1
Feb

RETENCION DEL TALENTO (II)

Escrito el 1 febrero 2011 por Manuel Bermejo en RETOS DE NEGOCIO DE LA EMPRESA FAMILIAR

Queridos emprendedores,
Por lo que me comentan varios seguidores del blog ha sorprendido lo que expuse en mi pasado post que titulaba “La retención del talento (I)”.
En primer lugar me reafirmo en mi idea acerca de la extraordinaria relevancia de captar y retener talento y la correlación entre talento y competitividad de una empresa.
Por lo que me sugieren varios lectores creo que hay una seria discrepancia entre la percepción de las cosas en relación a la contratación y gestión de personas entre empleadores y empleados.
Como ya señalaba muchos empresarios advierten la dificultad de atraer a jóvenes profesionales por la pérdida de atractivo que está sufriendo España y se quejan por las pretensiones, excesivas a su juicio, de los potenciales empleados en términos de empleo, compromiso, condiciones laborales,….
Por el contrario los jóvenes observan la realidad con otra perspectiva. Recojo literalmente un comentario que me hacía un seguidor del post:
“Si se quiere contratar talento, es muy sencillo:
– Pague bien: si el candidato lo vale, no espere a que venga a pedirle un aumento de sueldo, porque si no, lo más probable es que cuando venga a su despacho sea para decirle que se va a buscar pastos más verdes. Y no será un farol.
– Deje a los trabajadores campo para desarrollarse. Perspectivas, un plan de carrera, oportunidades de formación. Los que tienen talento suelen preguntarse qué estarán haciendo de aquí a cinco años.
– Escuche: aunque Vd. sea el directivo, los trabajadores pueden tener muy buenas ideas sobre cómo mejorar el negocio. Déjeles participar en la toma de decisiones. La formación de ‘camarillas’ es un vicio muy español.”

Sin duda la falta de alineamiento es manifiesta. Tal vez el origen haya que encontrarlo en los diferentes valores y estilos de vida que pueden darse entre el empresariado familiar español, muchos de ellos hechos a sí mismos en épocas muy duras de la historia de España, y los jóvenes graduados que nacieron en la España de la democracia y han vivido épocas de esplendor y un entorno tan diferente como el de la aldea global y tecnológica del siglo XXI.
Para muchos empresarios familiares el trabajo es la vida. Para muchos jóvenes el trabajo es una forma de obtener recursos para vivir. Pienso que, más allá de medidas económicas, de educación o reformas estructurales de gran calado que son necesarias por supuesto, es necesario que vayan confluyendo posiciones entre empresarios y asalariados. No puede ser bueno que la realidad sea observada bajo prismas tan distintos. Las familias empresarias deberán hacer una profunda revisión de sus políticas de recursos humanos para estar en condiciones de competir por el talento. Deben entender que la globalidad también supone que las oportunidades están en cualquier sitio.
Vivimos en unas condiciones inaceptables de paro juvenil. Más del 40% de los jóvenes no encuentran empleo. El 25% de los jóvenes desempleados de la UE están en España. Es uno de los grandes retos que debemos abordar y solucionar a satisfacción
Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Paola Del Castillo 2 febrero 2011 - 10:04

Voy hacer un comentario un sector que casi nunca se habla pero ha sido el pilar de la economía española mucho tiempo, y no es otro que el sector primario. A nivel personal pienso que uno de los motivos por lo que este sector se está perdiendo es debido a la no retención de los jóvenes talentos. Tradicionalmente los hijos que no servían para estudiar los padres los ponían a trabajar en el campo, pero ¿Qué ocurre? Que la producción primaria se está quedando absolutamente obsoleta, vas detrás siempre de los demás sectores, a nivel de innovación, accesibilidad e infraestructura. A lo mejor la clave se encuentra en que necesita ser más atractivo para los jóvenes, lo que si está claro es que se encuentra en una situación de renovar o morir,¿por qué no elegir la primera opción con la ayuda de jóvenes talentos?

manuel bermejo 2 febrero 2011 - 11:18

Paola, el sector primario en Europa y España está sufriendo una crisis monstruosa desde hace décadas. Sin duda la falta de interés de los jóvenes es una de las razones, Pero de nuevo, eso ocurre porque muchos no advierten oportunidades en la ganadería y la agricultura. Creo que la PAC ha hecho estragos creando un esquema de subvenciones por no porducir que es nefasto verdaderamente. Gracias por tu aportación y abrirnos una nueva vía de debate

Paloma Bellido 2 febrero 2011 - 11:51

Querido Manuel,

Gareth Jones nos invitaba a reflexionar siempre y de forma sistemática sobre las motivaciones de nuestros trabajadores, la motivación más extendida es el dinero (no me cabe duda), y también el reto (lo que tu llamas carrera), pero las empresas familiares ofrecemos otros valores específicos de nuestra condición, que también enamoran. Así que como tu dices, ¡hay que sentarse a escuchar!

No sé si tendrás previsto un Retención del Talento III, pero con todo lo que estamos oyendo sobre el retraso de la edad de jubilación, ¿por qué no nos hablas también del Talento de los trabajadores más mayores que quedarán cautivos por esta circunstancia? ¿Qué y cómo hacer para mantener motivados y al día a esos trabajadores?

Como siempre, gracias y un abrazo,

manuel bermejo 2 febrero 2011 - 13:14

Paloma. gracias por tu comentario. Creo que si hay enomaromiento entre empresa y empleados todo marcha. Lo importante es crear condiciones para hacer sostenible ese “enamoramiento” para jónenes y no tan jñovenes talentos

Álvaro García 2 febrero 2011 - 20:57

Estimado Manuel,
Desde la perspectiva de la dirección de la empresa familiar quería decir que la retención del talento es un tema vital. La empresa son las personas que la forman, parece algo obvio, pero a menudo nos olvidamos. Una excelente retribución salarial puede llevarnos a pensar que ayuda y mucho a retener el talento y es importante, pero no relevante. Un buen trato humano reflejado en hechos ayuda mucho más (desarrollo profesional dentro de la empresa, escuchar, escuchar y escuchar al equipo, reconocimiento público de las buenas actuaciones). Quien viene por dinero se va por dinero, quien está por amor a la empresa es dificil que se vaya. Sí…. el amor a la empresa se puede conseguir perfectamente (no siendo tarea fácil)

manuel bermejo 2 febrero 2011 - 22:03

Alvaro, gracias por compartirnos tu visión del asunto. Estoy de acuerdo en los dos aspectos que señalas: la relevancia de la retencion del talento y el papel del amor. Ahora bien, respect al amor, creo que hy que alimentarlo siempre, tanto en las relaciones personales como profesionales. Para ello el respeto y la empatía son claves a mi modesto entender. Si respetas al empleado y te pones en sus zapatos es más facil que el “idilio” se prolongue en el tiempo. Esto exige gran esfuerzo, dedicación y tiempo. Muchas veces en la empresa familiar priorizamos la fábrica, el cliente, el proveedor, la nueva máquina y dejamos a nuestra gente en segundo plano, Grave error.

Gonzalo Gaspar 5 febrero 2011 - 18:43

Hola a todos,
Quiero relacionar aquí la comentada e inevitable expansión internacional de las empresas familiares españolas y la captación y retención de talento como arma estratégica por parte de las mismas.
Ya que, en términos generales, las grandes empresas pagan más que las medianas y pequeñas, siendo la mayoría de las familiares de este último tipo, y puesto que en la gran mayoría de los casos hará falta captar talento nuevo para la citada expansión, se me antoja muy difícil captar el talento necesario por parte de las pymes familiares, con lo que el éxito de la citada expansión estaría en peligro.
Paloma, Manuel, es cierto que las empresas familiares pueden ofrecer otros valores que también enamoran, pero desde vuestra experiencia personal ¿no es verdad que esto tiene un recorrido limitado? ¿Qué está ocurriendo en la realidad? ¿Las pymes familiares están sabiendo ofrecer paquetes atractivos y poniendo los recursos necesarios? ¿Los talentosos están creyendo en lo que se les propone y están aceptando dichas propuestas?
Gracias y saludos,
Gonzalo

manuel bermejo 6 febrero 2011 - 17:30

Gonzalo, mi opinión clara es que las pymes familiares deben crecer, y dejar de ser “py” para poder competir lo que exige, entre otras cosas, capacidad de atraer y retener talento

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar