo y establecimiento de las correspondientes atalayas de reflexión estratégica para facilitar la cohesión familiar y el crecimiento rentable de las actividades empresariales.
-Comunicación: mi experiencia es que a las familias empresarias españolas, y latinas en general, nos cuesta comunicar sobre los temas trascendentes. No abordamos en profundidad las cuestiones críticas por más que resulten espinosas. Hay que cambiar radicalmente esta actitud. Hay que crear mecanismos de comunicación abierta, trasparente, constructiva.
-Practicar el verbo compartir: tener socios, profesionalizar la gestión o el gobierno, crear espacios para la reflexión, acudir a expertos, o desarrollar alianzas estratégicas obliga a un estilo de liderazgo y gestión en el que prime el espíritu de diálogo, consenso. La ejemplaridad como principal activo del líder. Y no el mero ejercicio del mando por el mando. Se trata de establecer relaciones de partenariado.
Las “empresas familiares 2.0.” conjugarán sabiamente los valores tradicionales, que les han permitido consolidar un proyecto sólido, con las innovaciones necesarias para su adaptación a entornos distintos y complejos. Y más que nunca serán conscientes de la necesidad de contar siempre al frente con un verdadero líder emprendedor y desarrollar una fuerte cultura emprendedora.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

25
feb

SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD

Escrito el 25 febrero 2014 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Queridos emprendedores,

Opinión personal. Más allá de las políticas públicas, todos debemos hacer un ejercicio de responsabilidad individual para conseguir nuestros objetivos y, en última instancia y a los efectos de este blog, una sociedad más emprendedora. Es lo propio de las gentes de actitud emprendedora, “hayqueiestas”. Que además el entorno ayuda, a más a más que dicen los amigos catalanes.

Comparto algunas noticias para ilustrar la cuestión.

Pilotos y alta dirección de Iberia alcanzan un acuerdo histórico que sienta las bases de una paz social para que la línea aérea se enfoque por la senda de la competitividad. Acuerdo similar al que la aerolínea ha alcanzado con sus tripulantes de cabina.  Hoy, en esta sociedad del cambio donde la globalidad es una realidad que permea todo, el nombre del juego es COMPETITIVIDAD.  En aras de ese objetivo los grandes actores de la empresa (propiedad, empleados y sindicatos) deben hacer un profundo ejercicio de responsabilidad que asegure un marco de actuación en el que las organizaciones desarrollen proyectos sostenibles y rentables. Dicho de otra forma, las batallas, en sentido figurado, debieran librarse fuera. Y en casa, prietas las filas, por seguir con la metáfora castrense. Entender esta visión es muy loable. Una actitud con visión de gran de altura de miras es absolutamente necesaria en  este nuevo tiempo que nos toca surcar. Que cunda el ejemplo. Ya lo dice el refranero y esperemos que sea cierto esta vez también: más vale tarde que nunca.

BBVA abandona el término responsabilidad social corporativa por el de banca responsable y además empezará a incluir en los bonos de sus directivos la consecución de resultados en el territorio de la responsabilidad. Desde luego que hoy también vivimos tiempos en los que la remuneración para el accionista es condición necesaria pero no suficiente. Ya hemos hablado en el blog de conceptos como la “Quíntuple Cuenta de Resultados” que contempla la rentabilidad para todos los stakeholders de las compañías. La gestión de intangibles es muy relevante y además genera  valor para las empresas. Es un hecho probado. Pediría especial atención a este asunto para tantas pymes familiares que generalmente solo atienden los asuntos urgentes. Esa falta de visión, penaliza. Más en tiempos convulsos como los actuales. Atraer talento, o alcanzar acuerdos con aliados para desarrollar políticas de expansión internacional, por citar solo dos retos comunes de tanta pyme familiar, demanda altas dosis de reputación. Hay que hacer las cosas muy bien, con responsabilidad, y que se sepa.

No es casualidad que la mayor parte de multinacionales del sector del automóvil sigan apostando por España. En algunos caso, incluso cerrando plantas en países muy punteros de Europa para mantenerlas en territorio nacional. Las causas. Además del amplio know how desarrollado aquí en la industria automotriz desde hace décadas, no podemos obviar el ejercicio de responsabilidad de patronales y sindicatos para crear condiciones que han favorecido la productividad de las plantas españolas, por tanto su competitividad, por tanto su sostenibilidad.

Por tanto, no nos escudemos en actitudes “esqueistas” (la crisis, los políticos, el entorno,…..) para eludir nuestras responsabilidades. Hacer las cosas bien, ser extremadamente profesionales, desarrollar visión estratégica, identificar nuevas oportunidades comportamientos éticos, o generar relaciones de partenariado con el entorno depende de nosotros, de nuestra propia responsabilidad.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

19
feb

UNA HISTORIA EMPRENDEDORA

Escrito el 19 febrero 2014 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
El día de San Jorge de 2.013, fiel a la tradición barcelonesa, Antonio Llamas recibió un libro de regalo de su novia a la que obsequió con su correspondiente rosa. Esta dudó si regalarle precisamente ese libro, pero el íntimo amigo de Antonio, Guille, la animó a comprar precisamente esa obra de sugerente título que encajaba muy bien con el carácter de Antonio.
Finalmente Antonio recibió su presente por San Jorge: “Gente Emprendedora, Gente de Calidad” (Plataforma Editorial 2.013), escrito por quien les habla. (GEGQ; en adelante)
Unos meses más tarde recibí un email de un hasta entonces desconocido que me comentaba ser un joven lector de 19 años, que cursaba 2º de ADE en la Universidad de Barcelona. Era Antonio. Entusiasmado por la lectura de GEGQ me proponía organizar una presentación del libro en Barcelona. Me contaba que pese a su juventud tenía larga experiencia organizando eventos de este tipo. Ni lo dudé por un momento. Intuí en Antonio a un genuino GEGQ.
Hoy, 11 de febrero de 2.014, Antonio ha hecho realidad este pequeño proyecto emprendedor. Hemos presentado GEGQ en Barcelona ante más de 200 universitarios. Eso sí, para darle más incertidumbre a esta historia emprendedora quien esto escribe ha vivido uno de los viajes más caóticos de su vida en el AVE debido a la inmensa nevada que ha caído por las tierras de Guadalajara. Por momentos, con serias dudas sobre la posibilidad de llegar a Barcelona a la hora prevista. Pero esta historia tenía que tener un final feliz. Antonio se lo merecía.
Siempre hablo que emprender es la actitud vital de transitar por la vida dejando un legado, provocando que pasen cosas, con actitud proactiva y “hayqueista”, sin excusas ni atajos. El entusiasmo de Antonio y sus más de 200 colegas, sus ganas de emprender, su afán por formarse es un canto a la esperanza. Para tener una sociedad mejor, con más ilusiones y valores, más emprendedora que ayudará a crear un mundo mejor, con más alternativas y más libre. Por tanto, mejor.
Llego a Barcelona tras un largo periplo por Latinoamérica. El enésimo de mi vida. He escuchado de nuevo feroces críticas a algunos empresarios españoles. Desde aquí siempre hemos apoyado al empresario, a las familias empresarias, a los emprendedores e intraemprendedores. Por eso creo estar autorizado para denunciar algunas prácticas muy perniciosas. Fundamentalmente derivadas de una gran falta de humildad y de una terrible cultura del pelotazo. Cuánto daño nos han hecho estos comportamientos! Y algunos no aprenden!
Son valores nada recomendables en la GEGQ. Qué gran contraste con el brillo en los ojos de Antonio y sus amigos. Con las esperanzas por emprender. Por llevar a cabo sus ilusiones juveniles. Por ser gente seria y responsable.
Antonio, el mundo está lleno de oportunidades. Lo que HAY QUE hacer es prepararse e ir a por ellas con pasión. No cambies nunca. Ha sido un placer haberte conocido y participar en tu historia emprendedora.
A todos. Hasta pronto. No dejéis de esforzaros por ser muy felices que, al final del día, es lo más importante. Por vosotros y por quines os rodean

13
feb

Queridos emprendedores,

Os comparto mi entrevista hablando de la empresa familiar en la cadena de televisión mexicana Televisa, el pasado 6 de Febrero.

“Actualmente las empresas familiares son las que más ingresos generan a nivel mundial; no obstante, son organizaciones que se deben manejar con mucha responsabilidad”.

tv

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hablando sobre empresa familiar en Televisa.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

9
feb

EDUCACION, PALANCA DE COMPETITIVIDAD (2)

Escrito el 9 febrero 2014 por Manuel Bermejo en Uncategorized

Queridos emprendedores,

Si estamos de acuerdo en que la educación es vital como palanca de competitividad, vamos a pensar un una nueva educación

Para empezar, y teniendo en cuenta el objeto de este blog: ¿Por qué no incluir la gestión emprendedora en los planes de estudios de colegios y universidades? La educación ayuda a crear una sociedad más emprendedora, en la que habrá más oportunidades y, por tanto, será más libre y mejor. He vivido en primera persona el efecto benéfico que supone incorporar al curriculum académico de programas de postgrado cursos de creación de empresas. Fui el primer Director del MBA del IE que decidió dotar al programa de un módulo obligatorio de gestión emprendedora justo al inicio del Máster. El porcentaje de graduados del IE que hoy desarrollan una actividad emprendedora es enorme. Inocular la semilla emprendedora despierta vocaciones emprendedoras. La experiencia y know-how en esta materia de las escuelas de negocios es muy notable y podría ser aprovechada para su inclusión en todas las etapas formativas. Es muy precisa una educación que desde la infancia hasta el final del ciclo colabore a desarrollar capacidades como la creatividad, la innovación, el pensamiento crítico y la detección de oportunidades, un pensamiento transversal que permita integrar conocimientos tal como se demanda para ser líderes emprendedores. O la potenciación de habilidades interpersonales que van a formar parte de la actividad cotidiana del emprendedor. Una educación en la que alguien te diga de vez en cuando que lo que estás aprendiendo puede servirte para emprender tu propio negocio o hacer crecer el negocio de tu familia si es que existe o el negocio en el que trabajes por cuenta ajena . Y una educación que también destaque la trascendente contribución que los emprendedores juegan en las modernas sociedades. Nuestros hijos tienen que tener referentes de emprendedores, sociales y empresariales, y no sólo idolatrar a Messi o Beyoncé. Sólo así tendremos más actitudes emprendedoras de las que tan necesitados estamos. A través de la educación tenemos que hacer entender que el papel de los emprendedores en la sociedad global que nos toca vivir es fundamental si queremos tener un entorno sostenible en términos de empleo, riqueza y bienestar.

Otra perspectiva. Las fábricas, las empresas, cada vez van a estar más automatizadas. Con luces cortas podemos pensar que eso penaliza al empleo pero con mirada larga debemos contemplar una oportunidad para generar empleos de más calidad y valor añadido. Ese es el
reto de los países con ambición ganadora en la sociedad del cambio. Claro que sin hacer evolucionar la educación esto resultará imposible

Y una última. Se sigue enseñando demasiadas veces con herramientas y mentalidad del siglo pasado. Se enseñan cosas que hoy ya no son de ninguna utilidad. Estamos en la era de las tecnologías. Habrá que enseñar en entornos tecnológicos avanzados y habrá que enseñar las habilidades propias de esos entornos. Muchos de los trabajos que existirán dentro de cinco o diez años estarán basados en tecnologías que hoy no existen. Los planes de estudio deben construirse también con el aporte de empresas que tengan esa visión de futuro.
Insisto, la EDUCACION debe ser auténtica cuestión de Estado. Los países que entiendan esto van a tener mucho ganado. El nombre del juego en el mundo global es competitividad. Y, definitivamente, la EDUCACION es palanca básica de la competitividad.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

1 2 3 24