Archivo de la Categoría ‘RETOS DE FAMILIA DE LA EMPRESA FAMILIAR’

2
Jun

TRANSICION GENERACIONAL

Escrito el 2 Junio 2010 por Manuel Bermejo en RETOS DE FAMILIA DE LA EMPRESA FAMILIAR

 

Queridos emprendedores,

Sabemos que una de las características que da impronta a la empresa familiar es su deseo de continuidad. Pero paradójicamente la tasa de fallo en este proceso es muy elevada según manifiestan múltiples trabajos de investigación y estadísticas.

¿Qué suele fallar? Múltiples causas pero una importante es la falta de organización de la transición. A los latinos especialmente no nos gusta hablar de un futuro en el que no estaremos y por eso la sucesión es tema tabú muchas veces.

Otras veces lo que ocurre es que cuando el “jefe”, como decía uno de las habituales seguidoras del blog, se retira, nadie cubre adecuadamente ese vacío. Falta líder del proyecto y sin liderazgo las empresas sufren.

En definitiva, si podemos, lo aconsejable es prepara la transición y al sucesor. Pero también elegir el momento preciso. Me gusta el símil de las carreras de relevos para ilustrar el momento adecuado para ceder el testigo. Ni tan tarde que ya el líder de la empresa familiar acusa el peso de los años y la pérdida de energía que hará que el negocio se resienta y el esfuerzo del continuador deberá ser muy alto para recuperar la posición. Ni tan pronto como para dejar la empresa familiar a un continuador aún poco preparado y que provocará que el negocio sufra por contar con un líder inexperto.

 

 

Así que la sucesión, si las circunstancias de la vida lo permiten, en el momento justo. A las generaciones nuevas siempre les parecerá muy tarde pues no acaban de ver el momento de llevar a cabo sus impulsos juveniles y a los que ostentan el poder acostumbra a parecerles muy precipitado pues no acaban de ver suficientemente preparados a la siguiente generación.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante, y espero vuestros comentarios!!

26
May

Queridos emprendedores,  

Me piden algunos seguidores del blog que ofrezca algunos comentarios para las generaciones venideras. Lo hago encantado y además me fluye más natural, pues tal es mi condición.

Lo primero que deben hacer las hijas e hijos de familias empresarias es observar a sus padres emprendedores y a sus empresas familiares con orgullo.

En todas partes cuecen habas, hasta en esa megacorporaciones que pudieran ser el sueño profesional de esos jóvenes

En segundo lugar hay que facilitarles  que se cultiven, que maduren como personas y como profesionales, que adquieran experiencia profesional en otras empresas y, a ser posible, en otros países. Que desarrollen su empleabilidad y no vean la empresa familiar como el único cobijo para su desarrollo profesional futuro. Como me dijo un importantísimo empresario familiar en cierta ocasión, a los hijos hay que darles educación y mundo.

Luego hay que  pedirles que, como también me repite una exitosa empresaria familiar con quien colaboro hace años, sean parte de la solución y no del problema. Si fruto de su experiencia ven aspectos mejorables en su negocio familiar, díganlo y traten de aportar ideas para encauzar la situación.

Por último, si las circunstancias llevan a una incorporación a la empresa familiar hay que hacerlo con pasión y con humildad. Pasión para hacer realidad los sueños de los fundadores de tener un negocio que crezca y una familia unida y con relaciones armónicas. Humildad para, desde el respeto a lo realizado, construir las bases sólidas que permitan un crecimiento sostenido de los negocios familiares y ser siempre ejemplo para toda la empresa.

Y lo que no hay que hacer: actuar como niños de papá, creernos solo con derechos y no con obligaciones, actuar con nepotismo, no favorecer la profesionalización de la empresa, despreciar el pasado,….

¿Estamos dispuestos los continuadores a asumir el reto? Me encantará conocer vuestras experiencias.

Hasta pronto, sed muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

 

2
May

Queridos emprendedores, antes de escribir este segundo post os quería agradecer las muestras de apoyo que he recibido por el lanzamiento de esta iniciativa.  A los conocidos, permitidme que abuse de vuestra confianza, y os pida que escribáis vuestros comentarios en el blog para deleite de todos, pues me consta que tenéis mucho que decir. Y quienes aún no sois conocidos pues también hagamos grupo compartiendo experiencias. El mundo precisa más sociedad civil y este es un buen cauce para alzar la voz por la noble causa de las familias emprendedoras y del fenómeno emprendedor en general.

Metiéndonos ya en materia del tema de hoy creo que el principal reto que tiene la empresa familiar es reconocerse como tal y sentirse orgullosa de tal carácter. Las empresas familiares tienen singularidades que hay que asumir y gestionar para que sean fuente de ventaja competitiva. Creo que actualmente muchas familias empresarias ya están suficientemente concienciadas de las riesgos que supone el binomio empresa (dinero) y familia (amor). Y amor y dinero no siempre se entendieron bien, ¿verdad? En todo caso me aburre el tono lánguido con el que muchas veces y mucha gente aborda los temas de empresa familiar. Eliminemos de una vez el manido discurso de la problemática de la empresa familiar. Miremos este tema, y la vida en general, con optimismo: nada tan potente como una empresa familiar cuando se gestionan adecuadamente sus singularidades.

Seguir leyendo…

1 3 4 5

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar