7
Mar

Queridos emprendedores,
Las empresas familiares exitosas contaron con el impulso de un emprendedor de raza que imaginó una idea y la ejecutó a satisfacción. La empresa familiar aspira a la continuidad, a la cohesión de sus miembros en torno a un proyecto y unos valores compartidos. Para que eso se produzca es necesario contar en todo momento con un líder emprendedor al frente.
Ese sumatorio de liderazgos emprendedores potentes que adornan la historia de cualquier institución, empresa o asociación de referencia asegura un desempeño ganador en el que inteligentemente se mezclan tradición e innovación.
Toda organización de éxito lo es porque hay determinados asuntos que hace a nivel excelente. Es importante identificarlos para luego grabarlos en piedra no sólo en las paredes de la empresa sino en los cerebros de todos sus colaboradores. Esos enfoques no deben olvidarse jamás por el riesgo que suponen de desnaturalizar la esencia de la organización y, a partir de ahí, perder el favor de los clientes.
Pero los valores no pueden significar absurdo inmovilismo. Los Apple, las Coca Colas o los modelos de Zara son hoy muy diferentes a los que ofrecían en sus momentos fundacionales, cuando ya empezaron a tener éxito. Han ido innovando para evolucionar sus productos y servicios asegurando que encajan con las demandas del momento. Y persisten en la tarea.
Tú, como yo, habrás oído muchas veces expresiones del tipo “esto siempre se hizo así” como argumento para no avanzar. Te recomiendo en esas situaciones apeles a que el fundador, padre, abuelo, bisabuelo o quien fuera, lo hacía así hace 15, 30 o 100 años cuando creó la empresa, porque eso era lo que demandaba el mercado de entonces. Pero si viviera hoy, consideraría sus propias creaciones unas “anticuallas” inapropiadas para esta sociedad tan dinámica y global del siglo XXI. Es más, seguramente sería el primero en liderar el movimiento transformador que su organización precisa.
Dedica un par de minutos a pensar en empresas, países o instituciones que consideres de referencia y de éxito en el largo plazo. Seguramente el binomio tradición+innovación está muy insertado en la cultura de esas organizaciones y en la de sus gentes.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar