16
May

EL PROYECTO EUROPEO

Escrito el 16 mayo 2014 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Me declaro un firme convencido del proyecto europeo. Aunque a las generaciones más jóvenes se les olvide el dato, no conviene olvidar que desde la creación del Mercado Común hemos vivido el más largo período de paz y prosperidad en Europa. Si se analiza la historia, podemos convenir que Europa ha sido una especie de ring donde todos hemos luchado contra todos, formando diferentes alianzas según soplasen los vientos. Por otro lado, considero que en un mundo ya decididamente global, y desde el respeto a las singularidades de todo tipo de las diferentes regiones que forman la UE, la creación de estructuras potentes debiera facilitar la competitividad, tanto de naciones como de empresas.
Sin embargo, la desafección de la ciudadanía con Europa es creciente. Por ejemplo en España que un 69% presenta uno de los índices más altos de sentimiento europeo, solo el 17% de la ciudadanía recuerda que el 25 de Mayo se celebran elecciones al Parlamento Europeo según estudios recientemente celebrados. Imagino que, por el contrario, no creo que lleguen a ese paupérrimo 17% quienes desconozcan que un día antes los dos grandes equipos de Madrid lucharán en Lisboa por el cetro del fútbol europea.
Me parece que la razón es que el Proyecto Europeo se quedó sin un relato atractivo que enganche a la ciudadanía. Si el único verbo que se conjuga desde la UE es recortar, apaga y vámonos. El ex Presidente de Gobierno italiano Letta declaraba en Febrero con motivo de un debate en el Foro Berggruen que “los euopeistas no tenemos un sueño, otros sí” refiriéndose a los nacionalismos y a los posicionamientos euroescépticos. Considero vehementemente que Europa necesita realto, liderazgo y proyecto. Y a Europa le sobra burocracia y parsimonia. La imagen que podemos proyectar fuera la sintetiza esta declaración en Davos del Presidente del grupo financiero turco Turkven, Seymur Tari: “En Europa Occidental la gente quiere trabajar menos y jubilarse antes, pero no se lo pueden permitir, por eso tienen ahí un problema estructural serio”.
Hay que crear un sistema de gobernanza en Europa más ágil y políticas que acerquen la realidad europea al ciudadano. Menos burocracia y más erasmus. Y más diálogo y generosidad para superar diferencias y tópicos Norte-Sur. Parte de ese sueño europeísta debiera ser la creación de una Europa más emprendedora. UE: de Unión Europea a Unión Emprendedora.
El desarrollo de una sociedad emprendedora con medidas que deben ir desde la educación hasta el acceso a la financiación debiera estar en la agenda de absolutas prioridades de las autoridades europeas. Europa se estanca en un una economía mundial en crecimiento. El desempleo alcanza límites inasumibles, especialmente en países como España. Urge una reacción que permita asegurar una posición sostenible de medio y largo plazo. No se me ocurre mejor alternativa, insisto, que pasar de la UE, Unión Europea a la UE, Unión Emprendedora. Sería la mejor fórmula para hacer convivir el Estado del Bienestar con los requerimientos de competitividad que demanda este espacio global en el que nos tocó vivir. Y, sobre todo, una fórmula para generar ilusión y esperanza en las nuevas generaciones que observan con desesperanza como decrece el peso específico de Europa en el mundo.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar