30
Ene

EDUCACION, PALANCA DE COMPETITIVIDAD

Escrito el 30 enero 2014 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Vivimos en la sociedad del conocimiento y en un mundo globalizado donde la competitividad es crucial para países, instituciones, empresas o individuos. En este contexto factores como la innovación, la creatividad o el espíritu emprendedor van a resultar cruciales para el desarrollo. Ni que decir tiene entonces la extraordinaria relevancia que va a jugar la educación.
Creo sinceramente que una continua y estrecha cooperación entre el mundo corporativo (las empresas son quienes mayoritariamente contratan) y sector educativo (colegios, institutos, centros de formación profesional o universidades) resulta vital para conseguir que los jóvenes puedan encontrar trabajo.
Escribo desde una Europa en la que el desempleo juvenil es para mí el principal reto de mejora a corto plazo para crear un proyecto atractivo, creíble y sostenible. Según un reciente estudio presentado por la Comisaria Europea de Educación y Juventud, Androulla Vassiliou, en Europa hay 5,6 millones de jóvenes desempleados, y 7,5 millones que ni estudian ni trabajan.
La consultora McKinsey ha sido la autora de este estudio, “Education to employment: Getting Europe’s youth into work” ,basado en un trabajo de campo con 5.300 jóvenes, 2.600 representantes empresariales y 700 proveedores de educación de postgrado. Algunas de las conclusiones más significativas son estas:
– Un 27% de las empresas de los países con más paro de la UE dejan plazas sin cubrir por falta de habilidades. Un tercio asegura que esta falta de capacitación está causando un problema importante, siendo, en contra de lo esperado, en los países con mayor desempleo juvenil los que más se quejaron.
– el 74% de los educadores aseguraba que sus graduados estaban preparados para el trabajo, opinión que solamente corroboraba el 38% de los jóvenes y el 35% de los empresarios.
– respecto a las trabas que encuentran los jóvenes para transitar del sistema educativo al empleo el primero es el coste y la falta de información adecuada al alumno sobre los estudios que le van bien y los prejuicios que encuentra en estudiar lo que le gusta. Apenas el 25% afirma haber sido dirigido adecuadamente, excepto en Alemania.
– el estudio indica también que los jóvenes no son enseñados adecuadamente en aspectos básicos, como ética y lenguaje. La mala expresión y la falta de valores son un ejemplo de esa falta de enseñanza adecuada.
– solo un grupo, que no representa más del 10% de los jóvenes entrevistados adquiere un empleo bueno. Su éxito se debe a que han recibido una enseñanza buena, al igual que la información obtenida. Otros dos segmentos, que suman un 11% también tienen una buena base, pero están menos motivados y consiguen un trabajo del que no están del todo satisfechos. El 79% restante están frustrados por la falta de apoyo y no ven futuro.
El informe propone diferentes medidas para mejorar la situación. Reclama una mayor posibilidad de hacer módulos de estudios que permitan a la persona ir adquiriendo gradualmente formación, permitiendo compaginar trabajo y estudio. Los jóvenes necesitan reflexionar más y pedir consejo sobre su futuro educativo y profesional ya que la edad de las primeras decisiones, quince años, es excesivamente precoz. Los empresarios deben diseñar junto a los educadores las materias educativas y ampliar los puestos en prácticas. A los centros de enseñanza se les reclama un seguimiento de los jóvenes que educan y una mayor conexión con las empresas para saber si la enseñanza se adecúa a la demanda de éstas.
A nivel nacional se requiere a los Gobiernos la implantación de un sistema integrador que canalice todo el esfuerzo y permita compartir las mejores prácticas. La Unión Europea debe establecer una plataforma de mercado laboral, que incorpore los datos más relevantes sobre las tendencias de empleo en cada sector y país, las mejores y exitosas prácticas llevadas a cabo por los sistemas nacionales de empleo, fomentando la movilidad,y unificando criterios y estudios, de tal suerte que sean convalidables.
Por buscar otra fuente al respecto sugiero la lectura del libro de Xavier Megarejo, “Gracias Finlandia” (Plataforma Editorial, 2.013). El sistema educativo español se encuentra en el ojo del huracán de las luchas políticas y de la discusión pública, sin que los sucesivos intentos de reforma educativa llevados a cabo hasta la fecha hayan evitado el fracaso escolar y mejorado los resultados que obtienen los alumnos españoles en los Informes PISA. En el otro extremo de la balanza se encuentra Finlandia, cuyos alumnos destacan como punteros en comprensión lectora, dominio matemático y conocimientos científicos. Megarejo apunta muchas claves en su libro pero destaco el rol prominente que los profesores tienen en la sociedad finesa.
En suma, la EDUCACION debiera ser auténtica cuestión de Estado pues constituye el garante del bienestar y progreso presente y futuro. Imbricar mucho más el mundo educativo y empresarial resultará trascendente en el éxito de la tarea en un debate que debiera buscar la excelencia y la visión de futuro, dejando de lado excesos ideológicos anclados muchas veces en épocas ya pasadas.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar