9
Dic

@manuelbermejo #EL PARTIDO DE LOS EMPRENDEDORES

Escrito el 9 diciembre 2012 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos #emprendedores,
Antonio Gonzalo, emprendedor y seguidor del blog nos proponía en un reciente comentario montar el Partido de los Emprendedores. “Un partido que estimule, apoye y contribuya al desarrollo de los emprendedores desde un punto de vista de contribución al bienestar del entorno en el que influya. Un partido que aleje el fantasma de la especulación y de la adoración al becerro de oro y que apoye la economía real y la creación de empleo. Un partido que proponga al emprendedor como centro de la sociedad. La empresa familiar y el emprendedor sería lo que para los cristianos es la familia: la base de la sociedad. Vamos a esperar a que venga un populista, se ponga a gestionar el País, y nos meta en un lío???”.
Os quería proponer un debate en torno a esta idea que me parece muy oportuna y estimulante. Personalmente me parece que en la agenda de prioridades de la clase dirigente no está el desarrollo emprendedor. Por más que como responsables de una muy buena parte de las innovaciones, empleo, riqueza, recursos para financiar el estado del bienestar… los emprendedores me parecen son una joya que cuidar con particular interés. Es un mensaje que hemos reiterado en este blog. Más allá de cuestiones ideológicas del siglo XIX lo que necesitamos en el XXI son sociedades competitivas, sociedades mucho más emprendedoras en sentido amplio.
¿Cómo conseguir elevar las inquietudes de los emprendedores a la acción de Gobierno? Creo que hay dos opciones:
-Crear un partido efectivamente. Si bien la partitocracia imperante en España y una democracia de listas cerradas lo hacen difícil sería el medio más directo
-Desarrollar una potente acción de lobby que influya en las decisiones de los partidos que nos gobiernan. En este sentido ¿os parecen adecuadas las asociaciones de empresarios que ya tenemos? ¿Influyen lo suficiente?
Desde luego el descrédito de la clase política y la grave crisis no ya española sino europea en la que han quedado al descubierto la ausencia de grandes liderazgos con pensamientos de altura hacen prever la aparición de nuevas fórmulas que canalicen tanto descontento y falta de ilusión colectiva. Ahora bien, en el caso concreto español no sé si recogería más entusiasmo popular un partido tipo 15M u otro de emprendedores que liderase un Juan Roig o un Amancio Ortega.
Tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Luis C. López Saralegui 11 diciembre 2012 - 16:53

Francamente, sería un partido muy interesante y a seguir.

Manuel Bermejo 11 diciembre 2012 - 19:45

Eso mismo pensé yo la primera vez que leí la idea

Gabriel Pons Moles 12 diciembre 2012 - 10:45

Desde mi punto de vista, constituir “el Partido de los Emprendedores” representaría un tremendo error. No tengo la menor duda que, en poco tiempo, un partido de tal naturaleza acabaría siendo tan ineficaz como cualquier otro. Existen montones de ejemplos de buenos empresarios que fracasan cuando se meten el política. Las mismas organizaciones empresariales son una muestra palpable de escasa democracia interna. Se han olvidado de sus bases y dependen de los Presupuestos del Estado para mantener sus enormes estructuras -os lo digo con conocimiento de causa porque he trabajado 10 años en una de ellas- y esto limita tremendamente su capacidad de actuación como lobby.

manuel bermejo 12 diciembre 2012 - 11:00

Gabriel, muy buen punto. La clave es la independencia finaciera de las asociaciones porque si dependen de los PE, mal vamos

Antonio Gonzalo 14 diciembre 2012 - 19:05

Hola!

Gracias a todos por los comentarios!

Desde las actividades empresariales que desarrollo, siempre he intendado reforzar la sociedad civil. Actualmente me encuentro en la Junta Directiva de 4 asociaciones, que por cierto ninguna depende de los PE, y en cada una de ellas me encuentro con la misma actitud de la Administración Pública y de los políticos ante los emprendedores.

Algunas reflexiones:

España padece una crisis estructural e institucional, totalmente anticuada, que desanima a cualquier ciudadano del mundo a emprender.

España no tiene un modelo económico para salir de la crisis. Siempre hemos ido a precio, por eso vinieron los inversores, hasta que dejamos de ser baratos porque los costes salariales subieron. Eso fue emprendimiento a precio.

Hemos perdido competitividad como empresarios en esta maraña jurídica y de competencias entre las n-mil administraciones públicas. Se te quitan las ganas de emprender.

España envejece, quien se va a encargar de mantener una estructura poblacional pensionista con una pirámide invertida?. En lugar de pensionistas, que no vamos a ver un euro, tendríamos que prepararnos para emprender a edades más tardías. Por qué no emprender a los sesenta??

España es un estado feudal en el que parece que los emprendedores tengamos que estar otorgando derecho de pernada permanente a politicos de dudoso pelaje y altos cargos de las administraciones públicas. Estoy cansado de que me digan “sacate el carnet del partido” o bien habla con fulano que es buen amigo del consejero de turno. Eso es alimentar el clientelismo, no al emprendedor.

Lo de las Universidades e investigación Públicas gestionadas por funcionarios vetustos no tiene ni pies ni cabeza. Echa un vistazo a los rankings europeos. Pongámos las universidades en manos de los emprendedores.

Y del déficit publico, pues qué vamos a contar. Lo mismo de la extraordinaria dependencia energética exterior producto del oligopolio energético que tenemos en nuestro pais, y con el que Felipe Gonzalez, Aznar y otros acaban siendo consejeros delegados de Gas Natural e Iberdrola. La energía hay que democratizarla y que cualquier emprendedor pueda ser generador de energía.

Ahora, bien hay que intentar cambiar las cosas?.

Pues yo creo que sí. El muro es tan formidable que desde las asociaciones no alcanzamos. Necesitamos buenos gestores que hagan girar a la sociedad entorno al emprendimiento: el Partido de los Emprendedores.

Un abrazo para todos y gracias

Manuel Bermejo 16 diciembre 2012 - 08:50

Antonio, muchas gracias por compartirnos tanta reflexión del altura. Tienes este espacio de libertad y por/para los emprendedores a tu disposición.

Vicenta Pastor 19 diciembre 2012 - 09:56

Hola, estoy de acuerdo que un partido político, acabaría en eso, en político y perdería a medio plazo, la visión de sus objetivos.
En cuanto a las asociaciones empresariales actuales, no solo me parecen insuficientes, sino ineficaces. Para empezar deberían NO depender de unas partidas presupuestarias del Estado, para ser verdaderamente independientes e influyentes.
Ahora, con la crisis económica e institucional, sería el momento de fundarla. Que la presida Juan Roig o Amancio Ortega sería inicialmente bueno, para captar asociados, ¿por qué no?
Saludos

Roberto Yusta 19 diciembre 2012 - 23:43

Tal vez el razonamiento que me dispongo a plasmar, es muy básico. Y tal vez no sea suficientemente certero en lo que pretende ser la expresión de una idea.
Creo que una de las virtudes mas importantes de los “grandes emprendedores”, es que, a pesar de las reglas, sistemas políticos, instituciones, y demás junglas que existen. Han sido capaces de emprender y abrirse un hueco donde muchos han fallado. Y esto ha sido gracias a que ha prevalecido la idea ó esencia de la acción de emprender, sobre el método de hacerlo.
Efectivamente, creo también que para ello, el emprendedor debe haber antepuesto los valores (Tan necesarios hoy día, como expresas en tu anterior artículo) a otro tipo de actitudes, pues en si mismo, ser emprendedor es ser el “modelo” de algo.
Creo por tanto que un partido, tendería a alienar claramente a las personas (incluidos los emprendedores) que lo integraran. ¿Una buena idea, sería vista igual de bien, por todo un grupo de personas democráticamente legitimadas dentro del partido?. Tengo la impresión que no. El emprendedor persigue su idea, muchas veces, a pesar de los demás.
El emprendedor debe tener independencia, debe ser en cierta medida “visionario”.
Por otra parte, el resto, los que no tenemos la “idea” ó la valentía de emprender, y como ya he dicho en alguna ocasión, debemos favorecer la actitud emprendedora, sea culturalmente, sea haciendo lobby ó sea, simplemente teniendo pequeñas contribuciones diarias y cotidianas que lo favorezcan, aunque sea como un comentario. En mi opinión es como la democracia misma, un voto singularmente no es nada, la suma de muchos votos individuales, hace un gobierno. ¡Es potentísimo¡.
Conclusión, partido no. Emprendedores si.

Manuel Bermejo 20 diciembre 2012 - 08:02

Vicenta, Roberto, gracias por vuestros particualres puntos de vista que enriquecen el debate. Queda de manifiesto el sentido de independencia, inexcusable en la actitud emprendedora

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar