31
May

LA EMPRESA FAMILIAR EN REPUBLICA DOMINICANA

Escrito el 31 Mayo 2010 por Manuel Bermejo en INTERNACIONAL

Queridos emprendedores, hace pocos días nos visitó en el IE Business School el Presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, con quien converso en la foto adjunta.

 

Tuvimos ocasión de compartir mis experiencias en Dominicana, no precisamente de turismo…por desgracia. Desde hace años acudo por allí a trabajar con varias empresas familiares dominicanas y a participar en los eventos formativos del Family Business que lanzó mi buen amigo Ney Diaz, Presidente de Intras.

He tenido oportunidad de compartir mucho tiempo con empresarios familiares dominicanos y siempre destaco su elevado nivel de formación y su preocupación por gestionar empresa y familia con los más altos estándares de calidad. Creo que en la clase empresarial dominicana está muy inculcada la idea de dotarse de un gobierno corporativo fuerte que permita dirigir las empresas con rigor y profesionalidad. También percibo una gran preocupación por la ética y los valores, cuestiones que ya sabéis en la que insisto siempre.

Y a nivel gubernamental el discurso del Presidente, como tuvimos ocasión de compartir en el Foro de Liderazgo del IE Business School, es sólido y con un plan de futuro claro para ir creando una nación  que cada vez aporte más valor añadido, con profesionales bien educados y con una idea clara de sociedad del conocimiento.

Auguro un buen futuro a un país por el que siento un afecto muy especial y del que siempre hay cosas interesantes que aprender.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Maria Dolores Vicente 31 Mayo 2010 - 23:50

Estoy de acuerdo en tus comentarios, pero lamentablemente aunque los discursos sean sólidos y se vean creibles en el largo plazo es necesario dar muestras de valor y transparencia en el corto plazo que soporten así su visión de largo/mediano plazo.

Vicente Sánchez Cuenca 1 Junio 2010 - 23:56

No paro de darle vueltas toda la tarde a una idea que me a surgido a colación de la reforma de la Ley de la Reforma Laboral, y que en buena manera puede definir la posición y visión que se tienen de las empresas.
Ya sabemos los tipos de contratos que existen en el mercado y lo que cuestan los despidos.
Parece que el sistema ideal para los sindicatos es que el empleado tenga un fácil acceso al régimen laboral y una salida económica digna y asegurada, mientras que por el otro lado el empleador quiere tener acceso a los empleados de una manera fácil sin que esto le pueda costar mucho dinero en un futuro.
Con el despido libre, las contrataciones serían fáciles para ambas partes y no tendrían el coste que tanto teme el empleador, pero el empleado se queda sin su salida económica.
Supongamos que el importe de “salida digna económica” se fije en 20 días por año y que el empleador incluya la parte proporcional en la nómina del empleado y que dicha cantidad se ingrese en un fondo que gestione el estado o de los sindicatos bajo tutela del estado y cuando se produzca la salida del empleado por las causas que ahora serían improcedentes, el empleador cobraría de ese fondo, sin que el empleador le cueste dinero porque ya lo ha pagado.
Si por otro lado el empleado encuentra una mejora de empleo en otra empresa, el fondo devolvería el dinero aportado por el empleador a este y si se jubila, lo mismo.
Esta figura da mucho margen para manejar diferentes expectativas.
Por otro lado para que esta nueva situación no sea un gravamen para el empleador, se podría bajar el tipo impositivo del Impuesto de Sociedades, con lo cual creo que se cierra un ciclo muy alentador para todos.

El empleador adelanta el dinero, que por otro lado se tendría que provisionar aunque no es obligatorio, que debería de abonar al empleado en caso de despido, que por otro lado se le devolverá incluso con intereses cuando el empleado termine su vida laboral.
Además al existir una rebaja en el Impuesto de Sociedades el empleador puede afrontar más holgadamente inversiones para el crecimiento, mejorando la oferta de empleo.

Barajad la cantidad de oportunidades que pueden salir, por ejemplo con las jubilaciones anticipadas.
Seguro que tendrá fisuras pero a simple vista parece buen sistema.

Gracias por leer.

manuel bermejo 4 Junio 2010 - 11:17

María Dolores, es importante combinar consistentemente el discurso de medio/largo plazo con la acción táctica de corto. En todos los ámbitos: personal, empresarial, político…Ahora bien, centrándonos en este caso me parece importante que los gobernantes tengan un plan estratégico de país. Muchas veces les criticamos por moverse sólo a ritmo de las elecciones y los sondeos.
Vicente, buen punto. Desde luego urgen varias reformas, y la laboral desde luego. Pero además de reforma laboral habría que pontenciar una ética del trabajo, que permita premiar a quien lo hace de manera comprometida y da resultado, y no cargar con los lastres.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar