Archivo de la Categoría ‘PERSONAS Y VALORES’

7
Oct

STEVE JOBS, EL GENUINO EMPRENDEDOR

Escrito el 7 octubre 2011 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Steve Jobs ha representado como pocos ese nuevo empresario que damos en llamar emprendedor. Empresario es un término cada vez más obsoleto. La palabra políticamente correcta es emprendedor. El emprendedor es el empresario bueno. La mujer o le hombre capaz de transformar una idea innovadora en una empresa. Jobs, para mí, ha sido sobre todo un MODELO DE EMPRENDEDOR.

Una mujer sostiene una manzana con una dedicatoria a Steve Jobs, en California. | Reuters

Los emprendedores tienen capacidad de anticipar el cambio, de marcar el rumbo, de desarrollar una gran visión estratégica. Trabajan con pasión porque creen en su idea y esa pasión se transmite y contagia. No hace falta que hagan la pelota ni a ministros ni al político de turno para arrancarle una subvención. Son inasequibles al desaliento porque ven en mundo en clave e oportunidad de negocio.

Ni soy mitómano ni militante en la “Secta Apple” pero quizás por ello pueda clamar con fuerza que me gustaría que el caso Jobs se estudiase en los colegios para que las generaciones jóvenes tengan referentes cuyos avances ellos mismos pueden observar en primera persona.

Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

30
May

LA FINAL DE LA CHAMPIONS: GESTION POR VALORES

Escrito el 30 mayo 2011 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Si algo ha caracterizado a las más exitosas empresas familiares, a aquellas que deben servir de espejo a todos los demás, es que sus miembros comparten un proyecto de largo plazo y unos valores sólidos que se trasladan de generación en generación. Trabajar por el resultado a corto es importante. Sin rentabilidad no hay sostenibilidad. Pero hace falta también la “mirada larga” por la que clamaba Ortega y Gasset. “Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos”, decía el genial filósofo español.
La final de la Champions League del pasado sábado nos ofreció una oportunidad excelente para contrastar la gestión por valores. Se enfrentaron los equipos más laureados de la última década y posiblemente, más allá de eso, los más admirados del momento en el contexto internacional.

En el Barcelona se ha hecho una clara apuesta desde hace años por un modelo y unos valores. Cultivar la cantera, apostar por un tipo de fútbol, buscar cualidades más allá de las futbolísticas entendiendo que el deportista debe ser antes persona. El detalle de la cesión de la capitanía a Abidal para que, tras superar en pocos meses un tumor en el hígado, recogiera la Copa de Europa habla bien a las claras de los valores que se respiran en ese vestuario. Pero no me quiero centrar sólo en los ganadores pues en deporte ganar o perder es caprichoso a veces.
El Manchester está liderado por un escocés de ideas claras como Sir Alex Ferguson que ha dado una fisonomía perfectamente reconocible a su equipo en los últimos 25 años. Un equipo en el que prima el colectivo y el servicio al proyecto compartido por encima de cualquier cosa. Un estilo que va más allá de la cancha y en el que se reconocen fácilmente valores como la caballerosidad, o el orgullo.
Los empresarios familiares debemos ser conscientes de la importancia de contar con líderes emprendedores al frente de nuestros proyectos. Guardiola o Ferguson son magníficos ejemplos. Líderes que son capaces de generar alineamiento estratégico en sus equipos, gestión del compromiso y, al final del día, proyectos ganadores y sostenibles en el tiempo.
Así que, parafraseando a aquel asesor de Clinton en su primera campaña, me permito acabar este post con el slogan “los valores, por favor, los valores”.
Hasta pronto, tratad pese a todo de ser muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios

24
Dic

BRILLA. ILUMINA TU PAIS

Escrito el 24 diciembre 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,

Tomo para titular este último post del año el “claim” del reciente anuncio de Nike  (os adjunto el link y recomiendo que le echéis un vistazo) que nos muestra a Nadal,  Gasol e Iniesta ensalzando los éxitos del deporte español a lo largo de 2.010 y ensalzando los valores asociados como trabajo o esfuerzo. Todo un antídoto anticrisis y un trallazo de moral para una España que tanto necesita ilusión y autoestima.

Es cierto que el deporte español nos ha traído muchas alegrías en 2.010 y que ha sido uno de los pocos asideros donde encontrar motivos de orgullo tras varios años en los que hemos pasado del milagro español a estar pendientes de una posible intervención.

Estamos en época de ilusión y quiero aprovechar para ver las cosas en positivo. En EE.UU empiezan a aparecer datos esperanzadores. Alemania también parece enderezar su economía. El último debate parlamentario en España mostró por primera vez en años un cierto espíritu de colaboración entre gobierno y oposición. Llega savia nueva a la CEOE…

Y por encima de todo sé que son muchos los empresarios y las familias emprendedoras que siguen apostando por innovar, crecer, crear empleo, salir a competir la exterior. Que se resisten a tirar la toalla. Que creen en los valores que les llevaron a crear una empresa. Son los héroes anónimos que nos van a sacar de esta crisis. Mi homenaje de gratitud a todos ellos.

Hasta pronto, sed especialmente felices en estos días de reencuentro de familia y amigos. Espero vuestros comentarios!!

 brilla, imunina tu pais

29
Sep

EL PAPEL DE LA MADRE EN LA EMPRESA FAMILIAR

Escrito el 29 septiembre 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores, y muy especialmente hoy, queridas emprendedoras,

Empezaré diciendo para quienes nos leéis desde fuera de España que hoy aquí tenemos convocada una huelga general. Llevo desde las 6,30 de la mañana trabajando porque, desde el respeto a otras opciones,  creo que es así como se sale de la crisis y se asegura tener una sociedad mejor que es tanto como decir una sociedad más emprendedora. Bajo esos supuestos del emprendedurismo que tanto defendemos en este espacio digital considero se desarrollan mejores oportunidades de empleo, riqueza y bienestar para las sociedades modernas.

Dicho lo cual, paso a asumir mi compromiso de hablar del papel de las madres, mejor dicho, de las mujeres en la empresa familiar.

Si miro la perspectiva de hoy y mi previsión de futuro observo que cada vez más madres y, en general, más mujeres son y serán las fundadoras o las líderes continuadoras de los negocios de la familia. Observo este fenómeno con total simpatía porque significa que la educación que se recibe en casa y  la formación adquirida ya no discrimina entre hombres y mujeres. Conozco cada vez más emprendedoras de raza que han creado y hecho crecer sus negocios con enorme mérito pues a las dificultades propias del proceso deben unir las derivadas de una sociedad que, en mayor o menor grado, aún tiene tics machistas más las propias de compatibilizar el trabajo con el rol de madre.

Y, por supuesto, también cada vez más son las familias empresarias que eligen como sucesoras a mujeres en el bien entendido que reúnen las mejores cualificaciones para pilotar en el futuro el barco de la empresa familiar. Me gusta que estas circunstancias se den de manera natural porque cambia la mentalidad y no tanto por imposición de cuotas. En realidad, me gusta mucho más este proceder que el aquellas familias que todavía entregan las riendas del negocio al varón mayor por más que este sea un zoquete total.

El análisis del pasado ofrece una perspectiva bien distinta, sobre todo en países latinos. En general ha sido el hombre/padre quien se ocupaba del negocio y la mujer/madre de la familia. En esas circunstancias muchas madres han jugado el meritorio papel de constituirse en lo que hoy llamaríamos el consejo de familia. Las madres han sido quienes han atemperado las disputas entre hermanos para evitar que la sangre llegara al río,  quienes han canalizado las relaciones no siempre fáciles entre padre e hijos, quienes se han encargado de la educación  de los hijos o quienes han dado su apoyo al marido en esos momentos duros que todos los empresarios hemos vivido con mayor o menor frecuencia. Por tanto, el papel ha sido fundamental y de un extraordinario mérito, seguramente no muchas veces reconocido como merece. Tan relevante es este proceder que mi sugerencia es que cuando esto ocurre se sigan manteniendo esos roles pero dándole un poco más de formalidad al asunto. Si tuviera que poner un pero éste sería que en muchas ocasiones he observado actitudes muy protectoras en las madres frente a los hijos que han impedido que en la empresa se tomen las mejores decisiones. Insisto que ésta es una característica más de las familias latinas.

La verdad es que gustaría especialmente hoy conocer las opiniones y experiencias de las seguidoras del blog.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

24
Sep

CODICIA

Escrito el 24 septiembre 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Buceando ayer por la red leí una jugosa entrevista jugosa del escritor Mario Vargas Llosa de la que extraigo este párrafo en alusión a la tan cacareada crisis:
“Esta crisis no es una crisis, digamos, puramente financiera. Detrás de la conducta de los grandes banqueros, de los grandes empresarios, hay una moral degradada, profundamente depravada por la codicia. Y esa es una forma terrible de incultura. De eso hablaban todos los grandes pensadores liberales, desde Adam Smith hasta Hayek o Popper. Decían: la libertad, que es el gran instrumento del progreso, si no viene sólidamente fundada, sostenida, por una espiritualidad y una cultura rica, creativa, crítica, en constante renovación, puede llevarnos al abismo”.


No puedo estar más de acuerdo con el maestro peruano. Vengo hablando desde hace tiempo de la triple crisis (financiera, económica y de valores) porque en el sustrato de lo que nos ocurre percibo una profunda pérdida de valores, propios de la caída de los imperios.
Reflexionemos sobre cómo afecta esta cuestión a los empresarios familiares. Es cierto que todos los empresarios somos ambiciosos. Buscamos muchas cosas además del dinero, que también nos mueve, no siempre como máxima prioridad. En la empresa familiar, por ejemplo, hay una enorme motivación por continuar la obra de los fundadores. El punto es identificar cuándo se llega a los límites peligrosos de la codicia, entendida en su más pura acepción del diccionario: deseo o apetito ansioso y excesivo de bienes o riquezas.
¿Se puede ser empresario sin codicia? ¿Cuáles son los límites de la ambición del emprendedor? Seguramente mucho nos pondríamos de acuerdo en un límite obvio: el cumplimiento de la ley. Más matizable sería el aspecto de cumplir con las normas éticas comúnmente aceptadas, porque es un concepto más laxo. Sin embargo hay aspectos mucho más de matiz. ¿Y si la ambición que deriva en codicia pone en riesgo la familia o las relaciones personales? ¿Y si la ambición desbocada me obliga a un ejercicio meramente táctico que puede poner en riesgo la sostenibilidad futura? ¿Y si esa espiral ambiciosa me lleva a alejarme de la prudencia en la gestión? Y tantos otros interrogantes que pueden surgir en las mentes de los inteligentes lectores del blog.
No son temas evidentes y creo merecen un ejercicio de pensamiento individual para todos los que tenemos responsabilidades empresariales.
El próximo post será dedicado a las mamás como os prometí. Necesito el sosiego del fin de semana para acabar de inspirarme.
Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

29
Jul

PROHIBIR

Escrito el 29 julio 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Soy, cuestión de la educación recibida,  un firme defensor de las libertades individuales y, como tal, asisto con creciente indignación a la espiral prohibicionista que vivimos en España. Ayer el Parlamento catalán prohibió las corridas de toros en su territorio. Se nos une esta prohibición a las recientes del tabaco, la bollería industrial,….. ¿Qué será lo siguiente que nos impondrá el Gran Hermano gubernamental? Me gustan los toros, los puros y los donuts pero soy sumamente tolerante y jamás hice apostolado de esas aficiones, más bien respeto profundamente a quien no comparta tales usos. Me gustaría más vivir en un clima de tolerancia y educación que de coacción de las libertades individuales. A este paso, acabaremos teniendo que ir al sur de Francia a ver toros como nuestros padres iban a ver películas subidas de tono en el tardofranquismo, o nos dedicaremos a consumir a hurtadillas tabaco y bollos cual si estuviéramos en Chicago años 20.

Un clásico del socialismo español al que me presentaron en un evento la semana pasada me decía que sentía bochorno porque bajo el mandato de un gobierno de izquierdas el afán prohibicionista superase incluso las cotas que pudo haber en el franquismo. Creo que es el sentir de una buena parte de la ciudadanía. Quienes propugnaban el prohibido prohibir, ahora venga a prohibir.
Tengo la sensación que ante la pérdida de competencias los gobiernos se ven en la obligación de crear una agenda que casi siempre cae en la tentación de inmiscuirse en la vida de los ciudadanos y de las empresas. Peligrosa tendencia que además creo que en España sale gratis habida cuenta el escaso peso de la sociedad civil.
Mientras tanto leo que el concejo municipal de la ciudad de Oakland (California, USA) aprobó un plan que permitirá el cultivo y comercialización a gran escala de marihuana. Quienes apoyaron tal medida tuvieron muy en consideración que será una fuente de ingresos y empleos para la ciudad. Interesante argumento, más en tiempos de crisis como los que vivimos. ¿Habrá que emigrar a California en busca de la libertad?
Hasta pronto, felices vacaciones si es que ya estáis en ello y sed muy felices que es lo verdaderamente importante. Espero vuestros comentarios!!

23
Jul

Queridos emprendedores,  

Volveré a usar en el blog circunstancias de la rabiosa actualidad para compartir con todos los seguidores algunas cuestiones que tienen su lectura en clave empresarial y sociopolítica. El actual Tour de Francia que nos está brindando un espectacular duelo entre dos jóvenes ciclistas como el español Alberto Contador y el luxemburgués Andy Schleck  pero también nos ha dejado momentos curiosos y polémicos: ciclistas que atacan cuando otro sufre una avería mecánica, ciclistas que se paran porque se accidentó  un compañero, ciclistas que incitan a parase a otros cuando quieren atacar, ciclistas que ceden la victoria al compañero de escapada…

 

De hecho, el veterano Carlos Sastre, que ayer fue incitado a no atacar por Contador puesto que se había producido una caída, declaró al llegar a la cima del mítico Tourmalet “estamos  haciendo del ciclismo una patraña de niñatos”. Etapa que, por cierto, ganó Schleck con la aquiescencia de Contador fundiéndose ambos en un abrazo al pasar la línea de llegada como recoge la foto adjunta. Algún periódico titula hoy: “¡Que se besen!”

Si trasladamos todos estos asuntos deportivos a nuestro mundo más habitual de la gestión empresarial se me ocurren algunos interrogantes que os planteo: ¿Vale ganar a cualquier costa? ¿Dónde ponemos los límites del fair play frente a la competencia? ¿Vienen las nuevas generaciones con valores de fair play más interiorizados y menos ánimo competitivo? ¿Será eso bueno o malo para nuestras empresas? ¿Podemos equiparar a la empresa familiar, la empresa con valores, a estos jóvenes ciclistas que hacen gala de fair play y son las multinacionales las que piensan como Carlos Sastre y como esto es la guerra se gana como sea?

Y otro asunto a mayores. Contador se une  a la pléyade de españoles ilustres que triunfan en el mundo. Tenemos numerosos ejemplos en deportes colectivos e individuales, en el mundo de la empresa, de la medicina, de las artes y la cultura, etc , etc…sin embargo nuestra clase política está cada día más cuestionada y según diferentes sondeos de opinión son uno de los mayores problemas del país. Igual que en la empresa familiar, dinero y amor no siempre casan bien, parece que tampoco política y talento lo hacen. ¿Qué os parece?

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante, y espero vuestros comentarios!!

12
Jul

YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL,…(II)

Escrito el 12 julio 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL,…(II) 

Queridos emprendedores,  

Escribo nada más acabar la final del Mundial. Qué emoción y qué alegría vernos campeones del mundo de fútbol. Y encima gol de Iniesta. El crack que no necesita tatuarse, ni peinarse de forma estravagante, ni cultivar la prensa amarilla para demostrar que es un jugadorazo.

Más allá del resultado esta selección nos ha enseñado muchas cosas en clave de empresa familiar y, más allá de eso, en clave de país.

Los proyectos ganadores necesitan un líder, que en este caso ha sido un líder de bajo perfil como Vicente del Bosque, pero líder al fin y al cabo que consigue que pasen las cosas que deben pasar. Todo ello compartiendo un proyecto y en armonía

Precisan también un sumatorio de capacidades que aseguren la puesta en marcha con éxito. Hace falta un goleador como Villa pero también un porterazo como Casillas. Finos estilistas como Xavi e Iniesta junto a valiente guerreros como Ramos o Puyol. Mariscales del área como Piqué y rápidos extremos como Navas o Pedro. Y suplentes que cuando salen aportan valor como Cesc, Mata, Llorente, o Javi Martínez. En definitiva, un equipo unido y motivado para alcanzar un fin común

Y por supuesto hace falta un proyecto y unos valores. En el caso del la selección nacional de fútbol un modo de juego perfectamente reconocible cuyo objetivo es ir a por el partido desde el principio adueñándose de la pelota, con personalidad y carácter. Sin arredrarse ante las marrullerías del contrario o las inpetitudes arbitrales

Esto mismo necesitan las empresas familiares. Nunca me canso de repetir la importancia de contar con un líder empresario por generación, así como compartir proyectos y valores qu permitan un crecimiento del negocio y unas relaciones familiares armónicas.

Pero más que de empresas familiares me interesa hablar de España. Un país donde ocurren cosas tan extrañas como la que muestra esta foto en la que el andaluz Manuel Chavez, a la sazón Vicepresidente del Gobierno, se ayuda de un traductor para seguir la intervención en catalán del también andaluz José Montilla, presidente de la Gerenalitat de Catalunya durante un pleno en el Senado….y los españoles pagando 163 €/minuto de traductores. Como dijo aquel, manda h….

 

La verdad, yo prefiero quedarme con esta imagen.

La de la España triunfante. La España de gente sin complejos, que triunfa allá donde va. La España de la gente que se mueve por valores. Y no sólo es la España de la selección nacional de fútbol. Hay una España de gente brillante, que tiene visión global, que entiende que hay que vivir con perspectiva internacional, conocer mundo, formarse. Hay muchos más españoles de este tipo de lo que imaginamos: deportistas, emprendedores, profesores de universidades y escuelas de negocio, profesionales liberales, investigadores, religiosos, responsables de ONG, ….y tantos ciudadanos anónimos que salen cada mañana a trabajar y sacar adelante a los suyos sin pensar que todo en la vida es adorar el becerro de oro, el regate corto y pícaro de la corrupción, la España de Rinconete y Cortadillo. Esa es la gente que nos debe marcar la guía y que deben ser referentes para poder seguir gritando con orgullo “Yo soy español” más allá de la excitación que provocaron los triunfos de la de la selección en el Mundial de Fútbol de Sudáfrica 2010.

Aprecio mucho vuestros comentarios sobre esta cuestión. Hay que ser valientes y decir lo que pensamos pues estos son tiempos para gente valiente. Tiempos para que la sociedad civil se haga oir.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

9
Jul

YO SOY ESPAÑOL, ESPAÑOL, ESPAÑOL,…(I)

Escrito el 9 julio 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,  

Como no soy políticamente correcto y a mí siempre me gustó el fútbol sin importarme el grado de sofisticación que podría causar por tal afición, me permitiréis que me deleite con este momento histórico que nos ha producido el gol de Puyol y el subsiguiente pase a la final del mundial

 

Obviamente escribo esto antes de la final del  Mundial 2010 y desconozco el desenlace, pero mi intención no es hablar de fútbol sino de la sociedad española y su respuesta ante este gran éxito deportivo.

España entera de desgañita con su grito de guerra: “Yo soy español, español, español, …”. Varios amigo extranjeros me han preguntado que a qué viene tanta excitación al pronunciar esa frase de contenido tan obvio. Imaginemos que, como empresarios, nuestro equipo solo se mostrase orgulloso de su pertenencia  nuestra empresa  en momentos muy puntuales al albur de alguna circunstancia anecdótica. Preocupante, verdad? Enseguida encargaríamos una encuesta de clima laboral o un no sé qué 360 grados.

Creo que, en el fondo, estamos ávidos de valores compartidos. Nos los están quitando. Hay un empeño en enfatizar más las diferencias que las muchas cosas que nos unen. Así, no hay relación económica, social, o personal que aguante. Venga a sacar temas que nos pueden distanciar y enconar. La guerra civil acabó hace más de 60 años y la mayoría de españoles ni vivimos aquel horror, pero venga a seguir dale que dale. En pleno siglo XXI aún no sabemos qué organización administrativa tenemos y se sigue discutiendo al respecto. Si  somos nación de naciones, si el término nación es discutido y discutible…..

Al final (es broma…) va a resultar que la gente se siente más unida por esta bandera y por lo que hay detrás quel famoso cefalópodo

Pero, en serio, no es sano para un país que la gente sienta cierta vergüenza de mostrar su orgullo de ser español salvo cuando la selección española nos da la excusa de sacar ese patriotismo que llevamos escondido. Eso sí es salir del armario.

No es sano que tipos como Blas de Lezo o Hernán Cortés no sean conocidos y reconocidos. Te paseas por el resto del mundo y hay calles, estatuas y plazas dedicadas a personajes históricos que seguramente tampoco aguantarían el test de la leyenda negra.

En fin, las grandes empresas familiares lo son porque comparten valores, tienen su código genético y participan de un proyecto común. Lo mismo pasa con los grandes países. Y yo quiero vivir en un gran país. Así que toca aplicarse en la tarea porque desde la sociedad civil se pueden conseguir muchos logros. ¿Qué pensáis vosotros?

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

7
Jun

RAFA NADAL, LECCIONES EN CLAVE DE EMPRESA FAMILIAR

Escrito el 7 junio 2010 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

RAFA NADAL, LECCIONES EN CLAVE DE EMPRESA FAMILIAR 

Queridos emprendedores,  

Analizando la trayectoria vital y deportiva del tenista Rafael Nadal siempre encontré paralelismos con la empresa familiar.

Nadal es perseverante, y quien trabaja duro y con denuedo, acaba teniendo premio. La vida siempre da una segunda oportunidad a quien se esfuerza para aprovecharla. En Roland Garros 2009 la derrota de Nadal con Soderling supuso el inicio de un declive que llevó al manacorí a la pérdida del número uno del tenis mundial. Empezó una caída que para muchos suponía el principio del fin de Rafa. Un año después, el mismo Soderling derrotó a Federer y dejó expedito el camino a Nadal para recuperar el cetro del liderazgo. Para acabar de rizar el rizo, la final del prestigioso torneo parisino supuso el reencuentro de Nadal y Soderling… y victoria arrolladora del español que además se aúpa de nuevo al nº1 del tenis mundial ¡Qué curiosas coincidencias! O no tan curiosas, porque, quien trabaja duro, acaba teniendo la oportunidad de recoger la recompensa del triunfo.

Nadal es además humilde, no se le conocen gestos ni maneras de divo, mantiene su círculo de confianza. Siempre con una sonrisa en el rostro y encajando con naturalidad las victorias pero también las derrotas. No será un fino estilista pero es honesto y lo deja toda en la pista, dando siempre lo mejor de sí y procurando evolucionar en su juego cada día.

Todas esas características las podemos encontrar en muchas empresas familiares. También están viviendo su crisis como la vivió el tenista español es su horrible año 2.009. Pero con grandes dosis de esfuerzo y con los valores del trabajo y la honestidad por delante van a acabar saliendo de esta difícil coyuntura, viendo de ese modo recompensado sus ingentes sacrificios.

Por eso, igual que a los deportistas les ponemos como ejemplo al gran Rafa Nadal, hagamos que los actores de la economía de mercado se miren en el espejo de tantas admirables familias empresarias. ¿No os parece?

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar