6
Nov

CREDITO EMPRENDEDOR

Escrito el 6 noviembre 2012 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
Arranco esta reflexión con dos sencillos axiomas que imagino podrás compartir:
1º/ Sólo con políticas de ajuste, por otro lado imprescindibles, no va a llegar el crecimiento económico y la creación de empleo
2º/ Son las empresas las que crean empleo. Las administraciones públicas bastante tienen con intentar mantener el estado del bienestar en unos niveles sostenibles en consonancia con su capacidad de generación de ingresos.
Si estamos de acuerdo en esas dos ideas, la conclusión es inmediata: hay que apoyar, PERO DE VERDAD, la actividad empresarial.
¿Cuál es el principal freno que hoy tienen muchas empresas? El acceso al crédito porque se ha demostrado que aunque la demanda interior se retraiga hay imaginación y carácter emprendedor para salir fuera a colocar productos y servicios.
Si volvemos a estar de acuerdo ¿por qué no se lanza ya el CREDITO EMPRENDEDOR? España fue una economía de largo crecimiento sobre todo gracias al sector de la construcción de viviendas para el que se inventó el crédito promotor. Sobre la base de las presuntas garantías reales del suelo montamos la gran juerga. Hoy esas garantías apenas valen y la crisis del sistema financiero es de dimensiones “curiosas” (¿40.000 millones de euros?).
¿No es mayor la garantía que ofrece, por ejemplo, una empresa familiar que lleva 50 años pagando sus compromisos con la mayor seriedad?¿O la de una empresa gacela que en pocos años ha consolidado un proyecto empresarial con una base poderosa de ventajas competitivas fruto de su inversión en tecnologías propietarias y una cartera de pedidos mayoritariamente internacional? ¿O la de una cadena de franquicias que ha encontrado un hueco en el sector de la moda o la restauración gracias a las ventajas aportadas por su mayor dimensión?
Personalmente preferiría que la ingente cantidad de recursos públicos que todavía se dedican, con los impuestos que pago, a soportar partidos políticos o sindicatos, a pagar los mismo en tres o cuatro niveles administrativos distintos, a remunerar a tanto profesional de la política a quien le falta bagaje para administrar recursos y más si son públicos, a despilfarrar en políticas clientelistas, y así un largo etcétera se usaran como garantías para avalar hipotéticos fallidos del crédito emprendedor.
Porque además personalmente te confieso que estoy ya muy cansado de tanto discurso macroeconomicista para explicar lo ya ocurrido (toreo de salón, con todos mis respetos) y echo a faltar coraje y liderazgo para implantar medidas de activación de la economía real diseñadas por gentes que tengan conocimiento y sensibilidad a las verdaderas necesidades de los emprendedores.
Hasta la próxima, sed felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Eduardo Estevez 6 noviembre 2012 - 16:52

Estimado profesor: no puedo estar más de acuerdo con su comentario. Valiente y realista. Quizás insistiendo desde la sociedad civil cual “martillo pílón” seamos capaces de hacer ruido y llamar la atención. Ojalá fuese la prioridad de nuestro gobierno; lo dice pero no lo hace, por tanto como si no. Mientras tanto, a vueltas con el déficit público, la ayuda a los bancos y demás….Eduardo Estevez

Antonio Chamorro 6 noviembre 2012 - 18:39

Estimado Manuel, no puedo estar más de acuerdo contigo. Ya hace un tiempo que veo como personas respetables se rasgan las vestiduras porque, al igual que tú, observan y denuncian que los axiomas que mencionas y que deberían ser irrefutables no se reflejan en la “práctica política” y sin embargo no pasa absolutamente nada. Tenemos a los políticos que nos merecemos o simplemente somos esclavos de un sistema mal montado?. Saludos…

Manuel Bermejo 6 noviembre 2012 - 21:29

Eduardo, gracias por tu comentario. Creo firmemente que debemos actuar como miembros de la sociedad civil aportando nuestros puntos de vista e ideas desde el respeto como tratamos de hacer en este espacio y así elevar a la agenda de prioridades de nuestra dirigencia asuntos que son, creo, muy importantes

Manuel Bermejo 6 noviembre 2012 - 21:36

Hola Antonio, gracias por participar. Siento que habiendo tenido al oportunidad de desarrollar una larga carrera en una escuela de negocios del prestigio del IE estoy en la obligación de contribuir con mis ideas ante situaciones tan graves como las que vive España y donde tanto nos estamos jugando todos. Creo que con esfuerzo debemos trasladar al debate ideas para avanzar. Como digo en el post estoy ya cansado de tanto análisis macro que siempre están tratando de explicar lo que pasó y, sin embargo, haya pocas ideas prácticas que generen crecimiento y empleo, Un 25% de paro es un drama nacional!!

PEDRO RUIZ 7 noviembre 2012 - 08:49

Estimado Manuel. Gracias una vez más por iluminar parte del camino. Efectivamente, parece que uno se cansa de tantos recortes provocados por gestiones nefastas que acaban impunes mientras el país trata de ajustarse a lo que se fue o se es y no a lo que queremos ser.
Yo no quiero un médico que me diagnostique y me explique mi enfermedad. Eso es solo un primer paso, importante y necesario, pero no suficiente. Quiero un médico que sane o que prevenga. Eso les pedirías yo a los políticos y economistas actuales. Desde el coraje y el liderazgo, como dices Manuel.
Invita, para mí, a una profunda reflexión que durante tantos años la mayor ilusión de muchos jóvenes fuese conseguir una plaza en el funcionariado, con todos los respetos a la Administración Pública. También es necesaria, pero en su justa medida y en el servicio a los contribuyentes.
Algún día conseguiremos que el sueño de muchos jóvenes sea crear su propia empresa, generar empleo, riqueza, sin ser vistos desde el otro lado como la tiranía que se enriquece a costa del trabajo de otros?
Seamos Honestos. Ese es el motor de la economía, del País y también del Estado de Bienestar. El Estado no puede garantizar la creación de empleo, la sanidad pública, los Servicios sociales sin entes que agilicen y faciliten el desarrollo. De dónde salen pues los recursos?
Quizás todo esto también nos lo deberían contar desde pequeños. Y no la demagogia de asaltar supermercados para repartir entre todos. Quién paga esos alimentos, esas instalaciones, esa gestión?
La actividad empresarial gestionada por emprendedores que en su día arriesgaron y arriesgan su patrimonio, su tiempo y su capacidad…y en muchos casos, familias enteras. También el último guiño para los trabajadores que hacen posible que el sueño emprendedor de muchos se haga realidad, desde la lealtad y el compromiso.
Que tengais un buen día!!

manuel bermejo 7 noviembre 2012 - 11:16

Pedro, gracias por estos comentarios tan interesantes para crear una sociedad más emprendedora

Luis C. López Saralegui 8 noviembre 2012 - 10:40

Absolutamente de acuerdo, Manuel.
43 años de Empresa familiar.
Promotores Inmobiliarios.
Aún hoy, con la bomba atómica que ha caído en nuestro sector, no hemos dejado de pagar ni un sólo recibo a nadie.
No hay derecho a esta situación.
Entre todos saldremos de ésta.
Un abrazo.

manuel bermejo 8 noviembre 2012 - 12:12

Luis, un ejemplo!! Abrazo y ánimo para seguir adelante

Emiliano Muñoz Vicente 9 noviembre 2012 - 01:39

Estimado Manuel:
El camino está claro y coincido en que va por donde indicas. La mala noticia es que quien tendría que asfaltarlo, el Gobierno de España, está “ocupado” aplicando parches “definitivos” cada pocas semanas y colocando a sus friends&family por lo que pueda pasar.
Mientras tanto: todos los ciudadanos sufriendo los envites de sus palos de ciego y los empresarios haciendo malabarismos día a día para mantener las empresas a flote ahorrando pero, sobre todo, reinventándonos continuamente para vender (=generar recursos).
+1 al Crédito Emprendedor.
Saludos cordiales

manuel bermejo 9 noviembre 2012 - 12:00

Emiliano, reinventarse es un concepto fundamental en esta sociedad del cambio. Gracias por tu aporte

Roberto Yusta 13 noviembre 2012 - 23:38

Hola Manuel, interesante perspectiva la que planteas. Por un lado el gobierno, muy ocupado en salvar cuentas y en reactivar un sistema financiero que hace aguas. Por otro los “gurús” de la macroeconomía, que reducen y sintetizan todo en índices, porcentajes y tendencias. Todo ello, capitaneado por políticos en general, que es cierto que no son capaces de comandar el barco.
La mezcla, se me ocurre bastante lejana de la realidad cotidiana en la que nos encontramos. No se si están en sintonía de lo que realmente se necesita, pero es cierto, que se alejan del “Hay que”.
De verdad, creo firmemente que los políticos son necesarios, que un gobierno fuerte, sea del lado que sea, mejor o o peor, es necesario. Y por supuesto, creo que los estudios macro tienen su parte activa en el sistema.
Pero, lo que me da la impresión, es que todos están confundiendo el mensaje. De una forma u otra, nos trasmiten mensajes negativos. Cuando lo que se necesita es precisamente es “confianza”. Toda actividad emprendedora, necesita, sea mas arriesgada ó menos, un nivel y un espacio de confianza propiciado por las instituciones, políticos, gobierno, etc. Es en ese marco, donde los emprendedores pueden realmente nacer y prosperar. Por supuesto hablo del pequeño emprendedor, del negocio familiar, del taller, tienda, fábrica….
Este es el vivero que todos debiéramos perseguir, y es el que nos dará una economía saludable y sólida en el futuro.
Por ello, insisto en que, lo que necesitamos no es eliminar políticos (que por otra parte, engrosarían el % de paro, a saber…), si no que ellos mismos, cambien su objetivo y su camino, y nos trasmitan confianza.

manuel bermejo 14 noviembre 2012 - 08:15

Roberto, estpy muy de cauerdo con tu punto. La polñitica es necesaria. Lo hemos defendido siempre en este blog. Lo que cabe exigir es excelencia a la política. Que el sistema de partidos y el sistema electoral facilite que llegue a la política gente con verdadero afán de servicio público y con un sólido bagage y no que la política sea el único medio de vida de nadie.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar