5
Mar

Queridos emprendedores,

ser empresario no ha sido fácil nunca, antes al contrario. Por eso desde estas líneas siempre ponemos en valor la contribución de tantas y tantas familias empresarias que con su esfuerzo y trabajo tanto han contribuido a la creación de empleo, riqueza y bienestar.

Ocurre que en estos momentos los retos para los sucesores de empresas failiares se han incrementado exponencialmente. La coincidencia en espacio y tiempo de fenómenos como globalización y desarrollo de internet han cambiado profundamente las reglas de juego para las empresas, las familiares incluidas. Vivimos en tiempos de apertura de mercado, más competencia que nos llega de cualquier lugar del planeta, los capitales y el talento son más fluctuantes que nunca, los clientes se vuelven especialmente demandantes y sofisticados, las cosas suceden a velocidades nunca vistas antes, el dinamismo y la rapidez en la toma de decisiones es brutal, … Lejos quedan los tiempos no tan lejanos de economías cerradas y existenacias de oligopolios.

Qué decir de internet, del marketing on line o del desarrollo de redes sociales que están alterando profundamente los viejos paradigmas de comunicación y de relación con el entorno. Si hoy no tienes una buena página web no existes en el concierto competitivo. Si no cuidas la reputación en redes sociales puedes tener problemas

Derivado de estos conceptos aparecen otras estrategias para gestionar empresas familiares. Por ejemplo, las alianzas estratégicas para abordar planes de crecimiento internacional o de diversificación de productos, el private equity para financiar procesos de expansión o desarrollar spin-offs, la correcta gestión de los diferentes stakeholders, la correcta gestión y aprovechamiento como atalaya de pensamiento estratégico de los órganos de gobierno de negocio y familia, la gestión de la diversidad, ….. En suma, gestionar empresas familiares hoy se tornó una tarea más compleja y sofisticada que nunca. A todo esto debemos incluir también el hecho de que las dificultades que ocasiona la crisis también provoca que afloren más conflictos en el seno de la empresa familiar.

Por todo ello, siempre que hay ocasión recomendamos a los nuevos sucesores se preparen especialmente bien, no dejen de formarse, se equipen adecuadamente en términos personales y profesionales y asuman con especial pasión los retos del mundo que les tocó vivir. Son tiempos de cambios, pero también de oportunidades si se está preparado para ello.

Hasta la próxima, sed muy felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Vilma Amaya1275 22 marzo 2012 - 21:09

Buen día.
Considero que el proceso de sucesión o transición es un desafío grande al que se enfrenta las empresas familiares, ya que en ella influye mucho el cambio de liderazgo, la innovación; lo que puede implicar otros desafíos, como la aceptación de los empleados, de los clientes y de los proveedores al realizar negociaciones; claro esta que sí se llevo a cabo un adecuado plan de sucesión, donde hubo una preparación profesional del sucesor a los cambios tecnológicos, de mercado y en otros temas, se comunicó a todo nivel en la empresa y se involucro en la toma de decisiones al sucesor en un tiempo correcto, estos desafíos se pueden minimizar.

Anónimo 3 mayo 2012 - 19:05
Mille L. Jessen 15 mayo 2014 - 09:46

This is a great post. I really learn many new things by your post. Thank you so much.
photo retouching

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar