13
May

UN DILEMA

Escrito el 13 mayo 2012 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Quería plantearos el siguiente dilema. Si en vuestra empresa y vuestra localidad concurriese la circunstancia que tanto la compañía como el equipo de fútbol (o del deporte de referencia en la ciudad) lo estuviesen pasando muy mal y se hiciese una colecta para salvar ambas instituciones: ¿quién creéis que recaudaría más?


De la pasión y compromiso por el deporte hay sobradas muestras en nuestra sociedad que demuestran que muchos ciudadanos apoyan extraordinariamente al equipo de sus amores incluso con aportaciones económicas importantes (pago de abonos, viajes de seguimiento del equipo, compra de merchandising,…)
Sobre el compromiso con la empresa tengo dudas razonables. No creo que la sociedad asuma mayoritariamente el rol de las empresas privadas en las sociedades modernas. Creo que el mal ejemplo que han dado, y siguen dando (patético lo de Bankia recientemente) algunas empresas y sus directivos y consejeros no ayuda nada en la saunción de la empresa como ente aglutinador de intereses de todos quienes concurren en su ámbito de influencia: propietarios, empleados, clientes, proveedores, medio ambiente… Hay una dialéctica dura en muchas capas de la sociedad que aboga por la confrontación permanente entre empresarios y empleados. Sinceramente creo que, más allá de comportamientos perniciosos que los hay y los habrá en todos los estratos sociales, se debe avanzar hacia un modelo de capitalismo mucho más aglutinador de intereses y eso pasa por un esfuerzo de todos quienes concurren en la vida de cada compañía. Palabras como buen gobierno, sostenibilidad, o responsabilidad social corporativa deben ser más que bonitos eslóganes que incorporar en nuestras webs y memorias anuales. En ese recorrido todos deben aportar pasando por eliminar viejo clichés del pasado.
Hasta pronto, tratad de ser muy felices, y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Jose 14 mayo 2012 - 10:40

¡Qué gran dilema! ¡Y qué fácil el acierto en el posible desenlace! Manuel, ¿te imaginas una empresa de referencia en una localidad que pudiera generar ese nivel de entusiasmo y pasión entre sus diferentes grupos de interés? Ese debería ser un fin en sí mismo de cualquier empresa moderna para garantizar el más claro de los principios de una compañía: permanecer viva. Lo verdaderamente interesante es analizar qué valores debe de cultivar una empresa para despertar esta pasión entre sus empleados, accionistas, proveedores, conciudadanos y poderes públicos y sociales que le rodean. Animo a otros compañeros a que expongan sus opiniones sobre estos ingredientes. Por mi parte, inicio la lista con una gestión honrada y transparente, que permita germinar la Confianza entre todas las partes. Solo con altas dosis de confianza se pueden pedir sacrificios en épocas de escasez. Pero la transparencia no es condición suficiente para genarar confianza. También es necesario haber demostrado generosidad y compartición de resultados en épocas de bonanza con todos los grupos de interés, como justo premio a un trabajo en común bien hecho. ¿Cuántas empresas de las que conocéis están trabajando en este sentido? Cuidaros mucho.

manuel bermejo 14 mayo 2012 - 12:24

José, gracias por tu aporte y tu sugerencia de participación que es muy enriquecedor

mariano 14 mayo 2012 - 17:19

Según las estadisticas el 95 % de los concursos de acreedores no consiguen aprobar el convenio de acreedores, liquidandose. Sin estadisticas en la mano me consta que el ratio de convenios aprobados es muy superior en el caso de clubs de futbol en concurso de acreedores, con propuestas de pago que superan los limites genericos establecidos por la ley, y en los que entran incluso las entidades financieras que en otros casos ni se lo plantean. En estos casos no creo que pueda hablarse de compromiso, sino de otra cosa que no sabría definir, pero que sería interesante que alguien hiciera, puede que nos diera alguna clave de nuesttro funcionamiento como sociedad.
Saludos

manuel bermejo 14 mayo 2012 - 18:57

Muy interesante el dato ofrecido Mariano. Seguramente el fútbol en España está tan metido, tan imbricado, en nuestras vidas que se llegan a hacer esos esfuerzos en los concursos de los que hablas.

amador 14 mayo 2012 - 19:24

Particularmente, creo que son motivaciones diferentes. Un club de futbol es una empresa, pero que ofrece un producto intangible. El forofo, hincha y demás aficionados son capaces de trabajar gratuitamente por un club de futbol, cosa que nunca harían por la empresa que les da y que también les enajena su trabajo.
Es una motivación diferente y a veces inexplicable, pero realmente es una característica única del ser humano. Se llama “emoción”. Por el futbol o por cualquier deporte se siente y vive con emoción. En las empresas hay empleados que son más o menos jefes, operarios, administrativos, peones, etc. Pero son todos empleados.
En el deporte y en la competición también hay empleados, pero los que son capaces de darlo todo por un equipo son los “fans” y esto es más fuerte que cualquier incentivo, porque ellos se sienten parte de la historia de un club o de un equipo.

Con todo esto quiero decir, que las empresas deberán evolucionar y tomar ejemplo de las conductas sociales y simplemente porque son las personas que deciden y si trasladamos el termino de personas a Clientes, en todas las empresas hay Clientes externos y Clientes internos. Todos deben estar satisfechos y seguramente primero el interno que el externo.

Un cordial saludo.

María Sigüenza 16 mayo 2012 - 22:47

Muy interesante Manuel y qué cierto. Qué pena da ver a la gente que no se siente parte de un proyecto y son meros ejecutores… La pregunta aquí es ¿Cómo hacer participes a los empleados de las penas? y creo que la respuesta es predicando con el ejemplo. ¿Cómo puedes sentirte parte de un proyecto si no hay transparencia, ves como las personas van saliendo de la compañía pero los jefes siguen todos, te dicen que hay que abrocharse el cinturón pero ves derroches…?
Con esa filosofía, la gente seguirá dando dinero al fútbol que por lo menos les permite disfrutar un rato….

manuel bermejo 17 mayo 2012 - 08:00

María, desde luego apuntas un asunto trascendente: dar ejemplo. Siempre hemos dicho desde este blog que los dueños deben ser siempre ejemplares más que caer en la tenación de abusar de su condición de tal. las organizaciones funcionan cuando una amplia mayoría se siente a gusto, incluos orgullosa d el aperetencia a un proyecto, y se rema en la misma dirección. Gracias por tu aporte

Manuel 18 mayo 2012 - 22:54

Creo que ya hay alguna empresa que levanta esas pasiones… bueno quizás no tantas pero sus seguidores al menos parece que se comportan como auténticos “supporters”. Me refiero a Apple Vs Microsoft, google etc.

¿cómo puede conseguir eso una empresa familiar? pues no sé qué requisitos se tienen que dar pero supongo que cuando el nivel de identificación de los individuos, vecinos, familia con la empresa sea tan alto que tengan que defender SU futuro con uñas y dientes Resalto su futuro porque si la sintieran como suya también tendrían que luchar más que por un puesto de trabajo (que no es poco).

Quizás se de en las empresas familiares que tengan claro carácter paternalista o en aquéllas que ejerzan un liderazgo o generador de opinión tremendamente líder y estratégico.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar