9
Jul

YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL,…(I)

Escrito el 9 julio 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,  

Como no soy políticamente correcto y a mí siempre me gustó el fútbol sin importarme el grado de sofisticación que podría causar por tal afición, me permitiréis que me deleite con este momento histórico que nos ha producido el gol de Puyol y el subsiguiente pase a la final del mundial

 

Obviamente escribo esto antes de la final del  Mundial 2010 y desconozco el desenlace, pero mi intención no es hablar de fútbol sino de la sociedad española y su respuesta ante este gran éxito deportivo.

España entera de desgañita con su grito de guerra: “Yo soy español, español, español, …”. Varios amigo extranjeros me han preguntado que a qué viene tanta excitación al pronunciar esa frase de contenido tan obvio. Imaginemos que, como empresarios, nuestro equipo solo se mostrase orgulloso de su pertenencia  nuestra empresa  en momentos muy puntuales al albur de alguna circunstancia anecdótica. Preocupante, verdad? Enseguida encargaríamos una encuesta de clima laboral o un no sé qué 360 grados.

Creo que, en el fondo, estamos ávidos de valores compartidos. Nos los están quitando. Hay un empeño en enfatizar más las diferencias que las muchas cosas que nos unen. Así, no hay relación económica, social, o personal que aguante. Venga a sacar temas que nos pueden distanciar y enconar. La guerra civil acabó hace más de 60 años y la mayoría de españoles ni vivimos aquel horror, pero venga a seguir dale que dale. En pleno siglo XXI aún no sabemos qué organización administrativa tenemos y se sigue discutiendo al respecto. Si  somos nación de naciones, si el término nación es discutido y discutible…..

Al final (es broma…) va a resultar que la gente se siente más unida por esta bandera y por lo que hay detrás quel famoso cefalópodo

Pero, en serio, no es sano para un país que la gente sienta cierta vergüenza de mostrar su orgullo de ser español salvo cuando la selección española nos da la excusa de sacar ese patriotismo que llevamos escondido. Eso sí es salir del armario.

No es sano que tipos como Blas de Lezo o Hernán Cortés no sean conocidos y reconocidos. Te paseas por el resto del mundo y hay calles, estatuas y plazas dedicadas a personajes históricos que seguramente tampoco aguantarían el test de la leyenda negra.

En fin, las grandes empresas familiares lo son porque comparten valores, tienen su código genético y participan de un proyecto común. Lo mismo pasa con los grandes países. Y yo quiero vivir en un gran país. Así que toca aplicarse en la tarea porque desde la sociedad civil se pueden conseguir muchos logros. ¿Qué pensáis vosotros?

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

A. Suárez 9 julio 2010 - 11:14

Soberbio¡¡¡ Totalmente de acuerdo con tu análisis, aunque yo destacaría en la seleción la figura de Vicente del Bosque persona que, para mí, representa gran parte de los valores a los que hoy en día no se dan mucha importancia,tales como, la lealtad, fidelidad, sencillez, humildad, compromiso, sentido común, respeto, paciencia, etc… A este señor no se le tomaron en consideración todos estos valores en una las empresas españolas más importantes a nivel mundial,el Real Madrid, y su Presidente entonces, el gran Florentino Pérez, apostó por otro modelo con otros valores más “modernos” que, a día de hoy, no se ha demostrado que sean mejores, sino , yo diría, todo lo contrario, ¡¡ sólo a que ver los exitos que está consiguiendo el Rmadrid en los últimos años¡¡¡..
Por cierto, acabo de comprar una bandera de España en un chino y había una cola de gente esperando para comprar banderas de España. Eso sí, he comprado la constitucional; sin el pulpo.

Manuel Bermejo 9 julio 2010 - 11:22

Anselmo, muchas gracias por tu comentario. Desde luego que todo proyecto y la selección tiene a Del Bosque. El líder tranquilo. Me uno al reconocimeinto. Y en términos de gestión emprendedora los chinos nos dan sopas con onada. Hay mucho que parender de su espírutu empresarial.

Francisco Dominguez 9 julio 2010 - 11:27

SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL …

Y lo más genial es que el gol para el pase a la final, lo marca un español de cataluña, orgulloso de serlo y de defender los colores de nuestra patria.

Estoy de acuerdo contigo, Manuel, en que el mal de estos momentos que vivimos es el referente patrio. La ilusión de sentirse orgullosos de quienes somos. Eso tan simple, es un grandísimo potencial para nuestro país.

Si salir del armario, significa sentirnos orgullosos de ser españoles, que cuando acabe el mundial, no se nos vuelvan a meter en los armarios por los miedos sectarios de quienes cuentan mentiras de una España que nada tiene que ver con la que sienten todos los ciudadanos de nuestro país.

Un abrazo a todos y a por ellos

Soy Español, Español, Español …..

España ya ha ganado !. Ahora, que ganen nuestros representantes o no, será anecdota histórica.

Jose 9 julio 2010 - 11:43

Manuel, me uno a tu interpretación a propósito de los sentimientos y sobre todo de los valores; pero quiero compartir una anécdota verídica que me pasó el miécoles, en Bruselas, minutos antes del partido contra Alemania. Resulta que una amiga, funcionaria de la Comisión, solicitó el apoyo simbólico de toda su unidad, puesto que no hay ningún alemán en ella. Pues bien, un compañero húngaro, analista económico, le respondió que el triunfo alemán era más positivo para el economía europea. Como lo oyes.
Hay gente que en vez de corazón desarrolla un segundo estómago.
En fin, y en otro orden de cosas, creo que siendo pulpo, si me dieran a elegir entre Sara Carbonero y Larissa Riquelme, le dedicaría cuatro patitas con sus correspondientes tentaculos (no se me ha olvidado la tilde) a cada una. Y me quedaría la cabeza para rematar.
Un abrazo

Paola Del Castillo 9 julio 2010 - 11:49

En primer lugar saludarte Manuel, me encantó hacer el psef2007. La verdad es que en primer lugar tengo que confesar que no suelo ver el fútbol, y el último partido de España lo vi en un bar y nerviosa hasta el último momento porque pensaba que Alemania iba a meter un gol en los últimos 10 minutos.A mi también me ha hecho reflexionar ver montones de banderas de España colgadas en los balcones, e incluso me sorprendió que una de ellas tuviera el escudo con el águila y los transeúntes pasaran tranquilamente como algo normal. Me hubiera gustado ver las reacciones de las personas en otro contexto, por ejemplo el año pasado por estas mismas fechas hubiéramos visto las mismas banderas y estoy segura que los comentarios hubieran sido algo así como “Valientes fascista”. Yo me pregunto como puede cambiar el significado de una bandera cuando cambia el contexto, algo que por historia está considerado como algo negativo e incluso se rechaza de repente se siente uno orgulloso de ser portador de la misma.

Lo que me resulta triste es que todo esto será una coyuntura, un orgullo que va a durar ¿días, semanas , meses…? En cambio los americanos están orgullosos de su país de su bandera, de ser americano y no les hace falta un mundial para decir yo soy americano, americano…Creo que en este país nos hace falta crear valores, porque si los tiene, que se que los tiene, no se transmite de la mejor forma quizás porque nos hace falta líderes que preste atención a definirlos y por supuesto a transmitirlos. Y pienso que lo mismo puede pasar en las empresas, cada día que pasa pienso en la importancia de los valores para que una empresa salga adelante y más en los tiempos que corren. y creo que para que este país se enriquezca y continúe creciendo, al igual que una empresa familiar, necesitamos conocerlo más y sentirnos español los 365 días del año. Porque si algo ha demostrado este mundial es que somos capaces de unirnos para compartir un objetivo común.

manuel bermejo 9 julio 2010 - 11:54

Francisco, gracias por tu comentario. Estoy más que de acuerdo contigo que debiera aporvecharse esta tesitura para un cambio de mentalidad, pues , si no, será una mera anécdota

manuel bermejo 9 julio 2010 - 11:57

José, impactante la anécdota. Es preocpuate el descrédito internacional de España. A ver si ganamos primero el mundial y empezamos a arreglar las cosas de comer.

manuel bermejo 9 julio 2010 - 11:59

Paola, muy brillantes reflexiones en las que no puedo estar más que de acuerdo. Aún manido, es el símil del bote que necesita que todos rememos en la misma dirección. Por eso enfatizo tanto la idea de que lo básico es compartir un proyecto y unos valores que e slo que ha llevado al éxito a muchas empresas familiares. Garcias por el comentario

montaña benavides 9 julio 2010 - 12:05

que razón tienes… nos sentimos orgullosos pero no nos atrevemos a demostrarlo, los políticos nos han machacado la espontaneidad y la naturalidad de sentirnos miembros del mismo equipo, eso sí nos dejan en contadas ocasiones que gracias a Nadal y a la “roja” podemos respirar, esperemos que esto cambie…

A. Domínguez 9 julio 2010 - 12:22

Muy bueno el artículo. Estoy deseando leer la segunda entrega.
En relación al comentario de Anselmo, manda XXXXXX, como diría aquel, que sean los chinos los que más partido le estén sacando al repentino patriotismo que inunda el país estos días (sólo hace falta darse una vuelta por los comercions que regentan para comprobarlo).
Espero que todo lo que está aconteciendo nos sirva para quitarnos complejos de encima y, de paso, aprender a aprovechar las oportunidades.
Un abrazo

Manuel Bermejo 9 julio 2010 - 15:17

Hola Montaña, gracias por tu comentario. Claro que Nadal, o la selección española o Gasol o Contador o F. Alonso..u otros tantos de portistas de élite españoles nos provocan ese orgullo de ser españoles. Pero que eso impregne en la sociedad más allá de estos momentos de gloria depende de nosotros mismos. Hay que decir lo que pensamos, hay que ser valientes y crear climas de opinión para que esto forme parte de la agenda de prioridades de nuestros gobernantes.La sociedad civil tiene que poner en marcha sus mecanismos para hacerse oir.

Manuel Bermejo 9 julio 2010 - 15:20

Alberto, gracias por participar con tu comentario del blog. Creo que necesitamos más espíritu emprendedor. Llevo años oyendo lo de la crisis del pequeño comercio, sin embargo los chinos del “todo a 100” no paran de crecer. Son trabajadores y proponen modelos de negocio muy adaptados a las nuevas demandas sociales (horarios, gama, precios,…)

C. Dominguez 10 julio 2010 - 17:27

Como me dijo un día un buen amigo, “cuando establezcas relaciones comerciales con una empresa, conoce a su dirigente si este es un inepto, al resto del personal mejor no conocerlo”. Que podemos esperar de nuestra Nación cuando ya en los años 70 se establecieron las bases para desunirla. Es un país carente de valores comunes, ya que nuestros dirigentes se han preocupado seriamente de eliminarlos. Lo que ahora prima es lo que ya dijo nuestro actual presidente, “nos beneficia un poco de crispación”. Vamos cuesta abajo, una veces más deprisa que otras, pero lo peor, es que creo que es imparable.

Hablando de los chinos, sociedad con la que estado muy vinculado. No es sólo que sean emprendedores, es que hay un proyecto común para el que todos están remando en la misma dirección, ¿les suena esto a algo?, UNION. A parte, sus dirigentes, al contrario de los nuestros, han conseguido un cambio de mentalidad, cada día hay más ciudadanos chinos que se sienten muy orgullosos de serlo. Precisamente han emprendido el proceso contrario a España, evidentemente, las diferencias son notables, y ese proceso, al igual que el nuestro, va a ser muy difícil pararlo, pero la diferencia es que ellos van hacia arriba y nosotros, vamos cuesta abajo.

Me encuentro en estos momentos trabajando fuera de España, y no os podéis imaginar, lo unidos que estamos todos los expatriados que estamos por aquí, y que es lo que tenemos fundamentalmente en común, ser españoles.

Estimado Manuel, me encanta tu blog, un abrazo desde la India.

Javier Pérez 11 julio 2010 - 13:00

Desafortunadamente algunos de nuestros políticos han manipulado ciertos términos (rojos y azules) y hechos históricos con fines electoralistas, y con el objetivos final de distanciar a los diferentes segmentos de la sociedad española. Todo esto me parece un vulgar mecanismo de desestabilización, al mismo tiempo que se desvía el foco de atención de los problemas reales de la sociedad y se fomenta la ignorancia (Tele 5). Entre ellos, destacar la falta de productividad y profesionalización de la empresa privada (como reflejo directo de las ineficiencias del espectro público-político).
Lo mismo nos toca emigrar a países corporativamente más fertiles…
Un cordial saludo a todos, y que ganemos esta noche!
Javier Pérez

Manuel Bermejo 11 julio 2010 - 16:01

Carlos, totalmente de acuerdo contigo. Gracias por seguir el blog y suerte en la India

Manuel Bermejo 11 julio 2010 - 16:02

Javier, gracias por tu comentario. Lo de los medios de comunicación es algo de lo que tendremos que comentar con detenimiento pues su papel en la sociedad actual es bien relevante. Y a ganar hoy, clar que sí!!

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar