7
Dic

Queridos emprendedores,

Uno de los asuntos que más debieran preocupar y ocupar a las familias empresarias es su reputación. Construir marca tanto en el ámbito corporativo-empresarial como en el personal-familiar. La reputación va a resultar factor capital para hacer realidad el deseo de continuidad que define una empresa de familia.

Como decía John D. Rockefeller reputación es “hacer las cosas bien y que se sepa”.

Hasta no hace demasiado los empresarios familiares manejaban estos asuntos con carácter general con una estrategia de bajo perfil. Casi que se trataba de pasar lo más desapercibido posible.

Este paradigma se rompe absolutamente con la irrupción masiva de internet en nuestras vidas. Sinceramente no parece que el mantra del “bajo perfil mediático” sea la mejor estrategia para gestionar la reputación corporativa en internet. Es tal la relevancia que doy a este asunto que acabo de publicar junto con Adolfo Corujo, socio de LLorente y Cuenca, un informe titulado “La empresa familiar y la gestión de la reputación en internet“.

 

Sin entrar en mayores complejidades baste decir que para muchas familias empresarias la construcción de una página web es, en el mejor de los casos, un mal necesario. A veces se olvida que la reputación se contruye por comparación y la página web es elemento fundamental de comparación para potenciales clientes, bancos, el talento del futuro, el regulador o cualquier otro stakeholder. De qué vale dedicar recursos a mantener en perfecto estado de revista nuestras instalaciones si la primera y principal impresión de nuestra empresa lo mostramos en internet.

Y todo eso por no hablar del uso de redes sociales. Por más que una familia empresaria piense que esto le pilla muy lejos la realidad es que su hijo puede estar colgando en facebook fotos poco aconsejables y que sin duda ayudan poco en términos de reputación cuando acude a visitar a un cliente o una reunión de empresarios familiares.

La reputación, específicamente y la reputación 2.0., forman parte de ese conjunto de temas importantes, no necesariamente urgentes, que deben formar parte de la agenda de prioridades de las familias empresarias con vocación de liderazgo.

Hasta la próxima, tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

 

Comentarios

Arturo Garrido Velayos 7 diciembre 2011 - 17:48

Apreciado Manuel, no puedo estar más de acuerdo en el tema que expones. Además de hacer las cosas lo mejor que sabes, debes darlo a conocer a la familia-empresaria, a tus clientes, a los empleados, a fin de cuentas a todos tus stakeholders. El uso de las redes sociales y de la página web creo que facilita la tarea, aunque lleva tiempo planificarlo y plasmarlo finalmente en la red. Personalmente, me he visto en esta tesitura en la compañía familiar y he de decirte que cuesta dar el primer paso, porque algunos creen que el esfuerzo y la inversión no merecen la pena. Esto suele darse más entre aquellos que precisamente no están presentes en la red o la usan o entienden poco su potencial. En este sentido, se hace muy recomendable invertir en formación a todos los niveles para hacer ver las bondades de estar presente en la red.

Una página web corporativa bien construida es la mejor de las tarjetas de presentación para tanto quien te conoce como para los que aún no. Denota implicación, dedicación y pasión por las cosas bien hechas, cosa que con el tiempo derivará en buen reputación como mencionas en tu artículo. En el refranero español esto vendría a ser, “No basta ser bueno, sino parecerlo”!

Un fuerte abrazo

Anónimo 8 diciembre 2011 - 09:27

Arturo, me alegra que compartamos esta visión. Como continuador de una empresa familiar debes contirbuir, como comentas en tu comentario, a ir introduciendo innovaciones que adapten familia y negocio a los nuevos tiempos y siempre preservando los valores familiares y empresariales

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar