21
Jun

Queridos emprendedores,

Se está incidiendo mucho últimamente, al menos en los medios de comunicación, en una cierta espiral de conflictos en la empresa familiar. No tengo tan claro que esto sea ciertamente así. Puede que también la prensa se haga eco con más facilidad de las situaciones problemáticas al ser más noticiables, siquiera por el morbo que supone el enfrentamiento descarnado entre familiares.

En todo caso tratando de racionalizar la situación de conflicto en la empresa familiar más allá del peso de lo emocional que se concentra cuando   mezclamos negocio y familia, amor y dinero, creo que hay dos factores relevantes que pueden ayudarnos a comprender mejor esta problemática.

Por un lado pensemos que están coexistiendo en muchas empresas familiares dos generaciones con extraordinarias diferencias, quizás como nunca hubo. Aún asumiendo un punto de exageración comparemos estos perfiles:

 

No parece fácil que perfiles con valores y formas de entender la vida tan diferente convivan de manera armónica en el seno de una familia empresaria.

Por otro lado pensemos que la crisis económica ha producido serios ajustes en muchas empresas para atajar caídas de ventas o dificultad de acceso al crédito. En definitiva, escasean los dineros. En esas circunstancias duras muchas veces el ser humano saca lo peor de sí mismo. Siempre oí decir en mi casa que en los momentos de dificultad es cuando se ve la calidad humana de cada cual. Cuando aprieta el cinturón y hay que dejar de pagar dividendos o poner patrimonio familiar para avalar un crédito y soportar el funcionamiento de la empresa pueden surgir tensiones de consecuencias dramáticas porque aflora el conflicto de interés que existe en toda empresa familiar.

Las familias empresarias tenemos que aprender a convivir con este entorno, asumirlo aunque cueste y aprender a entendernos. Eso solo se hace dedicándonos mucho tiempo a comunicar, comunicar y comunicar, compartiendo un proyecto común gestionado bajo ciertos valores compartidos.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

 

Comentarios

javier macias 29 Junio 2010 - 12:51

Estoy de acuerdo. Además me gustaría añadir que, a mi modo de ver, el conflicto entre generaciones se muestra como una constante en el ser humano. Puede que en épocas de crecimiento continuado estas diferencias se muestren más suavizadas que en épocas de revolución como la que estamos viviendo. En ambos casos pienso que el conflicto puede considerarse como la antesala del cambio y que la responsabilidad de ese cambio corresponde a la siguiente generación. Creo que de nosotros depende, como siguiente generación, provocar una guerra o utilizar la vía diplomática para resolver los conflictos y facilitar un nuevo equilibrio en las relaciones personales.

Manuel Bermejo 29 Junio 2010 - 12:57

Javier, muy enriquecedor tu comentario. Sinceramente creo más en las relaciones gana-gana y por eso apelo al entendimiento. Debemos tratar de agotar las vías de entendiemiento para que TODOS participemos del proyecto familiar. Por degracia a veces esto no es posibe, los intereses particulares prevalecen y llega el momento de tomar decisones más duras. Pero incluso en esos momentos es mejor romper con elegancia, si las circuanstancias lo permiten. La ruptura dura marca para siempre en el terreno personal y empresarial.

Mario Flores 4 Agosto 2010 - 19:46

El tema de empresa familiar es muy importante en las empresas, es por esto que la Universidad de Monterrey organiza del 18 de agosto al 30 de noviembre a su Taller: Acuerdos familiares para preservar la empresa familiar, con el objetivo de:

Identificar los asuntos sensibles en la relación de la familia en la empresa que requieren discutirse para evitar desacuerdos y disputas entre los miembros de la familia propietaria que pueden hacer desaparecer la empresa y quebrantar la unión familiar.

Mayores informes:
Tel: +52 (81) 8215-4800
Lada sin costo: 01 800-801-UDEM
educacioncontinua@udem.edu.mx

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar