28
Oct

HALLOWEEN COMO METAFORA DE LA SOCIEDAD DEL CAMBIO

Escrito el 28 octubre 2013 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Cuando esto escribo estamos en plena semana de Halloween. Celebración masiva pero de nuevo cuño en países no anglosajones cuyo origen parece se encuentra en la conmemoración celta del Samhain o festividad del fin del verano. Confieso esta fiesta ni forma parte de mi acerbo vital ni me gusta particularmente su estética, por lo que observo el “fenómeno Halloween” con distancia y frialdad. Ahora bien, veo a mis hijos tan felices y entusiastas con este día que, aunque sólo sea por eso, merece la pena atravesar ésta que para mí sería “travesía del desierto”. Supongo que a otros lectores de mi quinta y mi entorno les puede pasar algo parecido.
Ahora bien, hablemos en clave de negocios. Halloween es un excelente ejemplo de la sociedad del cambio en la que vivimos. Una sociedad en la que viejos paradigmas van desapareciendo a la par que surgen otros. Pensemos cómo juegan ahora nuestros hijos y como nos entreteníamos nosotros a su edad, cómo organizas una escapada de fin de semana y cómo lo hacías hace apenas 5/10 años o cómo leías la prensa y como lo haces, ahora por citar algunos hechos de la vida cotidiana.
La fiesta de Halloween es ejemplo manifiesto de uno de los grandes vectores de la sociedad del cambio: la globalización. Esa globalización que va más allá de los titulares de la prensa o los grandilocuentes debates de la alta política. Es la globalización de la calle. Se han globalizado usos y costumbres. Esa globalización real que impacta en nuestras vidas cotidianas es una oportunidad para la gente emprendedora. Conozco varias compañías del entorno cercano para las que Halloween es clave en términos de oportunidad de negocio. Compañías que se han adaptado rápidamente a estos cambios de hábitos. Porque seguramente en esta sociedad del cambio el factor clave de competitividad sea más la velocidad que el tamaño.
En cualquier caso, merece la pena que cada cual dedique algún “momento napoleónico” a pensar qué cambios están afectando a su industria y cómo los está abordando, personal e institucionalmente. Es la mejor forma de tratar de llevar el timón del cambio antes que sea el cambio quien nos lleve por delante.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar