28
abr

Inauguro este blog y quisiera hacerlo alzando mi voz para poner en valor el papel que hoy juegan los emprendedores y las familias emprendedoras. Hoy más que nunca es importante tener claro que el papel del empresario en nuestra sociedad es cada vez más relevante: gran parte del empleo procede de la iniciativa privada, como también de este esfuerzo proceden numerosas ideas innovadoras de las que todos nos beneficiamos o una importante porción de los impuestos que permiten mantener el estado de bienestar. En este punto creo debería haber  una coincidencia muy notable y creciente en personas de ideología política muy diferente. Lo digo ahora que rebrotan los reductos que aún cuestionan el capitalismo, la libertad individual y la propiedad privada.

Si llevamos este pensamiento al terreno del lenguaje nos encontramos alguna sorpresa que tal vez no sea casual. Es curioso advertir cómo ha surgido una palabra que cada vez se utiliza más para denominar al empresario: emprendedor. Pareciera que esta denominación sintetiza el consenso sobre el importante papel que cabe otorgar al empresario en el mundo actual. La  palabra emprendedor se presenta hoy como una palabra políticamente correcta,   con una evidente connotación positiva. Hace referencia al creador y gestor de empresas que se aleja de los peores tópicos decimonónicos existentes alrededor de la figura del empresario usurero y explotador. El emprendedor es, pues, persona que aglutina capacidad de innovación  para identificar e implantar una oportunidad de negocios innovadora, que cuenta con una mentalidad global, que desarrolla relaciones de largo alcance con su entorno, que actúa con una visión estratégica y que con pasión se afana en implantar con éxito su idea. Y ese carácter emprendedor hay que otorgárselo también a tantas y tantas familias empresarias en España y en el mundo que tanto han contribuido por generaciones  al progreso de nuestra sociedad.

Necesitamos verdaderos emprendedores que creen riqueza y sustituyan la maléfica labor de los especuladores. Verdaderos emprendedores y familias emprendedoras que sean referentes sociales.

Así las cosas, no estaría de más demandar a nuestros gobernantes que sean mucho más audaces en sus políticas de apoyo a la iniciativa empresarial, empezando por la educación. Que hagan evolucionar modelos formativos que permanecen inamovibles para que, entre otras cosas, desde los colegios, nuestras niñas y niños aprendan a respetar el papel de la clase empresarial en la sociedad de hoy. Será la mejor manera de asegurar a futuro vocaciones emprendedoras de las que estamos muy necesitados. Creo que una sociedad más emprendedora será una sociedad mejor, con un mejor futuro por delante.

Bienvenidos, pues, a este blog en el que espero creemos un espacio de respeto y libertad para compartir ideas y experiencias en el ámbito de la empresa familiar

Comentarios

Padreyemprendedor 28 abril 2010 - 11:25

Como padre, todos los días lucho para inculcar a mis hijos los valores que actualmente la sociedad rechaza como trabajo, esfuerzo, respeto, integridad, etc.. Agradezco encontrar un lugar donde poder compartir inquietudes similares. Saludos.

Mauricio Yury 28 abril 2010 - 23:54

Estoy plenamente de acuerdo. Incluso creo que más allá de la creación de empleo y de riqueza, la mera expansión de las fronteras de la innovación y de la creatividad en el mercado, justamente a través de la materialización del espíritu empresarial, ya sea en el formato de negocios, de iniciativas sociales, o incluso de desarrollos sin fines de lucro, son elementos esenciales en el devenir del mundo moderno y en la consolidación de sus bases económicas y sociales de cara al futuro.

Complementariamente creo que es en la empresa familiar, precisamente porque los propios nombres de familia o apellidos se exponen en la “línea de fuego”, donde resultan absolutamente protagonistas los alcances de la ética empresarial y de la responsabilidad corporativa, así como la puesta en práctica de valores clave como son el trabajo arduo, la perseverancia, la integridad, la honestidad, la rectitud, el respeto, la consideración, y la excelencia. Todos elementos que distinguen a los verdaderos emprendedores y a las familias emprendedoras que contribuyen de manera real y efectiva al desarrollo de sus comunidades y naciones.

Vicente Sánchez Cuenca 29 abril 2010 - 02:22

Se me hace muy agradable a la vez que necesario esta iniciativa de apoyo, defensa, promoción… de los “locos” que se nos ocurrió un día iniciar una actividad profesional por cuenta propia, continuar el desarrollo de una empresa familiar o lo que sea.

Gracias pues lo primero por la iniciativa.

Estoy de acuerdo en que es necesario llevar este movimiento a la educación e introducir esta cultura de que hay otra forma de trabajar que por cuenta ajena, teniendo en cuenta que muchos de los universitarios quieren ser funcionarios o trabajar en una entidad bancaria.

A esas edades va siendo muy difícil cambiar esa forma de pensar, de ahí la importancia de empezar por los colegios.
También coincido en la necesidad de implicar a los gobernantes para que sean mucho más responsables con las empresas, porque después de haber logrado crear esa expectativa emprendedora desde los colegios, no sirve de mucho si el sistema no premia esa actitud innovadora de crear valor, empleo, etc. si además recela a la vez que fiscaliza tus cuentas, dejando por otro lado sin control la economía sumergida que crea una gran competencia desleal a las empresas que ya tributan y generando un fraude fiscal.

Bueno ya me he desahogado un poco, pero realmente creo que se nos mira con demasiada exigencia a los que ya tributamos y se da mucha manga ancha a toda aquella economía que no genera valor para la sociedad y resta en general al tejido empresarial.
Un saludod

Patente de Corso 3 mayo 2010 - 11:34

Sr Bermejo:
muy interesante su blog, como la mayoría de sus escritos anteriores. Me gustaría que dentro del arco que cubre la empresa familiar, dedicara un poquito de tiempo y escritos a las pymes, que aunque no sean empresa familiar en el término más aceptado si forman una pequeña familia de trabajadores.
un saludo muy cordial y enhorabuena por su blog.

Manuel Bermejo 27 mayo 2010 - 13:37

Hola patente de corso, justamente escribi hace poco sobre las empresas gacela que para mí debe ser la orientación que sigan las pymes. Gracias por la sugerencia e insitiré en ello,

Paloma Bellido 4 octubre 2011 - 12:23

Hola Manuel!

El otro día escuchando la radio, oí una buena noticia para nosotros. En la ESO han incluido una nueva asignatura optativa, llamada “Emprendedores”.

http://www.elconfidencial.com/sociedad/2011/nuevas-asignaturas-20110728-82033.html

¡Espero que en este foro nos cuentes algo sobre ello!

Un abrazo,

Paloma Bellido

Dejar un Comentario

*