25
Nov

SI GRIFOLS HUBIESE NACIDO EN ALEMANIA SERIA MAYOR QUE PFIZER

Escrito el 25 noviembre 2012 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
¿Te imaginas a Tito Vilanova ejerciendo su tarea de entrenar al Barça haciéndole la puñeta día tras día a Messi? ¿O a los responsables de la escudería  Red Bull haciendo la vida imposible a Vettel? …. ¿O a tí mismo, poniendo continuamente palos en la rueda de la gente más valiosa de tu equipo? Sería impensable, ¿no? La gestores sensatos tratan de cuidar, sin dejar de exigir, a quien más valor aporta.
Pues bien, en un país, y más en un país con un terrible problema de desempleo, a quien hay que cuidar es a los empresarios. Porque los empresarios son los que crean empleo.
Por eso, resultan demoledoras las recientes declaraciones de Victor Grifols, Presidente de Laboratorios Grifols. Ahí van estas perlas de un representante de la sociedad civil que se expresa con libertad, cosa muy de agradecer:
“No invertiré ni un euro más en Cataluña ni en España mientras las cosas no cambien”
“Haber surgido en España es una desventaja competitiva”
“No podemos depender de un país en el que el Gobierno fija precios y luego no paga”
“Los sindicatos no saben qué hacen y la autonomías son accesorios que molestan”
Acabando por el contundente titular de este post: Grifols sería mayor que su gran rival Pfizer de haber nacido en Alemania. El asunto es particularmente preocupante porque Grifols representa ese paradigma de lo que debiera ser nuestro tejido industrial. Una empresa familiar con sólidos valores, que dedica importantes esfuerzos a I+D y con una gran proyección internacional. Compañías como Grifols, y otras que comparten esas mismas características que acabo de señalar, son las que pueden crear sociedades con capacidad sostenible de generar riqueza, empleo y bienestar.
Y, por cierto, la comparación es con Alemania donde hay estado del bienestar, sindicatos, una administración descentralizada, mejores salarios que en España y muchas más empresas líderes…. Es decir, no se está pidiendo volver al siglo XIX donde aún están anclados muchos de nuestros políticos, sindicatos, asociaciones empresariales y otras instituciones de nuestra querida España. Hoy el reto es crear sociedades capaces de ser competitivas en el mundo global. Si no somos competitivos como país no podremos ni generar empleo ni mantener los estándares de vida que nos hemos dado. Hay que cambiar mentalidades y alejarse de postulados partidistas rancios e inamovibles que no aportan ningún valor.
Por favor, que se tomen muy en cuenta estas maneras de pensar de quienes debieran ser tratados como merecen. Porque son nuestros “Messis”, nuestros “Vettels”.
Tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Thelonious Llamosas 25 noviembre 2012 - 20:51

Muy buenas apreciaciones Manuel. En efecto, tenemos una clara limitacion a la creacion de empresas y, por ende, de empleo. Y, en efecto, en muchos aspectos las empresas espanolas deben competir con una desventaja estructural. Thelonious.

Manuel Bermejo 26 noviembre 2012 - 07:51

Thelonious, gracia spor el comentario. Pretendo no observar el fenómeno con resignación sino agitar conciencias y. ojalá, reales decretos.

Walter Sheen 26 noviembre 2012 - 09:58

Hola Manuel,

Me ha encantado tu post. Creo que en los colegios debería empezar a enseñarse a los niños que los empresarios son los que generan la riqueza de los países y dejar de satanizar el legítimo derecho que tienen todas las personas de multiplicar su riqueza. Los gobiernos están para generar las condiciones para que haya mucha gente invirtiendo su dinero y no llevándolo a otro país en donde no les maltraten. Espero que haya mas gente como tú predicando y mucha mas gente escuchando, para ver si empezamos a ver cambios. Un abrazo.

Eduardo Estevez 26 noviembre 2012 - 10:24

Querido Manuel, mu buena tu reflexión. Más de lo mismo. Es una pena pero estamso de acuerdo en que España ahora penaliza.
Menos mal que tenemos empresarios como cohetes, si no no quedaría nada de este país. Saludos

manuel bermejo 26 noviembre 2012 - 10:46

Walter, gracias por tu amable comentario. Lo importante es que haya gente escuchando como tu dices

manuel bermejo 26 noviembre 2012 - 10:46

Eduado, mucho empresario y empresaria, que son verdaderos cohetes. Son un ejemplo.

Javier Nieto 26 noviembre 2012 - 13:06

Manuel totalmente de acuerdo con tus apreciaciones. La sociedad en sí, es capaz de salir y revolucionar una ciudad, provincia o país porque algo tan simple como que un equipo baje a segunda división es capaz de salir a la calle y suplicar por el ascenso de su equipo de sus amores. Y algo como la generación de riqueza y bienestar que nos pueden llegar a proporcionar los empresarios/empresas no somos capaces por lo menos de alinearnos con ese pensamiento, sino todo lo contrario. Estamos todavía anclados al pensamiento de una industria que no es la que corresponde o debería corresponder a España pero actuamos como si lo fuera.
La diferencia con los Alemanes es que ellos relativamente poco estaban metidos en un agujero y han sabido salir alineándose todos los estamentos sociales, aquí somos incapaces de hacerlo, seguimos teniendo prejuicios.
Tenemos que cambiar el chip, la forma de trabajar ha cambiado y seguirá cambiando. Mientras no aceptemos y cambiamos la mentalidad será complicado generar riqueza en España.

manuel bermejo 26 noviembre 2012 - 14:42

Javie, no pueso estar más de acuerdo con la idea de ALINEAR ESTAMENTOS. Aquí muchas veces que cada cual va a lo suyo sin importar nada el futuro y lo que dejemos a nuestros hijos. Me gusta la metáfora del fútbol que la usamos en el blog con asiduidad. Es sorprendente que la gente “se deje el alma ” por su equipo de fútbol y traten, en el mejor de los casos, con indiferencia a quienes más contribuyen a crear oportunidades de todo tipo

Roberto Yusta 30 noviembre 2012 - 00:25

Hola Manuel, me uno a tu comentario: ” …a quien hay que cuidar es al empresario”. Es admirable que en un entorno, socialmente tan hostil con los empresarios, como en España, existan emprendedores y empresarios con ganas de seguir invirtiendo.
Y no me refiero solo a los empresarios de grandes empresa, que disponen, entre otras, de grandes estructuras, herramientas financieras, y equipos técnicos, etc, que les permiten desarrollar estrategis y tácticas que les llevan al crecimiento. También la pequeña empresa, la empresa familiar, la tienda de barrio, cualquier nicho de negocio que lucha por sobrevivir en este mismo entorno sin herramientas y posibilidades tan poderosas como los anteriores.
Estos son, desde mi punto de vista, el vivero que hay que fomentar, cuidar y ayudar. Entre otras poderosas razones, por que como yo, muchos no arriesgamos para ser empresarios, y si nos beneficiamos de ellos. Los empresarios y emprendedores, ¡son el futuro¡.

El entorno hostil, se me ocurre que es la herencia de los antiguos modelos practicados en el régimen político anterior. En el que a base del “Artículo 33” y el “Esto se hace por que o digo yo”, se llegó a desprestigiar a los empresarios a ojos de la mayoría. Gracias a que la riqueza estaba mas cerca de personas solidarias al régimen, que de personas que verdaderamente quisieran hacer empresa.

Este es un problema cultural que se tardará en corregir en España. Ya que, en mi opinión, los estamentos que tienen que favorecer este cambio cultural, hasta ahora, ó no lo han hecho bién, o lo han hecho tímidamente.

1Tal vez, y yo me incluyo en esto que digo, seamos tan cobardes que no somos capaces de enfrentarnos a una masa social que pide agritos liderazgo pero sin querer adquirir compromiso. Que busca desesperadamente soluciones pero sin querer asumir riesgo. Una masa social, que se hace cómoda pidiendo y criticando en vez de ayudando, colaborando ó al menos “cuidando a quien lo hace”.
Lo dicho, me parece admirable que haya emprendedores y empresarios en este pais y mas en estos momentos tan duros.¡Hay que cuidar al empresario¡

manuel bermejo 30 noviembre 2012 - 09:34

Roberto, no puedo estar más de acuerdo!

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar