Archivo de la Categoría ‘RETOS DE NEGOCIO DE LA EMPRESA FAMILIAR’

3
Jul

Queridos emprendedores,
Llego de un viaje por República Dominicana donde tuve la fortuna de participar en el evento Familiy Business 2.013, organizado espléndidamente por Intras, donde compartí debate con un centenar de empresa familiares de Latinoamérica sobre asuntos relacionados con la institucionalización. También dicté una conferencia para consejeros de empresas familiares que participan en el programa de apoyo a pymes familiares que desarrollan AIREN y el BID en el país caribeño. De regreso, he impartido un módulo de Gestión Emprendedora en el Advanced Management Program del IE Business School ,con masiva presencia de representantes de empresas familiares latinoamericanas.
Este nuevo baño de contacto con la realidad de la empresa familiar del nuevo continente me inspira para insistir en el mensaje de la trascendencia de la institucionalización de los negocios de familia. El momento país que se vive en la mayoría de los países de la región es un momento óptimo para hacer los deberes, si se me permite la expresión. Un buen gobierno supone un salto de calidad hacia la excelencia. Las empresas familiares excelentes generan oportunidades para el crecimiento económico, la creación de empleo, y la generación de riqueza. A partir de aquí, se genera una clase media fuerte. Y eso, a su vez, crea equilibrio y es el mejor garante para la consolidación de estados democráticos fuertes que facilitan la prosperidad. Tal es la relevancia del asunto que estamos tratando, más allá de los intereses concretos de cada empresa.
Me consta que el Gobierno tiende a ser entendido como un intangible. Por tanto algo que se aleja de las urgencias de la empresa y, prescindible. Creo es un error de partida. Los latinos además tenemos particular facilidad para atraparnos en los asuntos de corto alcance. Nos cuesta planificar. No se trata de entrar en un debate entre intuición y rigor sino de mezclar sabiamente ambos atributos.
Considero que cualquier organización, y por supuesto la empresa familiar cuyo propósito es la continuidad, debe dotarse de un eficaz Gobierno como base del proceso de institucionalización de la gestión. Hoy muchas empresas familiares latinoamericanas están convirtiéndose en regionales o multinacionales. En esos procesos la credibilidad que otorga una gestión rigurosa e institucional es fundamental. Contar con eficaces órganos de gobierno de familia y negocio, reglas claras para ambas facetas y para establecer los principios en los que manejar la interrelación entre ambos planos, una correcta hoja de ruta para los negocios y la familia son aspectos que marcan diferencias. Atraer socios, talento o inversores se facilita desde estos presupuestos.
Para abordar los retos de la gestión institucional sugeriría los siguientes pasos:

1ºVoluntad inequívoca de hacerlo:
En mi particular concepción de las organizaciones de hoy, el Gobierno Corporativo es, sobre todo, la atalaya de reflexión estratégica que debe presidir cualquier empresa, con independencia de su tamaño, sector o procedencia. Es la apoteosis del “momento napoleónico”. Esto es, el espacio desde donde las empresas hacen residir la capacidad de diseñar su estrategia, el control de su ejecución y los asuntos de mayor calado para la sostenibilidad del proyecto empresarial

2º Separar los asuntos de negocio y familia
Sin esta concepción estaremos en una permanente confusión y conflicto de intereses que dificultan mucho el sueño de la continuidad de la empresa familiar. Habrá que crear órganos de gobierno de la familia, de la empresa y medidas para facilitar comunicación entre estos dos ámbitos. De hecho, si nos fijamos en las mayores empresas familiares la tendencia más generalizada es la presencia de los miembros de la familia en posiciones de gobierno y de alta dirección

3º Contar con ayuda en el proceso
Mi experiencia como acompañante de muchas compañías en estos procesos es que la contribución de consejeros independientes es de extraordinario valor añadido. Un asesor experto aporta buenas prácticas y ayuda a la familia a manejarse con parámetros más institucionales y rigurosos. Haciendo que entre “aire fresco” en debates demasiadas veces poco fructíferos por el exceso de endogamia que se observa en muchos negocios de familia.

4º Avanzar progresivamente
Como en tantos otros ámbitos, se debe empezar de manera paulatina. Probando, aprendiendo y adoptando aquellas herramientas y prácticas que mejor se vayan adaptando a cada caso concreto. Honestamente, no tiene sentido pasar del cero al infinito. Entre las prácticas de gobierno corporativo de grandes corporaciones cotizadas y la nada hay todo un mundo que ir recorriendo. Vayamos consolidando avances para profundizar en el gobierno corporativo y familiar.
.
En resumen, considero que la institucionalización es una palanca fundamental para dar sentido al propósito de continuidad que persigue, y da sentido, a las familias empresarias. La época de bonanza que viven muchas empresas familiares latinas, consecuencia de su buen hacer que aprovechan períodos de crecimiento macroeconómico, es el momento óptimo para abordar a fondo y con total determinación asuntos tan trascendentes como el gobierno de la familia y la empresa.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

23
May

Queridos emprendedores,
Hemos celebrado esta semana un interesante e intenso programa en IE Business School sobre la continuidad de la empresa familiar en colaboración con la Fundación Numa. Cuanto más convivo con familias empresarias y analizo el entorno, más claro tengo que el concepto de la empresa familiar debe evolucionar para adaptarse a una realidad nueva. Vivimos en una sociedad en cambio permanente en la que, lo que permanece estable, es el cambio. Una sociedad en la que cambian los paradigmas. Una sociedad tremendamente impactada por la creciente globalización y por el desarrollo de internet y las tecnologías de la comunicación. Por eso abogo por una “Empresa Familiar 2.0.”. Un concepto mucho más abierto y flexible para las familias empresarias.
La empresa familiar tradicional ha sido muy endogámica y poco dada a establecer conexiones con el entorno. Muy cerrada a la entrada de socios de cualquier índole. Hoy creo que ese modelo no va a funcionar. Cualquier organización está construyendo esquemas organizativos en red para atender las demandas de estos nuevos escenarios. No es difícil imaginar empresas familiares que, desde su holding de cabecera, aborden diferentes proyectos. En algunos con socios locales que ayuden a desarrollar más fluidamente la expansión internacional, en otros con socios inversores para aprovechar estrechas ventanas de oportunidad. Armando globalmente su cadena de valor. Aprovechando las nuevas tecnologías. Con estructuras mucho más institucionalizadas y con presencia activa de consejeros independientes o asesores.
Por otro lado, se impone también un espíritu más abierto para facilitar que los miembros de la familia también emprendan de manera que coincidan en el proyecto fundacional pero puedan abordar otros. La vaca del negocio tradicional, salvo en excepciones, difícilmente puede dar leche para todos a medida que la familia se multiplica.
Hay que organizarse para crear mecanismos de gobierno de familia y negocio que faciliten la puesta en acción de estas estrategias. Por encima de esto hay que migrar estilos y modelos de dirección y relación haciendo primar mucho más aspectos como los siguientes:
-Visión, para anticipar tanto aspectos relevantes en la gestión de los asuntos de familia como en los retos de negocio. Esto exige recursos, tiempo y establecimiento de las correspondientes atalayas de reflexión estratégica para facilitar la cohesión familiar y el crecimiento rentable de las actividades empresariales.
-Comunicación: mi experiencia es que a las familias empresarias españolas, y latinas en general, nos cuesta comunicar sobre los temas trascendentes. No abordamos en profundidad las cuestiones críticas por más que resulten espinosas. Hay que cambiar radicalmente esta actitud. Hay que crear mecanismos de comunicación abierta, trasparente, constructiva.
-Practicar el verbo compartir: tener socios, profesionalizar la gestión o el gobierno, crear espacios para la reflexión, acudir a expertos, o desarrollar alianzas estratégicas obliga a un estilo de liderazgo y gestión en el que prime el espíritu de diálogo, consenso. La ejemplaridad como principal activo del líder. Y no el mero ejercicio del mando por el mando. Compartir es palabra clave en la gestión de la “empresa familiar 2.0.”
Las “empresas familiares 2.0.” conjugarán sabiamente los valores tradicionales, que les han permitido consolidar un proyecto sólido, con las innovaciones necesarias para su adaptación a entornos distintos y complejos. Y más que nunca serán conscientes de la necesidad de contar siempre al frente con un verdadero líder emprendedor y desarrollar una fuerte cultura emprendedora.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

8
May

Queridos emprendedores,
Siempre he recomendado a las empresas familiares que enfoquen su estrategia hacia el liderazgo, porque el liderazgo ofrece confort. Desde el liderazgo se facilitan las condiciones de competitividad.
Recientemente hemos conocido que el restaurante “El Celler de Can Roca” ha recibido el galardón de mejor restaurante del mundo por la prestigiosa revista “Restaurant”. Algo equivalente al Oscar de la gastronomía. Además, desde 2.009,  el establecimiento de los hermanos Roca cuenta con 3 estrellas Michelin.
“El Celler de Can Roca” es una empresa familiar soñada y gestionada por los hermanos Roca: Joan dirige la cocina, el mundo salado; Jordi coordina la repostería, el mundo dulce, y Josep, sumiller, gobierna el mundo líquido y dirige la sala. Como ellos mismos confiesan, su negocio es un sombrero de tres cabezas.
Cuando escuchas a los miembros de esta familia empresaria enseguida adviertes asuntos trascendentes que, sin duda,  han contribuido en el excepcional desempeño de su negocio y que deben servirnos de ejemplo y enseñanza a todos.
Para empezar destacaría la extraordinaria sencillez y humildad de estos personajes. Hay que tener mucha grandeza para asumir el éxito con tanta naturalidad y con ánimo de seguir avanzando y aprendiendo cada día. Enhorabuena!
También se advierte una mezcla que forma parte de las organizaciones, empresas o individuos que triunfan en el mundo actual: sólidos valores y continua innovación, la receta del éxito. Los hermanos Roca no dejan de mencionar siempre a sus ancestros, y principalmente a su madre, de la que destacan haberles inculcado principios como generosidad, esfuerzo, perseverancia, trabajo u hospitalidad. Por otro lado, estos artistas de la gastronomía destacan por su inmensa creatividad lo que les sitúa en la vanguardia de su industria.
Destaco también la inteligencia y altura de miras que demuestran para construir una organización en la que se busca la aportación de valor de los tres hermanos, en lugar de desgastarse en peleas absurdas, que surgen cuando priman las abyectas miserias humanas. Cuando se va acompañado en el camino se crean condiciones para llegar más lejos. En la distancia se encuentra el anhelo de la continuidad, tan intrínseco a la empresa familiar.
Por último, quiero realzar la visión de largo plazo. “Queremos que nuestro sueño dure”, se les escucha frecuentemente a los hermanos Roca en sus declaraciones públicas. Emprender es soñar. Y luego, ejecutar con precisión. Características inherentes al proyecto familiar de “El Celler de Can Roca”.
Y no quiero acabar este post sin destacar la enorme contribución de Gente Emprendedora, Gente de Calidad, como los hermanos Roca. Entre otras cuestiones, pongo en valor ahora su aportación a la economía y a la marca España. Turespaña cifra en el año 2.012 en 5,6 millones los extranjeros que llegaron a España motivados por su comida, lo que se valora en 6.393 millones de euros el pasado año. Unos datos extraordinarios.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

26
Mar

Queridos emprendedores,
Acabo de asistir en este trimestre a diferentes reuniones de consejo de compañías en España con las que tengo algún vinculo a nivel de gobierno corporativo, generalmente empresas familiares de tamaño medio. En general, son compañías que están desenvolviéndose con desempeños muy positivos, incluso en estos últimos cuatro años de un entorno macro durísimo.
Sin ánimo por supuesto de desvelar ninguna información confidencial, quisiera compartir algunas prácticas comunes de estas empresas que crecen con, y pese, a la crisis. Son organizaciones que cuentan con importante liderazgo emprendedor y, por tanto, se gestionan con valores y cultura emprendedora.
Esta actitud las convierte en compañías 4I, pues son dirigidas desde cuatro ejes estratégicos que comienzan por la palabra I:

– Inteligencia de mercado, para saber leer correctamente los movimientos evolutivos de sus industrias y adaptarse con propuestas de valor muy en consonancia con los avances percibidos

– Innovación: llevan en sus genes la capacidad para pensar fuera de la caja, romper tabúes o paradigmas que se revelan obsoletos. Trabajan de manera innovadora a nivel de procesos o productos siempre con la mirada puesta en mejorar el valor agregado de lo que proponen a sus clientes. También, y en otro orden de cosas, el carácter innovador aplica a la gestión de personas y estas empresas 4I están convencidas que a mas talento, mas competitivas son.

– I+D: las organizaciones 4I sienten que están disputando una maratón y no una carrera de 100 m lisos. Con visión de largo plazo entienden que deben invertir importantes recursos para dotarse de tecnologías o productos propietarios. Porque cuando estos esfuerzos se hacen con orientación a cliente las ventajas competitivas que se derivan son muy potentes

– Internacionalización: las empresas 4I están convencidas que la globalización ofrece indudables oportunidades y piensan estratégicamente como capturarlas. Estoy pensando en acciones multinivel. Por supuesto, desde el punto de vista de desarrollo de negocio ahondar en actividades de internacionalización. Pero también visión global para captar talento que, desde la diversidad, aporta grandes y nuevas competencias y capacidades a su empresa. O, por supuesto, la oportunidad de armar la cadena de valor de la organización con perspectiva global.

En definitiva, podemos aprender una lección sugerente. Con independencia de lo macro, desde lo micro hay vida, hay muchas cosas por hacer y muchas nuevas oportunidades a las que lanzarse. El nombre del juego es trabajar, más que nunca y de forma diferente a como se hacía hace apenas un lustro. Porque ahora, desdiciendo al incomparable Gardel, 20 años es muchísimo, y cinco, también. Los efectos de esta sociedad del cambio que nos toco transitar.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

7
Mar

Queridos emprendedores,
Las empresas familiares exitosas contaron con el impulso de un emprendedor de raza que imaginó una idea y la ejecutó a satisfacción. La empresa familiar aspira a la continuidad, a la cohesión de sus miembros en torno a un proyecto y unos valores compartidos. Para que eso se produzca es necesario contar en todo momento con un líder emprendedor al frente.
Ese sumatorio de liderazgos emprendedores potentes que adornan la historia de cualquier institución, empresa o asociación de referencia asegura un desempeño ganador en el que inteligentemente se mezclan tradición e innovación.
Toda organización de éxito lo es porque hay determinados asuntos que hace a nivel excelente. Es importante identificarlos para luego grabarlos en piedra no sólo en las paredes de la empresa sino en los cerebros de todos sus colaboradores. Esos enfoques no deben olvidarse jamás por el riesgo que suponen de desnaturalizar la esencia de la organización y, a partir de ahí, perder el favor de los clientes.
Pero los valores no pueden significar absurdo inmovilismo. Los Apple, las Coca Colas o los modelos de Zara son hoy muy diferentes a los que ofrecían en sus momentos fundacionales, cuando ya empezaron a tener éxito. Han ido innovando para evolucionar sus productos y servicios asegurando que encajan con las demandas del momento. Y persisten en la tarea.
Tú, como yo, habrás oído muchas veces expresiones del tipo “esto siempre se hizo así” como argumento para no avanzar. Te recomiendo en esas situaciones apeles a que el fundador, padre, abuelo, bisabuelo o quien fuera, lo hacía así hace 15, 30 o 100 años cuando creó la empresa, porque eso era lo que demandaba el mercado de entonces. Pero si viviera hoy, consideraría sus propias creaciones unas “anticuallas” inapropiadas para esta sociedad tan dinámica y global del siglo XXI. Es más, seguramente sería el primero en liderar el movimiento transformador que su organización precisa.
Dedica un par de minutos a pensar en empresas, países o instituciones que consideres de referencia y de éxito en el largo plazo. Seguramente el binomio tradición+innovación está muy insertado en la cultura de esas organizaciones y en la de sus gentes.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

3
Mar

Queridos emprendedores,

Samsung es una compañía con una trayectoria rotunda. Por su admirable capacidad de evolución esta empresa que empezó vendiendo pescado seco hoy lidera el negocio mundial de los teléfonos móviles habiendo desbancado a la poderosa Apple de la cima de esta dinámica y multimillonaria industria. Hoy Samsung es un gran conglomerado con más de 80 divisiones y referente en la electrónica de consumo. Un enorme caso de éxito.

En paralelo, y como es de dominio público, asistimos a la batalla entablada entre los descendientes de Lee Byung-Chul, fundador de Samsung, fallecido hace ya 25 años. La pelea entre el actual Presidente de la Corporación, Lee Kun-Hee y sus hermanos Lee Maeng-Hee y Lee Sook-Hee, a cuenta de la herencia, está viviendo sus momentos álgidos y el indudable morbo de estas situaciones lleva el asunto a las portadas de muchos medios.
El ejemplo de Samsung nos recuerda el permanente doble reto que deben afrontar las empresas familiares en la búsqueda de su inherente objetivo de la continuidad. Por un lado, mantener la cohesión familiar en torno a un proyecto y unos valores compartidos. Por otro, crear las condiciones para que el negocio esté en condiciones de ser sostenible, rentable y escalable. Cuando uno de los dos pilares se resquebraja, generalmente afecta al conjunto.

Abordar este doble reto va mucho más allá de la idea simple, que parece haberse instalado en las mentes de muchas empresas familiares, de que todo esto se soluciona elaborando el llamado protocolo de familia. No es así. Abordar este doble reto es una tarea titánica que implica la utilización de herramientas, como pueda ser el protocolo, pero también otras. Es un esfuerzo que demanda una gran capacidad visionaria y de liderazgo para los negocios pero también para los asuntos de la familia. También trabajar para construir una cultura familiar fuerte donde predominen valores como la generosidad, la altura de miras o la lealtad. Sin olvidar establecer mecanismos que sirvan para abordar desavenencias con los menores efectos posibles en todos los ámbitos. La experiencia demuestra que estas tensiones acaban apareciendo, más aún cuando la familia se va haciendo más grande o cuando los negocios se resienten.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

2
Feb

Queridos emprendedores,
En las últimas semanas he tenido por razones de mi agenda profesional encuentros con varios relevantes empresarios familiares. Una vez más he regresado a casa con la firme convicción que la empresa familiar es espejo donde mirarse. Hay mucho que aprender de las empresas familiares. La empresa familiar no es sinónimo de problemas, como parece desprenderse si atendemos a las noticias publicadas generalmente en torno a esta temática en medios de comunicación, donde se suelen destacar los aspectos más sórdidos de este tipo de organizaciones, que son la excepción, dicho sea de paso.
Cuando analizas casos de éxito de empresas familiares líderes encuentras que su gestión está presidida por valores muy potentes. Valores que afloran con frecuencia en las conversaciones con familias empresarias y que observas hasta en nimios detalles. Por cierto, valores que ojalá permearan al conjunto de la sociedad. Destaco cuestiones como excelencia, compromiso, responsabilidad, ética empresarial, iniciativa emprendedora, innovación, prudencia en la gestión, visión de largo plazo, perseverancia, trabajo duro, orientación al logro, ….
Esta observación empírica coincide con investigaciones solventes como la aportada en el libro “La Reputación de la Empresa Familiar” dirigido por la prestigiosa consultora Villafañe&Asociados y en el que tuve la oportunidad de colaborar. Hay evidencias de que la empresa familiar compara mejor con otro tipo de organizaciones en términos de beneficios, internacionalización, solvencia, calidad de la oferta comercial, atención al desarrollo de sus empleados y ética. En esta Europa de la triple crisis (económica+financiera+de valores) quiero destacar precisamente la relevancia de los valores de la empresa familiar en medio de una sociedad que parece haber destinado todos sus esfuerzos a la adoración del becerro de oro, sin importarle lo que se lleve por delante con tal de obtener dinero.
A la empresa familiar en general lo que le falla habitualmente es la gestión de los intangibles porque no está habituada a formalizar espacios de reflexión estratégica dese los que atender adecuadamente estos temas. En este sentido saco a relucir una frase muy pragmática de John D Rockefeller que dice “Reputación es hacer las cosas bien y que se sepa”. Muchas empresas familiares hacen las cosas bien, y hasta muy bien. El reto es trasladarlo al conjunto de la sociedad, empezando por los medios de comunicación, pues en la clase periodística es donde la investigación demuestra que es peor la percepción de la empresa familiar. En esta era de internet no vale ya la estrategia del avestruz.
También en este ámbito percibo un creciente esfuerzo de la empresa familiar por manejarse con mayor rigor, formalizando el gobierno corporativo, cuidando el talento en el bien entendido que cuando más capacidades se aglutinan más se facilita la competitividad o entendiendo que vivimos en un entorno global lo que obliga a ampliar la visión periférica a la hora de tomar decisiones determinantes sobre los negocios. Seguramente no es casualidad que también advierto un creciente interés de las generaciones continuadoras por los negocios de sus familias. Cuando en los años 90 dirigía el MBA del IE Business School la mayor parte de los hijos de familias empresarias preferían hacer carrera en banca de inversión o consultoría. Seguramente porque la empresa familiar era un modelo de escaso prestigio. Bienvenido sea este cambio y la puesta en valor de la empresa familiar a la que debemos una muy buena parte del empleo y la riqueza que se genera en el mundo.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

10
Ene

Artículo  de Manuel Bermejo publicado en Expansión: La #Compretitivividad de la #empresafamiliar española y europea

“A la empresa familiar española y europea sólo le caben dos estrategias. Exigir a través de sus canales de influencia una gobernanza mundial más equilibrada. En segunda instancia, observar  esta situación en clave de oportunidad para abordar crecimientos en regiones como latinoamérica, China o India.” Breve extracto del artículo.

Artículo  completo en este enlace

20
Dic

Queridos emprendedores,

Quería compartiros algunas conclusiones del año en clave de empresa familiar. Por si los mayas tienen razón, permitidme lo adelante al día de hoy.

En el primer post del año barruntábamos que el 2.012 iba a ser malo y se nos iba a hacer largo, por malo y por bisiesto. En general a nivel macro, así ha sido. Mi recuerdo y ánimo para quienes lo están pasando verdaderamente mal en esta prolongada crisis.

He querido hacer una revisión del año en relación a las actividades de las empresas, muchas de ellas familiares, más cercanas a mi perímetro de actividades. Debo concluir que el balance va de razonablemente positivo a muy positivo. Parece que mejor que la media. Creo que ha habido algo de suerte. He estado tratando de identificar algunas de las razones que han llevado a la buena suerte de crecer incluso en tiempos convulsos Os comparto algunas lecciones aprendidas:

Cuanto más trabajo, más suerte tengo

Cuánto más “hayqueista” soy, más suerte tengo

Cuanto más nítida es mi hoja de ruta, más suerte tengo

Cuanto más me esfuerzo en analizar y adaptarme a las evoluciones del entorno, más suerte tengo

Cuanto más uso estrategias y herramientas de acercamiento al mercado, más adaptadas al entorno evolutivo en el que compito, más suerte tengo.

Cuanto mejores, por más adaptados al entorno evolutivo en el que compito, productos o servicios pongo en el mercado, más suerte tengo.

Cuando más invierto en innovación, más suerte tengo

Cuanto más eficaz uso de los recursos hago, elimino más grasa, y más suerte tengo

Cuanta más gente competente me rodea, más suerte tengo

Cuanto más invierto en formar y desarrollar a mi gente, más suerte tengo

Cuanto más invierto en formarme y desarrollarme, más suerte tengo

Cuanto más me credibilizo y credibilizo mis proyectos, más suerte tengo

Cuanta más mirada y acción internacional tengo, más suerte tengo

Cuanto más me preocupo de dedicar tiempo de calidad al Gobierno de mi empresa, verdadera atalaya de reflexión estratégica, más suerte tengo (“momentos napoleónicos”)

Cuanto mejor balanceo lo urgente y lo importante, más suerte tengo

Cuanto más me preocupo de intangibles como la reputación, el plan estratégico de la familia y el negocio o la construcción de una marca fuerte, más suerte tengo

Cuanto más foco pongo en la competitividad de mi negocio, más suerte tengo

Cuanto más gestiono por valores, más suerte tengo

Cuanto más dedico a obviar los temas que no aportan valor y que forman parte de las pequeñas miserias humanas, más suerte tengo

Cuanta más ayuda pido en mi entorno a especialistas en temas que no domino, más suerte tengo

Cuanto más me esfuerzo en cultivar mi felicidad, más felices son los que me rodean y más suerte tengo

Ah! Por si se me olvidaba… Y cuanto más, mucho más trabajo, más suerte tengo

Para acabar deciros que, consiente como soy que muchos de los seguidores del post pertenecéis a la ComunidadIE, el final del año nos trajo la excelente noticia del Nº1 de Europa en el Ranking Global de Escuelas de Negocio que publica Financial Times. No sólo para nuestra comunidad, sino para esta España en crisis, es muy, pero que muy relevante, liderar la industria de la formación ejecutiva. Vivimos en la sociedad del conocimiento en la que la educación juega un papel capital.

Hasta pronto, tratad de ser muy felices, mis mejores deseos para estas Navidades y para el 2013. Espero vuestros comentarios!!

16
Dic

Queridos emprendedores,
,
Hagamos un rápido análisis de la situación del mundo. Contemplamos regiones como Latinoamérica, China o India donde los crecimientos económicos son elevados, hay mucho por hacer en el orden de las infraestructuras y el desarrollo social, y sus empresas compiten en ventajas evidentes por menores costes laborales que en algunos casos alcanzan niveles de dumping social, o por políticas proteccionistas o por actuar en condiciones mucho más laxas que sus correspondientes pares del mundo supuestamente avanzado. En este sentido a la empresa familiar española y europea solo le cabe: 1º/ exigir a través de sus canales de influencia una Gobernanza mundial más equilibrada y 2º/ ver esta situación en clave de oportunidad para abordar crecimientos en esas regiones o armar parte de su cadena de valor en esos países para ser más competitivos

Si comparamos la situación con USA también la UE está en desventaja. Somos menos competitivos. Influyen numerosos factores: mayores costes sociales, fiscales y laborales, menos inversión en investigación y desarrollo, menor acceso a los mercados de capitales,…. Frente a esto cabe aplicar las mismas recetas que comentábamos en el punto anterior, lo cual promueve acciones de deslocalización o desinversión que pueden ser positivas para las empresas pero no para la economía europea, pero es lo que hay.

Si analizamos la situación particular de la UE y España ya sabemos hasta la saciedad que vivimos en una severa crisis, lo cual se resiente en el consumo lo que se traduce el desempleo, poca inversión y un círculo verdaderamente vicioso se pone en marcha. Situación muy complicada para hacer empresa, la verdad. De nuevo, cabe pedir a las autoridades comunitarias y europeas políticas de estímulo de la actividad económica que complementen las, por otro lado, necesarias medidas de ajuste en aras del equilibrio presupuestario.
Un ejemplo. Pensemos en España. Leo recientemente la noticia de que la Junta de Castilla y León da a Nissan y Renault casi 15 millones de euros en ayudas y subvenciones. Me parece muy bien por aquello de mantener una fuente muy importante de empleo, bien tan escaso. Ahora bien, si me pongo en los zapatos de los empresarios familiares de Castilla y León pediría, al menos, el compromiso por parte de esta multinacional de contar con proveedores regionales, siempre que existan y sean competitivos. Sería la forma de compatibilizar la creación de empleo de la gran corporación con el fortalecimiento del tejido industrial local que, a su vez, permite crear más empleo. En el fondo es facilitar que las empresas castellanoleonesas, por seguir con este ejemplo, sean las multinacionales del mañana. Y, por favor, que nadie me venga con monsergas liberales y de no intervención en actividades de empresas privadas porque, entonces, ni subvenciones, ni gobierno, ni nada, desmontamos todo el aparato administrativo que tanto nos cuesta y mercado libre.

En esta tesitura las empresas familiares europeas y españolas tienen que poner todo, todo el foco en la mejora de su competitividad. Todavía hay quien se enfanga en absurdas peleas de celos entre sagas o se cuestiona dedicar recursos a actividades tan necesarias como la inversión en marca, I+D, formación o internacionalización, profesionalizar la gestión o contar con eficaces y potentes órganos de gobierno que se constituyan como verdaderas atalayas de visión estratégica. Inexcusablemente hay que poner en el mercado productos con una más atractiva propuesta de valor, acudir a aquellos mercados que todavía demandan los productos que fabrico y, desde luego, tomar todas las medidas necesarias para estar en capacidad de hacerlo.

Hasta pronto, tratad de ser muy felices, y espero vuestros comentarios!!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar