8
Dic

LA ESENCIA DE LA FRANQUICIA

Escrito el 8 Diciembre 2013 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
Confieso que me gusta mucho el sistema de la franquicia porque contribuye a la competitividad de las empresas, reto básico en esta sociedad del cambio. Pero también porque es una fórmula que ayuda mucho a la creación de una sociedad más emprendedora. Facilita, por el lado del franquiciador, la creación de compañías más sólidas, con más recursos para competir, orientadas a la innovación, y, listas, en suma, para asegurar posicionamientos sostenibles y rentables.
Y por el lado del franquiciado, la franquicia ha permitido a muchas personas convertirse en emprendedores con el apoyo de la experiencia y el know-how que aporta el socio franquiciador.
Dicho esto, observo algunos planteamientos que me gustan menos al alejarse de la esencia de la franquicia. De manera contundente los resumiría así:
-Como me va mal, me animo a franquiciar. No!
-Como el banco no me financia, me animo a franquiciar. No!
-Como acabo de lanzar mi negocio y quiero crecer muy rápido, me animo a franquiciar. No!
-Como estoy en paro y me hablaron de una franquicia, me animo a ser franquiciado. No!
-Como no sé en qué emprender, me animo a ser franquiciado, porque el franquiciador se encargará de todo. No!
-Como soy franquiciado, y pago, ya se ocupará el franquiciador del negocio. No!
La franquicia supone clonar un éxito, creado por el empresario franquiciador. Sin éxito no debiera apelarse a esta fórmula, por cuestiones estratégicas y éticas. Franquiciar supone desarrollar un sistema que de apoyo a la red para facilitar a todos los adheridos a la enseña su rentabilidad, lo cual exige también tiempo, trabajo, y recursos para atender los requerimientos propios del rol del franquiciador.
Ser franquiciado demanda asumir un rol peculiar. Eres dueño de un negocio, si bien muchas decisiones relevantes te vienen dadas. Y también supone que hay que estar dispuesto a trabajar duro, a seguir las normas de la cadena y a implementar en tu ámbito de responsabilidad todas la medidas que permitan que el negocio funcione bien.
La franquicia aporta sinergias que pueden ser potentísimas. Un franquiciador que construye una marca crecientemente global, que innova, que pone énfasis en desarrollar un modelo de negocio rentable. Y un franquiciado consagrado a operar con dedicación y escrupulosidad en el detalle su propio negocio.
En esencia, un sistema de altísimo potencial. Si nos alejamos de la esencia, afloran los problemas. Y en tiempos de crisis, muchas veces las esencias se olvidan.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

30
Nov

Queridos emprendedores
Un emprendedor familiar debe ser consciente que, por el simple hecho de serlo, va a convivir con una serie de singularidades que conviene conocer y prevenir. Un relevante número de fracasos de la empresa familiar ha ocurrido por conflictos que surgen precisamente de una inexistente o deficiente política de atención a estas singularidades. Probablemente la causa de esto es que durante muchísimos años los empresarios de familia solo estaban pendientes, y vaya mérito por cierto, de sacar adelante su negocio. Tiene su lógica si advertimos que una gran parte de nuestro actual tejido empresarial ha sido creado por personas hechas a sí mismas.
La empresa familiar del siglo XXI ha experimentado enormes cambios en relación a sólo unas pocas décadas atrás, que es cuando desde la academia y la consultoría se empezó a tratar de manera consistentes este fenómeno. En estos tiempos, por un lado, los miembros de familias empresarias están más concienciados que nunca de los retos que deben abordar y han tenido la oportunidad de recibir educación general y específica en materia de gestión de empresas familiares como nunca antes había sido posible. Pero, por otro, los mercados se han sofisticado extraordinariamente por razones como la globalización, la creciente competencia, el gran dinamismo o el impacto de las nuevas tecnologías.
En este contexto siempre he invitado a las empresas familiares a dirigir sus estrategias hacia sucesivas posiciones de liderazgo en los sectores en los que compiten. Porque, al fin y al cabo, el liderazgo ofrece confort. Todos los stakeholders suelen preferir tratar con empresas líderes. Especialmente estoy pensando en ese talento que siempre vamos a necesitar para hacer crecer los proyectos. Semejantes estrategias suponen para la empresa familiar un extraordinario desafío. Pero no nos dejemos llevar por pensamientos “esqueistas”. Se puede, ser empresa familiar y además desarrollar una estrategia conducente a obtener una posición de liderazgo en la industria. Claro que esto exige altas dosis de inteligencia, arrojo, ambición, perseverancia, honestidad , visión, anticipación al cambio, generosidad, coherencia, rigor, o pasión. En suma, ser un verdadero emprendedor familiar.
Mi aproximación es que nada tan retador como cooperar al desarrollo de una empresa familiar. La dueñez bien ejercida aporta enormes ventajas que el talento sabe bien apreciar. Por tanto, nada tan potente como una empresa familiar. Una empresa familiar tiene nombre y apellidos, y a partir, de ahí los valores de una familia.
Creo que hoy muchas familias empresarias están en una nueva etapa. Han consolidado sus negocios y ya están suficientemente concienciadas de los riesgos potenciales que supone el mal manejo de las singularidades del binomio empresa y familia. El éxito futuro pasa por el tránsito del negocio familiar, de manejo poco sofisticado, y que trabajaba en escenarios de economía más cerrada y, por tanto, de competencia limitada, a la empresa que debe crecer para asegurar su presencia, viabilidad, rentabilidad y para ello apela a diferentes estrategias, que es gestionada de manera muy rigurosa e institucional, que compite en mercados abiertos, complejos y cambiantes y que definitivamente aspira a posiciones de liderazgo en su industria.
También el incremento de la familia aconseja hacer crecer los negocios para crear condiciones razonables de preservación de la armonía familiar. En este sentido, se me antoja crítica la gestión emprendedora para asegurar que la empresa gane en dimensión y rentabilidad, fortaleciendo de esta manera su posición competitiva.
Abogo, por tanto, por la empresa familiar líder que atiende sus retos de negocio y de familia dotándose de reglas claras, sistemas de gobierno eficaces para la familia y el negocio, estrategias para trabajar en la línea de un crecimiento sostenible y rentable, que se cohesiona en torno a valores y proyectos compartidos, que innova para adaptarse a un tiempo nuevo y que no duda en dotarse de los recursos, humanos y económicos, necesarios para implantar su estrategia con éxito. Una gestión integrada que va más allá de la firma de un protocolo, herramienta tan de moda hoy y que tampoco supone una pócima mágica por sí sola.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

23
Nov

EQUILIBRIO

Escrito el 23 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,

Ha sido una semana de muy intenso contacto con gentes emprendedoras. La inicié presentando “Gente Emprendedora, Gente de Calidad” en Zaragoza, participé en un encuentro a mitad de semana organizado por “Estrella y Tuits” y acabé impartiendo mi módulo de Gestión Emprendedora en una nueva edición de Advanced Management Program del IE Business School. En todos estos eventos he tenido oportunidad de debatir y participar en coloquios acerca de cuestiones de mi interés: empresa familiar, start ups, emprendimiento corporativo,…. Esta intensa actividad me ha inspirado de nuevo a sentir la trascendencia del equilibrio en todo lo que desarrollemos en la vida.
He repetido muchas veces la idea de que aquellas relaciones que no se basan en el equilibrio difícilmente serán sostenibles. Hay algún proverbio chino, tan de moda ahora por el creciente protagonismo del gigante asiático, que nos enseña aquello de que “no es estable aquello cuya base está en desequilibrio”.
Y es cierto. Pensemos en algunos temas relevantes de nuestra agenda:
-Debe haber equilibrio entre nuestra vida privada y la vida profesional, entre las actividades físicas y mentales, entre cuerpo y espíritu, entre deporte y descanso, en la dieta,…
-Nuestras relaciones personales deben estar basadas en el equilibrio. Si no hay sentido del equilibrio todo se tambalea. Especial mensaje para la gente emprendedora. Emprender, no tiene horas, es una actividad muy pasional. Quien te acompañé, debe respetar esta peculiar forma de entender la vida.
-Equilibrio para combinar el sacrifico que supone emprender un proyecto muy innovador sin ver retorno al esfuerzo con la generación de ciertos ingresos que te permitan cubrir tus mínimos vitales (que pueden salir del propio negocio o de alguna actividad profesional transitoria hasta que cuaje el proyecto).
-Equilibrio también para construir equipos: gentes para desarrollar negocio y otros para cuidar la casa, jóvenes incisivos y maduros serenos, mujeres y hombres, locales y extranjeros,…
-Equilibrio para gestionar equipos: palo y zanahoria, exigencia y premio
-Equilibrio entre el sueño emprendedor y la habilidad para ponerlo en marcha a satisfacción
-Equilibrio entre táctica y estrategia
-Equilibrio entre urgente e importante
-Equilibro entre corto y largo plazo
-Equilibrio entre formación y experiencia
-Equilibrio en la empresa familiar entre los valores tradicionales que han hecho consolidar el proyecto y la necesario innovación para adaptarse a un tiempo nuevo, y para formar el Consejo de familia recogiendo las sensibilidades de los diferentes grupos familiares, y para tomar decisiones atendiendo intereses de quienes trabajan en la empresa y quienes no,…
-Equilibrio para construir los órganos de gobierno, con consejeros más vinculados al negocio y otros independientes
-Equilibrio en los sistemas de remuneración entre fijo y variables
-Equilibrio en la toma de decisiones, tanto cuanto más relevantes son
En definitiva, vivimos en un mundo cada día más complejo, plural, poliédrico, con muy diferentes cosmovisiones. Es difícil gestionar desde el blanco y negro. Cada vez imperan más los grises. Tibieza para algunos. Inteligencia emocional para otros.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

19
Nov

Hablando de emprendedores en Aragón Radio

Escrito el 19 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores:

Os comparto mi entrevista radiofónica sobre emprendimiento realizada por Javier Sola y retransmitida en Aragón Radio, con motivo de la presentación de “Gente emprendedora, gente de calidad” acaecida ayer en Zaragoza.

podcast

 

No dejéis de esforzaros por ser muy feliz ya que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

17
Nov

HOMENAJE A LAS GENERACIONES FUNDADORAS

Escrito el 17 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en PERSONAS Y VALORES

Queridos emprendedores,
Desde esta plataforma y desde otros muchos ámbitos como la academia la consultoría o los medios, solemos recurrentemente apelar a ideas para unas mejores pautas en el gobierno y la gestión de empresas familiares. Por supuesto que asuntos como la implantación de un Gobierno Corporativo eficiente, la planificación estratégica de asuntos relevantes de familia y negocio, la profesionalización en la dirección de las compañías o la atención a intangibles como la gestión del talento o la reputación me parecen innegociables en el debate de la dirección de empresas familiares del siglo XXI.
Ahora bien, siento que cuando estos mensajes llegan a las generadoras fundadoras son percibidos cual si de una enmienda a la totalidad se tratase, por más que su finalidad sea bienintencionada. Nada más lejos.
Por eso quisiera reflexionar sobre el papel de los fundadores de la empresa familiar. Si analizamos la realidad de muchas empresas familiares de nuestro entorno más cercano, en segundas o terceras generaciones, observaremos que fueron creadas en momentos nada fáciles del entorno, con el mundo saliendo de los estragos de las guerras mundiales del siglo XX o de terribles guerras civiles como es el caso de España. Estoy pensando en compañías que nacen en los 40, 50, o 60 del pasado siglo, en muchos casos como fórmula de autoempleo, y con el tiempo han crecido y hoy son medianas o grandes empresas.
Organizaciones creadas por gentes que nacieron y crecieron en años de plomo. De hambre y escasez. Caracteres duros, forjados en una y mil dificultades. Gentes con valores sólidos. Trabajo, sacrificio, perseverancia, austeridad, honestidad, caballerosidad. La palabra bastaba para cerrar un acuerdo. Obsesionados, y orgullosos, por hacer las cosas bien. Hoy hablaríamos de excelencia o de orientación a cliente. Gente, en suma, muy emprendedora, y de muchísima calidad.
No había en el paisaje tampoco los servicios especializados con los que hoy contamos para dar apoyo al empresario y a las familias empresarias. Ni asociaciones de empresas familiares, ni consultores especializados ni programas académicos en universidades y escuelas de negocio. La gestión, necesariamente intuitiva. Generalmente el hombre encargado de hacer crecer el negocio y la mujer dirigiendo, sin saberlo, el Consejo de Familia. Tanto sacrificio de unos y otros.
Las cosas están cambiando mucho hoy, y casi siempre para bien. Impera la cultura de la igualdad, de modo que hijos e hijas tienen las mismas oportunidades y va siendo el mérito quien sitúe a cada cual en su sitio. Son mucho más accesibles las buenas prácticas en libros, servicios de asesoramiento o en redes de empresas familiares. Se cuenta con una amplia oferta de programas formativos especializados…..
Nunca ha sido fácil el oficio de empresario, ni antes ni ahora. Por eso siempre tenemos que poner en valor a quien decide invertir su dinero para hacer realidad su sueño emprendedor y de paso crear oportunidades de trabajo y desarrollo para tanta gente en su entorno.
Creo que las empresas familiares que más progresan son las que mezclan con sabiduría aquellos valores que las hicieron consolidarse en el mercado como las innovaciones que permiten adaptarse a un tiempo nuevo.
Pero son los valores que han ido dejando a su paso las generaciones fundadoras los que dan sentido a todo lo demás. Por eso este público homenaje a las mujeres y hombres que dieron los primeros pasos de tantas y tantas empresas familiares que hoy son dominantes en la economía de tu país y del mundo.
Valores que además, en estos tiempos de tantas dificultades que nos toca vivir en muchas economías avanzadas, están siendo sostén de nuevo de muchas familias. Esos abuelos que están hoy atendiendo económicamente a hijos o nietos desempleados. O que contribuyen a la cohesión familiar con un desinteresado apoyo de cuidado a los nietos para que los padres puedan cumplir sus tareas profesionales. Esa extraordinaria generosidad de los abuelos que hoy quiero agradecer de este post.
Por no queda ahí la cosa. Las abuelas y abuelos, aunque no tengan cuenta en redes sociales o no buceen por internet, son una enorme fuente de sabiduría y experiencias de los que hay tanto, tanto que aprender. Además de ser espejo donde mirarse para recuperar esos valores de los que nuestra sociedad está tan ávida.
Si aun tienes la suerte de tener abuelos, mímalos, y dedícales tiempo. Aprenderás mucho. Si no, y tienes hijos, enséñales a querer y aprender mucho de sus abuelos.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean.

13
Nov

¿TODOS A EMPRENDER?

Escrito el 13 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Estamos viviendo una fiebre emprendedora, así que creo procedente tratar de racionalizar el asunto. Te propongo a tal fin una serie de interrogantes:
¿Todos a emprender? Claro que sí! Entendiendo, como yo lo visualizo y comparto, que emprender es una actitud propia de quien quiere ir pasando por la vida dejando su legado. Una sociedad más emprendedora, será una sociedad mejor, con más oportunidades y, por tanto, más libre.
¿Deben emprender las grandes corporaciones del Ibex o del S&P500? Claro que sí! Para mantener un proyecto de largo que plazo que puede estar amenazado incluso por empresas de otras industrias que aparentemente no son competidoras. La industria de la telefonía o la música está llena de buenos ejemplos. Por eso la creación de cultura emprendedora y el liderazgo emprendedor del top management son fundamentales
¿Debe emprender una empresa familiar? Claro que sí! Porque del binomio que surge entre los valores cimentados de la tradición familiar con las innovaciones para adaptarse a un nuevo tiempo suelen salir proyectos ganadores.
¿Debe emprender una pyme? Claro que sí! Porque hoy este mundo en permanente evolución ofrece nuevas oportunidades que captar. Y además no dejes de pensar que hoy la velocidad es factor más relevante de competitividad que el tamaño
¿Todos a montar un negocio y así se arregla el problema del desempleo en países en crisis, como España? No!!! Solo si tienes un proyecto sólido, un buen equipo y recursos para llevarlo a cabo. Si no es así, no!!! Es mucho lo que pude haber en juego. Aunque sea por obligación, hay que emprender con fundamento
El caso de España es paradigmático. El brillante y afortunadamente nada políticamente correcto escritor y miembro de la Real Academia de la Lengua Arturo Pérez-Reverte suele decir que España, y por su influencia Latinoamérica, tomó la decisión equivocada en el Concilio de Trento. A los efectos del debate emprendedor estoy muy de acuerdo. Si tienes oportunidad de visitar el Museo Histórico de la Ciudad de Amsterdam comprobarás que late una idea fuerza: la relevancia que, para el desarrollo de la ciudad, tuvo la creación de un sistema liberal, una vez abrazada la causa protestante a finales del siglo XVI. La actividad del comercio era el eje que articulaba esa sociedad. Así, desde la capital de los países bajos, se crearon la primeras multinacionales de comercio internacional lo que trajo enorme riqueza y prosperidad a la región. Las obras de arte del siglo de oro holandés recrean muchas escenas del ámbito de los negocios o retratan a los empresarios de la época. A diferencia de lo que ocurre en España o Italia donde las pinturas nos presentan a reyes, nobles, militares o santos. Te explicarán también en esta interesante galería holandesa que los regentes de la ciudad prefirieron invertir en infraestructuras para el comercio que en palacios o catedrales. Se trataba de construir lo que hoy llamaríamos un hub de las comunicaciones.
Sin duda todo esto ayuda a entender los antecedentes de la mayor mentalidad emprendedora que permea algunos países del centro y norte de Europa en comparación a sus vecinos del sur. Mi tesis es que existen países muy propensos al caudillismo porque sus sociedades han sido enseñadas a asumir actitudes protectoras. Desde el poder se construye la imagen de un caudillo magnificente, un ser superior que siempre velará por nosotros. Preocupado por sus conciudadanos, de modo que éstos ya no hace falta que piensen ni se preocupen de nada. Se anula así el pensamiento crítico y la proactividad, tan propios del carácter emprendedor. Se traslada la idea de que ese caudillo de naturaleza superior siempre estará ahí. Para protegernos, velar por nuestras vidas y solucionar todos nuestros problemas a medida que se vayan produciendo. Países “esqueistas”. Ya conoces mi posición, frente al “ES QUE” el “HAY QUE”.
Es loable el intento de la actual administración española de situar el desarrollo emprendedor en la agenda de prioridades. Ahora bien, puestos a plantear interrogantes, ¿no es un poco naif pretender solventar en una legislatura aquello en lo que llevamos siglos de retraso? Claro, que todos podemos pensar que nunca es tarde,…..
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

11
Nov

EL RETORNO DE LA INVERSION DE LA EDUCACION EJECUTIVA

Escrito el 11 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Quienes nos dedicamos a la educación ejecutiva hemos recibido muchas veces la pregunta: “la formación, ¿es gasto o inversión?” Creo que este debate en general está superado y la inmensa mayoría de las empresas tienen muy claro que el talento es palanca fundamental de competitividad y bajo ese supuesto la formación juega un papel trascendente para la puesta a punto de los equipos directivos de nuestras organizaciones. Precisamente la educación ejecutiva (executive education en su acepción inglesa de uso generalizado) se crea en las escuelas de negocio para dar respuesta en formatos abiertos o a medida (programas in company) a las demandas de los cuadros directivos a lo largo de su trayectoria profesional. Para los aún escépticos, los animo a invertir en formación ejecutiva de calidad. Aquella que ayuda a desarrollar pensamiento estratégico, anticipar tendencias, conocer las técnicas de gestión de negocio más adecuadas para superar momentos tan complejos como los que estamos viviendo, tomar mejores decisiones en tiempos de incertidumbre, potenciar capacidades para liderar equipos de alto rendimiento o ampliar su visión y comprensión del entorno para impulsar nuevas oportunidades de negocio que aseguren un crecimiento sostenido del negocio
Superado este primer debate, el segundo interrogante que se nos plantea es la identificación de la rentabilidad de los esfuerzos invertidos en formación ejecutiva. Personalmente considero que la educación ejecutiva debe ofrecer herramientas muy prácticas a empresas e individuos. En el mundo de hoy, la sociedad del cambio, donde lo permanente es el cambio, considero que en general el principal reto de empresas e individuos es dar respuestas a este tiempo nuevo que permitan a las compañías un crecimiento continuado y rentable. En ese sentido la innovación, en productos o procesos, va a jugar un papel clave. Hoy las capacidades de los gestores de empresas, sean propietarios o ejecutivos por cuenta ajena, se sofistican porque la realidad es mucho más poliédrica y compleja. Hay que atender numerosos frentes: globalización, nuevas tecnologías, creciente competencia, enorme dinamismo o mayor protagonismo de los grupos de interés (stakeholders)
Estas son las premisas que nos impulsan en el diseño de los programas de alta dirección que desarrollamos en IE Business School. Una oferta de programas dirigida a las cúpulas de las empresas, además en el momento crítico de su vida profesional.
Os comparto los resultados de la encuesta de seguimiento que acabamos de procesar con las respuestas de participantes que han pasado por las aulas del IE para cursar programas en este segmento a lo largo del año académico 2012-13. Es decir, se trata de respuestas ofrecidas desde el poso que da el haber ya finalizado el programa hace algunos meses:

 93,5% ha llevado a cabo alguna acción que contribuye al crecimiento de su empresa?

 87,1% ha llevado a cabo alguna acción que contribuye a una gestión más eficiente de los recursos

 79% has llevado a cabo alguna innovación de producto y/o servicios y/o procesos en aquellas actividades de su ámbito de actividad

 96,7% ha llevado a cabo alguna acción de mejora de tu desempeño directivo individual?

 74% sigue en contacto con el IE con fines sociales y 81% con fines profesionales

 99% recomendaría a personas de su entorno profesional o personal con el perfil adecuado hacer un programa de alta dirección en el IE

Estos contundentes resultados no son sólo una evidencia del retorno de la educación ejecutiva de calidad sino que marcan claramente el camino a seguir por parte de la Escuelas de Negocios:

-poner a disposición del directivo los últimos avances en “management” lo cual exige contar con un claustro que combine rigor académico con experiencia de interactuación con las cúpulas organizativas, para ofrecer a las empresas e individuos soluciones concretas de incremento de los niveles de desempeño personal y profesional que redunden en mejoras tangibles como las señaladas en los resultados compartidos

-crear un entorno que favorezca la reflexión profunda y el intercambio de ideas y experiencias entre participantes y con el claustro, lo que obliga a pensar en metodologías docentes más allá del método del caso. Se consolidará el desarrollo de metodologías como la gamificación u otras que ni siquiera hoy imaginaos. La formación se convierte en una experiencia y en ese objetivo se continuará con el proceso de traslado de prácticas, aparentemente alejadas del management tradicional, como ya se empezó a hacer con el deporte, el diseño o la gastronomía

– reforzar las competencias que favorezcan un agestión más emprendedora, más proclive a la innovación y a la aceptación del cambio como generador de nuevas oportunidades, tal y como demanda un entorno tan ultra competido y cambiante como el actual No es una moda, sino la respuesta necesaria, especialmente en Europa, para la búsqueda de nuevos yacimientos de empleo

-potenciar la orientación al servicio consistente en la creación de valor a través de las redes de alumni, en la mejora de la oferta de los servicios corporativos y en el desarrollo de una potente oferta de formación continua bien en formatos abiertos o in-company, en el establecimiento de alianzas con empresas líderes en sus respectivos sectores o en la creación de contenidos educativos adaptados a los móviles y las tabletas.

En suma, se trata de provocar, vía la educación continua complementada por servicios sofisticados, un impacto real en los procesos de liderazgo transformador que deben vivir individuos y empresas en esta sociedad del cambio

6
Nov

Queridos emprendedores,

Os invito a conocer el nuevo paper que trata sobre liderazgo, Diplomacia Corporativa y el rol de las escuelas de negocio, denominado “Liderazgo en la Sociedad del Cambio: Diplomacia Corporativa,  Reputación y Escuelas de Negocios” en el que he colaborado junto a los profesores Juan Luis Manfredi y Jorge Cachinero y que ya está publicado por la Consultoría de Comunicación d+i Llorente y Cuenca.

Haz click aquí: “El Liderazgo en la Sociedad del Cambio: Diplomacia Corporativa, Reputación y Escuelas de Negocios”.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y todos los que te rodean.
 
 
4
Nov

CREDIBILIZARSE: MARCA, REPUTACION Y DIPLOMACIA PERSONAL

Escrito el 4 Noviembre 2013 por Manuel Bermejo en LIDERAZGO

Queridos emprendedores,
Sabéis la enorme importancia que le doy a los aparentemente intangibles en la dirección de las empresas, en general, y de las familiares en particular. El complejo contexto empresarial de hoy obliga a sofisticar los niveles de gestión. Por eso defiendo que hay que atender tanto la agenda de asuntos urgentes, lo que nos suele fluir de un modo muy natural, como los importantes, lo cual demanda subirnos periódicamente a la atalaya de la reflexión estratégica y organizarnos nuestros “momentos napoleónicos”.
En particular hay dos conceptos que están cada día más en boga como son la reputación y la diplomacia corporativa. Porque las organizaciones (empresas, instituciones o países) han entendido que la reputación es una efectiva palanca de creación de valor. Dicho de un modo más contundente, es un activo que generar valor económico. Estamos en la era de Quinta Cuenta de Resultados, donde no vale ya solo con remunerar al accionista sino que hay que tener una visión mucho más completa para atender los requerimientos de todos los stakeholders con quienes se interactúa. Si desatiendes a cualquiera de ellos te expones, por ejemplo, a que un simple cliente mal atendido suba un vídeo a Youtube y destrozar la reputación de una compañía con los serios inconvenientes que se va desencadenando una vez echado a andar el proceso.
Del mismo modo que comentamos paras las instituciones creo que también los individuos debemos cuidar especialmente nuestra imagen. Posiblemente, a diferencia de lo que ocurre con las empresas, es muchas veces el único o principal activo con el que contamos.
Siempre me ha gustado pensar que, con independencia de que trabajemos por cuenta propia o ajena, debemos cuidar mucho a nuestros clientes. Ponernos mucho en sus zapatos para satisfacer sus necesidades. Que sientan que les aportamos valor por aquello que nos pagan, que hay una justa ecuación de canje. Si trabajas por cuenta propia parece evidente lo que digo. Pero también para los asalariados. La empresa para la que trabajas puede ser tu único o nuestro mejor cliente, por lo que cobra todavía mucho más interés la idea que te comparto. Como dice Tom Peters, “somos el CEO de nuestra empresa, de nuestro YO, S.A”. Así que tenemos que empezar por credibilizarnos, por ganar reputación personal y por practicar la diplomacia.
Hace poco un amigo, ejecutivo de una firma multinacional, me llamó para comentarme que dejaba su puesto para irse con una antigua jefa que estaba emprendiendo un proyecto nuevo. Le pregunté qué le movía a cambiar. No dudó un instante. “Manuel, creo ciegamente en esta persona”. El poder de la credibilidad. La atracción de la credibilidad.
Podemos abordar el proceso de la reputación personal a tres niveles:
-Tu propia credibilidad: La credibilidad profesional se va consolidando a través de una mezcla de experiencia y formación. Trázate tu propio plan estratégico con esta misión como objetivo fundamental. No dejes de invertir en ti mismo. No dejes de aprender nunca. Debes formarte para ser el líder que se espera de ti. El gran gurú y padre del management, Peter Drucker, insistía en que el liderazgo “se puede y se debe aprender” Piensa que cada cada evento al que acudes, cada reunión que tienes, cada curso que haces, cada entrevista que concedes a la prensa, cada entrevista con un candidato a entrar en tu compañía, cada presentación a un cliente, cada negociación con un proveedor, cada conversación aparentemente intrascendente con tu compañero de asiento en un avión,…. son oportunidades para crearte una buena imagen. Para ir fabricando tu reputación personal. Ve con esa mentalidad proactiva por la vida

-La credibilidad con tu equipo pasa por manejar conceptos como la ejemplaridad, la generosidad , la equidad o la coherencia en todo lo que supone manejar personas que están en tu ámbito de influencia
-La credibilidad hacia el entorno se gana cuando aplicas la máxima de John D Rockefeller quien aseguraba que “reputación es hacer las cosas bien y que se sepa”. Muy directa la recomendación que debe servir de guía en la acción diplomática individual. De nuevo sugiero ser muy incisivos en este territorio. Indudablemente el desarrollo de redes sociales facilita mucho esta acción diplomática.
En definitiva debemos trabajar con rigor y pensamiento estratégico en la construcción de nuestra reputación porque es nuestro gran activo. Ya lo decía el gran Miguel de Cervantes, “más vale el buen nombre que las muchas riquezas”. Así que a la tarea, a credibilizarse.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

28
Oct

HALLOWEEN COMO METAFORA DE LA SOCIEDAD DEL CAMBIO

Escrito el 28 Octubre 2013 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Cuando esto escribo estamos en plena semana de Halloween. Celebración masiva pero de nuevo cuño en países no anglosajones cuyo origen parece se encuentra en la conmemoración celta del Samhain o festividad del fin del verano. Confieso esta fiesta ni forma parte de mi acerbo vital ni me gusta particularmente su estética, por lo que observo el “fenómeno Halloween” con distancia y frialdad. Ahora bien, veo a mis hijos tan felices y entusiastas con este día que, aunque sólo sea por eso, merece la pena atravesar ésta que para mí sería “travesía del desierto”. Supongo que a otros lectores de mi quinta y mi entorno les puede pasar algo parecido.
Ahora bien, hablemos en clave de negocios. Halloween es un excelente ejemplo de la sociedad del cambio en la que vivimos. Una sociedad en la que viejos paradigmas van desapareciendo a la par que surgen otros. Pensemos cómo juegan ahora nuestros hijos y como nos entreteníamos nosotros a su edad, cómo organizas una escapada de fin de semana y cómo lo hacías hace apenas 5/10 años o cómo leías la prensa y como lo haces, ahora por citar algunos hechos de la vida cotidiana.
La fiesta de Halloween es ejemplo manifiesto de uno de los grandes vectores de la sociedad del cambio: la globalización. Esa globalización que va más allá de los titulares de la prensa o los grandilocuentes debates de la alta política. Es la globalización de la calle. Se han globalizado usos y costumbres. Esa globalización real que impacta en nuestras vidas cotidianas es una oportunidad para la gente emprendedora. Conozco varias compañías del entorno cercano para las que Halloween es clave en términos de oportunidad de negocio. Compañías que se han adaptado rápidamente a estos cambios de hábitos. Porque seguramente en esta sociedad del cambio el factor clave de competitividad sea más la velocidad que el tamaño.
En cualquier caso, merece la pena que cada cual dedique algún “momento napoleónico” a pensar qué cambios están afectando a su industria y cómo los está abordando, personal e institucionalmente. Es la mejor forma de tratar de llevar el timón del cambio antes que sea el cambio quien nos lleve por delante.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar