12
Ene

MARIA CORDON: ESO SI QUE SON BROTES VERDES

Escrito el 12 enero 2012 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
En Julio del 94 una joven alumna del MBA del IE Business School solicitaba al director de su programa permiso para que su padre asistiera a su examen final en el que presentaría un plan de negocios de un nuevo proyecto en su empresa familiar.
La alumna resultó ser María Cordón, hoy Consejera Delegada del Grupo Hospitalario Quirón, quien presentó entonces un business plan de lo que hoy es esta potente compañía; su padre, Publio Cordón, a quien el Grapo secuestraba el día después del examen y el director del MBA del IE era quien esto escribe.
Ayer María volvía al IE a un evento de antiguos alumnos. Si siempre he dicho que hay que poner en valor la contribución a la sociedad de los emprendedores y las familias emprendedoras, en el caso de María y su familia esta aseveración debe hacerse superlativa.
Esta familia ha superado las más duras adversidades personales y empresariales y ahí están liderando un proyecto empresarial modélico.


Ayer María nos dejó muchas lecciones que os quiero compartir. La relevancia de la comunicación en la gestión de la familia y los equipos, la excelente calidad en el servicio, el reto constante de atraer a los mejores profesionales y hacerles sentir orgullo de pertenencia, la creación de un proyecto compartido, la inversión en investigación…. Pero por encima de todo eso, que de por sí ya es muy relevante, destaco un mensaje inequívoco que nos dejó ayer María: se vive una vez y hay que hacer realidad los sueños.
Con emprendedoras como María, con esta ilusión, con estos valores, con esta vocación por el liderazgo, con esta garra este país vamos que si sale adelante. Estos son los brotes verdes que hay que cuidar.
Hasta pronto, tratad de ser muy felices, y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Carlos Gavilán 12 enero 2012 - 20:35

Manu,

Comparto plenamente tu afirmación. Como sabes estuve presente en la charla con María y precisamente me pareció muy relevante la idea de la lucha por un sueño. De hecho ella primero quiso completar el sueño de su padre: tener un hospital en Madrid y luego perseguir los suyos propios. Me pareció muy noble y una lección muy estimulante.

Pienso que todos los emprendedores iniciamos los proyectos empresariales y asumiendo riesgos, renunciando al relativo confort de una buena nómina por cuenta ajena, guiados únicamente por nuestros sueños que son la representación de aquellos valores que nos importan y nos permiten seguir adelante cada vez que hay un éxito y cada vez que hay un fracaso. Este es el segundo mensaje que destacaría de los muchos que María compartió.

Pienso que la visión tan positiva y natural del fracaso en los proyectos que nos trasmitió, como elemento consustancial al espíritu emprendedor, es una contribución muy importante de María para estimular a la gente a iniciar el camino sin complejos frente al riesgo de equivocarse. La creación de riqueza viene por esta via sin duda.

Con gente como María y como tu, que desde esta tribuna tanto contribuyes a fomentar ese espíritu emprendedor, se conseguirá despertar esa inquietud por hacer realidad los sueños y vencer las barreras del conformismo…
Un abrazo,
Carlos

Anónimo 13 enero 2012 - 10:59

Carlos, gracias por participar y ojalá así sea.

PIlar Ortega 17 enero 2012 - 09:25

En tiempos en los que el miedo lo está paralizando todo, da vitalidad y energía ver como personas como María, con las ideas muy claras, que persiguen con empeño sus sueños son capaces de mover las montañas que la vida pone en su camino.

Gracias a ella, al instituto de empresa y a todos los que hacen posible que todo su sabiduría se transmita.

Amalio 18 enero 2012 - 16:32

Hola
Le tengo mucha simpatía a la familia Cordón y más por todo lo que le paso, fue una pena.
Pero hay que recordar que cuando vendieron la aseguradora se quedaron con los hospitales y de ahí (gracias el capital de le venta) pudieron reforzar esa línea de negocio.
No confundamos a los emprendedores con los gestores (de empresas normales o familiares). María no tuvo que montar ninguna empresa de cero. Es una gran gestora (supongo) pero aún desconozco su faceta emprendedora.
En este país se uso la palabra emprendedor para todo…
Y mi más profundo respeto a su padre.
Un saludo,

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar