20
Jul

¿LIDERAZGO O CARISMA?

Escrito el 20 julio 2012 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Queridos emprendedores,
Lo mejor que le puede pasar a una empresa familiar es contar en todo momento al frente con un líder y, aún mejor, si es un líder emprendedor.
Particularmente defino al líder como la persona que consigue que lo que tiene que pasar, pase. Esa habilidad le permite aglutinar en torno a sí a personas, proyectos e ilusiones. Esto se puede conseguir con muchos estilos. Hay líderes tranquilos (Del Bosque), líderes menos tranquilos (Mourinho), líderes de alto diseño (Guardiola),…..
Por desgracia no me salen ejemplos de líderes actuales en la vida pública. Liderar implica, entre otras cosas, visión de futuro y anteponer intereses cortoplacistas a proyectos de largo alcance. Mirar lejos y pensar en grande que recomendaba Ortega y Gasset. Por ejemplo, Merkel, Zapatero o Rajoy han demostrado todo lo contrario. No ver más allá de las siguientes elecciones. Seguramente en la UE y en España estamos como estamos, por eso.
Muchas veces confundimos carisma con liderazgo. Creo que son cosas diferentes. El líder carismático, me refiero ya al ámbito empresarial, llega más fácil a sus equipos y, eso, puede suponer una ventaja para que lo que tenga que pasar, pase. Pero sin carisma también se puede liderar. Hay que buscar y trabajar otras vías alternativas para convencer a los colaboradores.
También vivimos tiempos que demandan liderazgos de equipos. Sin construir equipos de líderes no se puede desarrollar un proyecto sostenible, con continuidad, tal como se ambiciona en la empresa familiar. Todo un reto para muchas compañías familiares. Crear una guardia pretoriana de líderes que ayuden a transmitir los mensajes por cada rincón de la organización. En la empresa, los cambios suelen gestarse de arriba hacia abajo, justo lo contrario que las revoluciones que emanan del pueblo para arriba.
Liderar, al fin y al cabo, es mandar con inteligencia, sin que se note casi. Construyendo una visión compartida. Siendo ejemplar, coherente, respetuoso. Desgastando mucho el oído para dedicar muchas horas a escuchar y también gastando litros de saliva para comunicar muchísimo. Liderar a golpe de email es una utopía, al menos, por ahora.
Hasta la próxima, tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Delia Aristy 20 julio 2012 - 15:01

Definitivamente la frase que mas llama mi atencion es “Liderar, al fin y al cabo, es mandar con inteligencia, sin que se note casi” por toda la verdad que encierra. Es un real malabarismo el reto actual de los lideres, para ganar la confianza y compromiso de su gente, el dirigir o alinear los esfuerzos indiividuales hacia el objetivo. Encarrillando continuamente las fuerzas para que se sumen en un punto en comun, manteniendo el entusiasmo, comunicacion efectiva y motivacion de todos los participantes pero mas aun predicando con el ejemplo- mayromente, por no decir siempre se aprende mas de lo que se ve que de lo que se oye. De ahi la dificultad de liderear por email, sin embargo no creo es una utopia sino una realidad, pues la vida moderna, tecnologias y la globalizacion nos esta obligando a liderear remotamente. Entiendo el reto es balancear ese trabajo remoto con al menos algunos encuentros personales y adquirir las destrezas necesarias para transmitir a distancia el mensaje completo y correcto cargado de los factores emocionales que facilitan el exito.

Ivan 23 julio 2012 - 18:24

Creo que el encontrar emprendedores – u oportunidades para los ya existentes- es un punto clave para abandonar el coma en el que nos encontramos. Necesitamos empleos y ésos los crean las pequeñas empresas. Ni los políticos a los que se les caen lo que, hasta hoy, tenían como verdades incuestionables y no saben que camino tomar, Ni los ejecutivos de grandes corporaciones volcados en la contabilidad “creativa” y en la subcontratación para maximizar sus bonus.
Creo que no existe liderazgo sin carisma. Bajo mi punto de vista, la discusión se centraría en Liderazgo vs Autoridad. Mientras que el primero se alimenta de carisma, persuasión y elocuencia. El segundo lo hace de retórica, demagogia y, por ultimo de imperativos. El segundo aprovecha un poder que alguna circunstancia o persona le han conferido y consigue las cosas por imposición-coacción. El primero anda y los demás le siguen…

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar