6
Jul

FELIPE GONZALEZ PROPONE VINCULAR EL SALARIO A LA PRODUCTIVIDDAD

Escrito el 6 julio 2010 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Queridos emprendedores,

 El ex presidente del Gobierno Felipe González plantea que “al menos dos terceras partes” de las retribuciones de los trabajadores se vinculen a su productividad. Según la agencia Europa Press, González insiste que el principal problema de la economía española “es de productividad” y, por tanto, la negociación para la reforma laboral “debería de haber empezado por saber” cómo se aumenta “la productividad por hora de trabajo”. El ex jefe del Ejecutivo nacional dio a conocer estos planteamientos en el transcurso de la conferencia que, bajo el título Crisis y futuro, pronunció en la Asamblea de Extremadura como cierre de las Jornadas sobre bosques, cambio climático y crisis en el espacio rural europeo, organizadas por el propio parlamento regional y por la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente (Aeefor).

El ex presidente sostiene que el aumento de esta variables “sólo se consigue” por “dos procedimientos que son complementarios”, el primero de los cuales es “vincular la retribución, por los menos en las dos terceras partes, a la productividad”, a fin de que “haya un mínimo de seguridad”. Felipe González insiste además en que “si no se vinculan los salarios a la productividad”, al final “el que trabaja más con la misma retribución termina siendo el tonto de la pandilla”. El segundo procedimiento, en su opinión, consiste en incorporar formación profesional e I+D+i en el tejido empresarial, “como tarea pública y de la empresa”.

Por otra parte, el ex presidente del Gobierno aboga por “descentralizar la negociación” porque “el mismo salario de convenio para todas las empresas de un sector, a unas les viene divinamente y ganan mucho dinero y a otras las jode vivas”.

 

Hasta aquí me limito a recoger la información de las agencias. Si preguntamos a muchas familias empresarias y emprendedores por su valoración de estas palabras de González estoy seguro que de forma mayoritaria se unirían a sus tesis. Como también muchos empresarios suscribirían la apuesta por la energía nuclear que predica ahora Felipe González y, cómo no, su gran apoyo al fenómeno emprendedor.

La pena es que estos postulados no se lleven a cabo mientras uno tiene la responsabilidad de dirigir el país. Entonces, el gobernante es presa de la ideología. Ideología que, por otro lado, permanece inalterada desde hace décadas cuando el mundo era bien distinto. Ciertamente es un desastre para nuestras sociedades no contar con líderes que tienen una amplia visión de las cosas y una dilatada experiencia y tener que ser guiados por quienes apenas cuentan con un curriculum profesional que sustituyen por su fidelidad inquebrantable a un partido político.

Creo que la ausencia de talento en la vida política es otro de los grandes problemas de nuestras sociedades del siglo XXI. ¿No os parece?

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!….

Comentarios

CRISTINA 6 julio 2010 - 12:20

También sería cuestión de plantear, Sr Gonzalez, cúal es la productividad de los ex presidentes y ex ministros y porqué cobran un sueldo vitalicio…. no le parece?

Jose 6 julio 2010 - 12:31

¡Ay, Manuel, cuanta razón te asiste en tus comentarios…! Resulta que cuando nuestros gobernantes políticos tienen la capacidad para poder ir sembrando las semillas de un cambio del modelo retributivo potenciando habilidades que permitan incrementar la productividad y la incorporación de nuestras jóvenes promesas al mercado de trabajo, la estructura del poder que les ha llevado hasta allí les encorseta toda aspiración de innovación y dinamismo para que todo siga igual o parecido… La pregunta que cualquiera de nosotros se puede hacer inmediatamente después es la siguiente: ¿Por qué no vamos hacia listas abiertas y empezamos a abrir la posibilidad de votar a candidatos (y no a partidos)? De esta manera, aún con las servidumbres que esto necesariamente conlleva, la libertad de voto de los candidatos podría resultar mucho más enriquecedora y versatil… ¿no os parece?

José Luis Rodríguez Iglesias 6 julio 2010 - 12:51

Manuel,

No conozco a ninguna familia que haya puesto al frente de su empresa a alguien “porque es joven” o porque “traerá nuevos aires”. Tampoco conozco a ninguna empresa que cuando vaya a contratar a un nuevo directivo, se decida por una “lista cerrada de directivos”, y desde esa listea le asignen a quien haya decidido “el hacedor de la lista”.
Es decir, si los méritos personales y la responsabilidad individual tuviesen más repercusión en la política, probablemente dejaría de ser una actividad que repele al talento.

Un saludo y ánimo con el calor.

Javier 6 julio 2010 - 13:47

Totalmente de acuerdo con tus reflexiones.
Es un debate en el que nadie quiere entrar por motivos obvios, falta de talento como apuntas y cobardía, pero tarde o temprano alguien tendrá que hacerlo, y espero que cuando lo hagan regulen también la productividad de los empleados públicos.
Saludos

Manuel Bermejo 6 julio 2010 - 16:14

Cristina, puestos a replantearnos todo tu pregunta es válida. Yo creo que tendría sentido esa asignación vitalicia si cumplieran una función concreta que oportase un valor real. También es un modo de compensar su tarea puesto que la política no está bien remuenrada. Creo que en España el Presidente del Gobierno cobra alrededor de 90.000 €, una cifra modesta para su responsbailidad, todo hay que decirlo

Manuel Bermejo 6 julio 2010 - 16:16

Hola José, claro que las listas abiertas primarían la acción concreta del gobernante y no quedaría camuflada en medio de una lista cerrada. Y eso en el fondo provocaría la necesidad de contar con gente realmentetalentosa en la dirección de las administarcione spúblicas y no simplemente con personas de fidelidad infinita al partido

Manuel Bermejo 6 julio 2010 - 16:19

Hola José Luis Rodríguez….creí que el señor presidente del Gobierno se nos había unido al debate. Muy bueno tu comentario. Claro que considero que de la gestión empresarial se podrían extraer muchas lecciones para la acción del gobierno de la “cosa pública”. El problema es que hay muy pocos empresarios que se acerquen a la política. Al menos, en España.

Manuel Bermejo 6 julio 2010 - 16:20

Javier, efectivamente el debate de la productividad es capital. Y no parece que se quiera abordar a fondo efectivamente. Es crítico ser productivo para competir en este mundo global, donde cada día es más complejo susbsistir cón éxito. Gracias por el comentario

Jaime izquierdo 7 julio 2010 - 10:06

Querido Manuel,

Se dice que “el que a los veinte años no es de izquierdas no tiene corazón, y el que a los cuarenta no es de derechas no tiene cabeza”… Me resulta curioso comprobar cómo pasan los años por González, Leguina…

Está claro que para salir de esta situación hay que buscar soluciones radicalmente distintas, y reflexiones como la de Felipe González que traes aquí al menos abren la oportunidad de debatir, y es muy interesante que personajes como él abran la caja de las galletas, porque cualquier iniciativa desde cualquier otro lado (empresa, derecha política, Europa, etc.) es recibida con sonrisa socarrona y rechazo extraordinario.

Por ejemplo, el otro día se me ocurrió decir en voz alta que me parece totalmente desfasada la vinculación de la indemnización por despido a la antigüedad, y que me parece absurdo negociar un “número de días”. ¿Por qué merece 450 días más de indemnización un empleado que lleva 16 años que uno que lleva 6? ¿De verdad hay esa diferencia de valor real en su aportación? Y si es así, ¿no sería más justo reflejar esa diferencia directamente en su salario? Como no me gusta rechazar algo sin dar alternativas, propuse que en caso de despido el empresario debiera depositar el salario de seis meses en una cuenta controlada, de forma que el despedido pudiera seguir cobrando su sueldo y cotizando mes a mes durante esos seis meses (equivalentes a la indemnización de 45 días por 4 años) antes de acogerse al subsidio de desempleo, de forma que el empresario pudiera recuperar el saldo si el despedido encuentra trabajo en ese tiempo (es decir, en la práctica, acaba con la indemnización por despido, pero ofrece una garantía alternativa). Seguro que esta medida no es perfecta, pero entiendo que sirve para abrir el debate porque tiene ventajas, la primera que el empresario pasa a tener el mismo objetivo a corto que el despedido, que es encontrarle un nuevo empleo y cuanto antes mejor. Casi me despellejan… 🙂

Por otro lado, estoy totalmente de acuerdo con los comentaristas anteriores en que tenemos que empezar a exigir un sistema de elección mediante listas abiertas. Si queremos salir de ésta tenemos que apostar por la talentocracia y no por la ideología.

En cuanto al comentario sobre la productividad de los empleados públicos, como muestra vale un botón: en este artículo (http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/numero-funcionarios-rompe-primera-barrera-20100503.html) se puede leer que el 33% de los asalariados de Extremadura trabajan para la Junta… eso es una barbaridad. La reducción de salario a los funcionarios es, por definición, injusta. Un ERE selectivo habría sido mucho más efectivo, pero viendo cómo está el patio, me temo los que habrían mantenido el puesto habrían sido los más fieles y no los más productivos.

Muchas gracias por la oportunidad de comentar y un saludo muy cordial,

Jaime

CARLOS 7 julio 2010 - 17:02

Querido Manuel, al menos leer este tipo de reflexiones parece que te alegra un poco el día y que ves un poco de luz…, sino todo lo que se habla, oye y debate popularmente, no son más que miserias y lamentaciones.
Creo que aquí el que antes deje de llorar y lamentarse y antes se ponga a trabajar buscando alternativas, dispondrá en breve de una ventaja importante frente a su competencia.
Ya que habláis de funcionarios, de los 5M de parados actuales, cuántos son funcionarios?
Y si pensais lo mismo que yo, por qué? porqué han hecho un examen que los protege vitaliciamente aparte de otras preferencias que tienen?

Manuel Bermejo 7 julio 2010 - 18:00

Querido Jaime, gracias por incorporarte al blog. Desde luego que aquí tienes una plataforma para expresar y compartir tus ideas. Creo que en España hace falta más sociedad civil.

Manuel Bermejo 7 julio 2010 - 18:02

Carlos, como digo siempre en mis clases más “hay que ” y menos “es que”. Me alegra que te haya animado leer estas ideas. Animo y adelante!!!

José 4 agosto 2010 - 22:54

Felipe González nos sorprende de vez en cuando descubriendo la pólvora, el arroz con leche o el ali-oli, ahora le toca a la retribución variable.

¡¡Ha descubierto la retribución variable!!.

Y nadie, en un PSOE enfermo, contesta a estas simplezas que nos regala.

La democracia hace milagros, los hizo para llevar a este individuo a lo más alto.

¿Para cuando la retribución variable para toda la clase política?.

¿Cuando el aumento del paro afectará a sus sueldos?.

¿Cuando el aumento de la pobreza afectará a sus sueldos?.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar