1
Mar

ALIANZAS EN LA EMPRESA FAMILIAR

Escrito el 1 marzo 2011 por Manuel Bermejo en RETOS DE NEGOCIO DE LA EMPRESA FAMILIAR

Queridos emprendedores,  

Cuando leí el “Barómetro sobre los efectos de la crisis en la empresa familiar española”  elaborado y publicado por Fundación EAE, Fundación Nexia y Net Quest el pasado mes de ya me llamó  la atención una conclusión respecto a las alianzas. El 54% de las empresas encuestadas en este estudio afirmaban haber recurrido a alianzas como consecuencias de la crisis. Constato además que no hay consejo de familia, conferencia para empresarios familiares o conversaciones privadas con emprendedores familiares en las que no aparezca la palabra alianza.

Creo firmemente en la alianzas, hasta incluso entre competidores. Me gusta el término “coopetir” pues entiendo que los concurrentes en una industria compiten ferozmente, por supuesto, pero a veces deben trabajar por los intereses comunes de los actores del sector. Y que nadie se equivoque pensando que hablo de cárteles o cualesquiera otras fórmulas que atentan contra los principios de la libre competencia.

Las alianzas le deben servir a las empresas familiares para aportar más valor a sus clientes. En un mundo global, cada vez harán falta tejer más redes por motivos comerciales, logísticos, tecnológicos,….. Nuevos tiempos demandan nuevas soluciones,  nuevas estructuras, nuevas formas de aproximarse a los mercados.

Ahora bien, alianza es compartir. Compartir es tener filosofía gana/gana. No siempre se encuentra uno en la empresa familiar este espíritu sino que en e muchas ocasiones hay planteamientos más cortoplacistas y ayunos de pensamiento estratégico de futuro. Traigo a colación unas declaraciones del presidente de Almirall, Jorge Gallardo, que resumen muy bien el estado de la cuestión: “abogo porque se produzcan fusiones entre farmacéuticas españolas para que la industria del país gane tamaño, a la vez que reconoció que Almirall busca oportunidades de compra en Francia, Alemania, Italia y Reino Unido. La industria española “peca de pequeña”, y calificó de “sorprendente” que no se produzcan “movimientos de fusiones“. Lamento que el capital familiar español tenga “miedo” a perder el 100% del control de su empresa en este tipo de operaciones, que son una de las salidas para crecer

No puedo estar más que de acuerdo con este mensaje de altura. Pongámonos a ello para ser más competitivos. Falta hace….

Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

javier macias 1 marzo 2011 - 14:56

Completamente de acuerdo. Mientras leía me venían a la mente pensamientos sobre las HABILIDADES DE COMUNICACION PERSONAL Y FAMILIAR. Me ponía en el lugar de un empresario, o de varios miembros familiares, cuyo estilo de comunicación les lleva a estar horas y horas reunidos sin llegar a ninguna conclusión operativa; o a tensiones y distensiones familiares; o a tomas de decisión llevados más por la urgencia que por la “pa-ciencia”; o quizá enfrascados en sutiles luchas de poder internas (win-lose); o… ¡Claro! si estoy situaciones como estas y el negocio va bien, a pesar de todo, puedo llegar a pensar: “¡si no nos ponemos de acuerdo entre nosotros, cómo vamos a llegar a acuerdos con extraños que no son de la familia!”. Bueno, en fin, reflexiones en alto. Pienso en la formación en comunicación familiar como una de las “llaves” para las familias empresarias. Gracias de nuevo por compartir el post, ¡excelente!.

Manuel Bermejo 1 marzo 2011 - 16:02

Javier, totalmente aceratada tu reflexión. Siento que a veces a hora s erecurre a las alianzas como estrategia de huida hacia adelante cuando todos esta perdido. Si fuercas alianza de 0+0 el resultado obviamente va a ser 0. Si haces alianzas de 2+2=5 vas a tener que desarrollar nuevas habilidades. Gracias

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar