16
Dic

Queridos emprendedores,
,
Hagamos un rápido análisis de la situación del mundo. Contemplamos regiones como Latinoamérica, China o India donde los crecimientos económicos son elevados, hay mucho por hacer en el orden de las infraestructuras y el desarrollo social, y sus empresas compiten en ventajas evidentes por menores costes laborales que en algunos casos alcanzan niveles de dumping social, o por políticas proteccionistas o por actuar en condiciones mucho más laxas que sus correspondientes pares del mundo supuestamente avanzado. En este sentido a la empresa familiar española y europea solo le cabe: 1º/ exigir a través de sus canales de influencia una Gobernanza mundial más equilibrada y 2º/ ver esta situación en clave de oportunidad para abordar crecimientos en esas regiones o armar parte de su cadena de valor en esos países para ser más competitivos

Si comparamos la situación con USA también la UE está en desventaja. Somos menos competitivos. Influyen numerosos factores: mayores costes sociales, fiscales y laborales, menos inversión en investigación y desarrollo, menor acceso a los mercados de capitales,…. Frente a esto cabe aplicar las mismas recetas que comentábamos en el punto anterior, lo cual promueve acciones de deslocalización o desinversión que pueden ser positivas para las empresas pero no para la economía europea, pero es lo que hay.

Si analizamos la situación particular de la UE y España ya sabemos hasta la saciedad que vivimos en una severa crisis, lo cual se resiente en el consumo lo que se traduce el desempleo, poca inversión y un círculo verdaderamente vicioso se pone en marcha. Situación muy complicada para hacer empresa, la verdad. De nuevo, cabe pedir a las autoridades comunitarias y europeas políticas de estímulo de la actividad económica que complementen las, por otro lado, necesarias medidas de ajuste en aras del equilibrio presupuestario.
Un ejemplo. Pensemos en España. Leo recientemente la noticia de que la Junta de Castilla y León da a Nissan y Renault casi 15 millones de euros en ayudas y subvenciones. Me parece muy bien por aquello de mantener una fuente muy importante de empleo, bien tan escaso. Ahora bien, si me pongo en los zapatos de los empresarios familiares de Castilla y León pediría, al menos, el compromiso por parte de esta multinacional de contar con proveedores regionales, siempre que existan y sean competitivos. Sería la forma de compatibilizar la creación de empleo de la gran corporación con el fortalecimiento del tejido industrial local que, a su vez, permite crear más empleo. En el fondo es facilitar que las empresas castellanoleonesas, por seguir con este ejemplo, sean las multinacionales del mañana. Y, por favor, que nadie me venga con monsergas liberales y de no intervención en actividades de empresas privadas porque, entonces, ni subvenciones, ni gobierno, ni nada, desmontamos todo el aparato administrativo que tanto nos cuesta y mercado libre.

En esta tesitura las empresas familiares europeas y españolas tienen que poner todo, todo el foco en la mejora de su competitividad. Todavía hay quien se enfanga en absurdas peleas de celos entre sagas o se cuestiona dedicar recursos a actividades tan necesarias como la inversión en marca, I+D, formación o internacionalización, profesionalizar la gestión o contar con eficaces y potentes órganos de gobierno que se constituyan como verdaderas atalayas de visión estratégica. Inexcusablemente hay que poner en el mercado productos con una más atractiva propuesta de valor, acudir a aquellos mercados que todavía demandan los productos que fabrico y, desde luego, tomar todas las medidas necesarias para estar en capacidad de hacerlo.

Hasta pronto, tratad de ser muy felices, y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Jose A Dominguez 16 diciembre 2012 - 12:56

Excelente vision estructural. Pero quisiera reafinar la “Miopia estrategica” de la Politica Economica española y de algunas empresas, donde la defensa de un “status quo” pasado no les deja ver, los elementos claves para mejorar su competitividad. orientacion estrategica a cliente, la gestion del talento y la inversión en I+D+i no solo en productos y servicios, sino y tambien en modelos de Gestión y dirección.

Manuel Bermejo 16 diciembre 2012 - 17:23

José A, estoy muy de acuerdo con tus planteamientos que complementan el post semanal, Me gusta además el término “miopía estratégica” que has incorporado el debate.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar