14
Abr

Queridos emprendedores,
Vivimos en una sociedad en permanente ebullición. Denomino a este fenómeno la sociedad del cambio donde, lo que permanece valga la paradoja, es el cambio. Un entorno crecientemente global con avances espectaculares de nuevas economías con afán de liderazgo, muy dinámico, ultracompetido, e impactado por nuevas tecnologías. En estos escenarios, creo que solo las personas, instituciones o empresas con actitud y cultura emprendedora van a encontrar oportunidades de consolidación, crecimiento y sostenibilidad. Porque emprender es, a mi juicio, una actitud vital que nos empuja a pasar por la vida dejando un legado. Actitud que se puede ejercer desde cualquier faceta, personal o profesional..
La sociedad ha evolucionado mucho y el emprendedurismo ha ido ganando terreno en muchas facetas de nuestra vida. No obstante me sigue pareciendo que hacen falta medidas mucho más audaces, empezando por la educación de niños y jóvenes, para crear una sociedad más emprendedora, especialmente en lugares de Europa (y en España específicamente) y Latinoamérica donde todavía hay demasiadas veces una mirada sospechosa sobre la figura del emprendedor. El emprendedor necesita una mirada cómplice de la sociedad y sus gobernantes.

Cada cual que tenga oportunidad creo que debe aportar su esfuerzo, su granito de arena, a avanzar en esta dirección. He vinculado mi y vida profesional al fenómeno emprendedor en sus diferentes facetas quiero ahora contribuir a éste, que considero noble propósito, con la publicación de un nuevo libro “Gente Emprendedora, Gente de Calidad: Bienvenidos a la Revolución Emprendedora”, Plataforma Editorial (GEGQ). Lo primero que plasmo en esta obra es una afirmación, rotunda e inequívoca. La gente emprendedora que puebla el mundo es de la gente de más calidad que nos rodea. Es gente que contribuye a crear empleo, un bien que, cada día, por escaso, apreciamos más. Es gente que contribuye a generar riqueza con su actividad y a financiar el estado del bienestar del que tan orgullosos y beneficiados nos sentimos. Es gente que contribuye a innovar y crear nuevos productos, servicios, patentes, …. Es gente que contribuye a facilitar el desarrollo profesional y personal de quienes les rodeamos. Es gente que contribuye a que progrese la economía productiva real. Es gente que contribuye a construir un mundo con más oportunidades, por tanto, un mundo mejor y más libre. Por todo eso, y más, no te quepa la menor duda que la gente emprendedora es verdaderamente gente de mucha calidad. Porque necesitamos más gente así, ha nacido GEGQ. Porque tenemos que apoyar una verdadera revolución emprendedora.

Tres son, por tanto, los propósitos que persigo con esta nueva publicación:
1º/ Reivindicar y poner en valor a la GEGQ, a quienes emprenden poniendo nuevas empresas en marcha, a quienes emprenden liderando empresas familiares, a quienes emprenden haciendo crecer sus pymes, a quienes como intraemprendedores emprenden en el seno de organizaciones,….

2º/ Ayudar al lector a sacar su lado emprendedor, si es que aun no lo has hecho. Emprender es hoy una alternativa laboral cada vez más evidente en épocas de crisis con altas tasas de desempleo
3º/ Compartir lo que he aprendido emprendiendo y conviviendo a diario con emprendedores para facilitar el proceso emprendedor. Porque sé lo complicado que es emprender con éxito quiero aportar mi ya larga experiencia en este campo para apoyar a los emprendedores en este colosal cometido. Particular interés me causa quienes por la crisis deciden emprender, quizás más por obligación que por devoción. Me gustaría contribuir a que emprendan con fundamento
Si estás en los grupos de interés para el libro, espero que su lectura te resulte de utilidad.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Sonsoles 7 mayo 2013 - 10:43

Apoyo por completo tu visión y como emprendedora espero que los emprendedores tengamos más apoyo por parte de la sociedad y de los gobiernos ya que sin esto es muy difícil luchar contra corriente. No es fácil emprender; sin una idea clara y apuesta fuerte por ella contra viento y marea, el miedo se apodera de nosotros. Sin embargo, la confianza, el tesón y las ganas de crecer, son elementos que hacer luchar por aquello por lo que apostamos. En mi caso, el trabajar en mi proyecto me hace sentirme llena aunque aún no vea el fruto aunque pienso que algún día llegará.

Manuel Bermejo 8 mayo 2013 - 08:27

Gracias! desde este espacio el apoyo a los emprendedores es total

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar