Entradas Etiquetadas con ‘Educación’

9
Feb

EDUCACION, PALANCA DE COMPETITIVIDAD (2)

Escrito el 9 febrero 2014 por Manuel Bermejo en Uncategorized

Queridos emprendedores,

Si estamos de acuerdo en que la educación es vital como palanca de competitividad, vamos a pensar un una nueva educación

Para empezar, y teniendo en cuenta el objeto de este blog: ¿Por qué no incluir la gestión emprendedora en los planes de estudios de colegios y universidades? La educación ayuda a crear una sociedad más emprendedora, en la que habrá más oportunidades y, por tanto, será más libre y mejor. He vivido en primera persona el efecto benéfico que supone incorporar al curriculum académico de programas de postgrado cursos de creación de empresas. Fui el primer Director del MBA del IE que decidió dotar al programa de un módulo obligatorio de gestión emprendedora justo al inicio del Máster. El porcentaje de graduados del IE que hoy desarrollan una actividad emprendedora es enorme. Inocular la semilla emprendedora despierta vocaciones emprendedoras. La experiencia y know-how en esta materia de las escuelas de negocios es muy notable y podría ser aprovechada para su inclusión en todas las etapas formativas. Es muy precisa una educación que desde la infancia hasta el final del ciclo colabore a desarrollar capacidades como la creatividad, la innovación, el pensamiento crítico y la detección de oportunidades, un pensamiento transversal que permita integrar conocimientos tal como se demanda para ser líderes emprendedores. O la potenciación de habilidades interpersonales que van a formar parte de la actividad cotidiana del emprendedor. Una educación en la que alguien te diga de vez en cuando que lo que estás aprendiendo puede servirte para emprender tu propio negocio o hacer crecer el negocio de tu familia si es que existe o el negocio en el que trabajes por cuenta ajena . Y una educación que también destaque la trascendente contribución que los emprendedores juegan en las modernas sociedades. Nuestros hijos tienen que tener referentes de emprendedores, sociales y empresariales, y no sólo idolatrar a Messi o Beyoncé. Sólo así tendremos más actitudes emprendedoras de las que tan necesitados estamos. A través de la educación tenemos que hacer entender que el papel de los emprendedores en la sociedad global que nos toca vivir es fundamental si queremos tener un entorno sostenible en términos de empleo, riqueza y bienestar.

Otra perspectiva. Las fábricas, las empresas, cada vez van a estar más automatizadas. Con luces cortas podemos pensar que eso penaliza al empleo pero con mirada larga debemos contemplar una oportunidad para generar empleos de más calidad y valor añadido. Ese es el
reto de los países con ambición ganadora en la sociedad del cambio. Claro que sin hacer evolucionar la educación esto resultará imposible

Y una última. Se sigue enseñando demasiadas veces con herramientas y mentalidad del siglo pasado. Se enseñan cosas que hoy ya no son de ninguna utilidad. Estamos en la era de las tecnologías. Habrá que enseñar en entornos tecnológicos avanzados y habrá que enseñar las habilidades propias de esos entornos. Muchos de los trabajos que existirán dentro de cinco o diez años estarán basados en tecnologías que hoy no existen. Los planes de estudio deben construirse también con el aporte de empresas que tengan esa visión de futuro.
Insisto, la EDUCACION debe ser auténtica cuestión de Estado. Los países que entiendan esto van a tener mucho ganado. El nombre del juego en el mundo global es competitividad. Y, definitivamente, la EDUCACION es palanca básica de la competitividad.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

2
Dic

@manuelbermejo #EDUCACION

Escrito el 2 diciembre 2012 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos #emprendedores,
La presidenta de #Brasil, #Dilma Rousseff, acaba de decidir que a partir de los nuevos contratos para la exploración del petróleo en tierra y mar, el canon que hasta ahora recibían cada año los Estados productores del crudo, fundamentalmente, Rio y Espirito Santo, se dedicarán exclusivamente a la educación. En 2011, ascendió a 6.000 millones de US$. El Ministro de Educación brasileño, Aloizio Mercandante, ha explicado: “No existe futuro mejor para el país que invertir en educación. Solo la educación hará de Brasil una nación efectivamente desarrollada, ya que la educación es el fundamento de todo desarrollo económico futuro”.
No puedo estar más de acuerdo. Lo digo desde un país como España que también necesita hacer de la educación palanca clave para volver a ser un país competitivo.
Cambiamos con cada gobierno el sistema educativo pero no se evolucionan las cuestiones de fondo. Me gustaría sinceramente un sistema educativo para nuestros hijos en el que, además de aprender cuestiones técnicas fundamentales e idiomas se desarrollen habilidades y una cultura y valores adecuados para el siglo XXI. Una educación que transmita que tenemos derechos, pero que también tenemos obligaciones. Que la solidaridad, además de ayudar a los más desfavorecidos, pasa porque todos los que podamos contribuyamos a crear riqueza. Que cada uno de nosotros tenemos que desarrollar una cultura emprendedora para aportar valor en lo que hacemos. Que sería maravilloso que eso que están aprendiendo algún día les pueda servir para montar una empresa y crear empleo. Que vivimos en un mundo global, muy diverso, con cosmovisiones muy distintas que hay que entender y respetar. Que también hay que respetar a toda esa gente mayor que es sabia y reservorio de valores aunque no se manejen con soltura en internet y las redes sociales. Que aprendan a desarrollar habilidades interpersonales que se demuestran tan importantes para la vida profesional como el conocimiento técnico. Que hay que tener cultura de la excelencia en lo que hacemos porque ser chapuceros ya no vale. Que la envidia es insana, lo que hay que hacer es prepararse muy bien. Que haya donde vayan creen cultura de meritocracia y calidad en el trabajo.
Nos quejamos mucho de la educación, con razón, pero también es verdad que España es un líder mundial en formación de postgrado con escuelas de negocio como el IE, Iese y Esade que ocupan posiciones punteras en los rankings internacionales. Ahí hay mucha materia para el benchmarking.
No sé si estoy pidiendo demasiado pero siento lo mismo que los mandatarios brasileños que han anunciado su espectacular apuesta por la educación.
Tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar