Entradas Etiquetadas con ‘latinoamérica’

3
Jul

Queridos emprendedores,
Llego de un viaje por República Dominicana donde tuve la fortuna de participar en el evento Familiy Business 2.013, organizado espléndidamente por Intras, donde compartí debate con un centenar de empresa familiares de Latinoamérica sobre asuntos relacionados con la institucionalización. También dicté una conferencia para consejeros de empresas familiares que participan en el programa de apoyo a pymes familiares que desarrollan AIREN y el BID en el país caribeño. De regreso, he impartido un módulo de Gestión Emprendedora en el Advanced Management Program del IE Business School ,con masiva presencia de representantes de empresas familiares latinoamericanas.
Este nuevo baño de contacto con la realidad de la empresa familiar del nuevo continente me inspira para insistir en el mensaje de la trascendencia de la institucionalización de los negocios de familia. El momento país que se vive en la mayoría de los países de la región es un momento óptimo para hacer los deberes, si se me permite la expresión. Un buen gobierno supone un salto de calidad hacia la excelencia. Las empresas familiares excelentes generan oportunidades para el crecimiento económico, la creación de empleo, y la generación de riqueza. A partir de aquí, se genera una clase media fuerte. Y eso, a su vez, crea equilibrio y es el mejor garante para la consolidación de estados democráticos fuertes que facilitan la prosperidad. Tal es la relevancia del asunto que estamos tratando, más allá de los intereses concretos de cada empresa.
Me consta que el Gobierno tiende a ser entendido como un intangible. Por tanto algo que se aleja de las urgencias de la empresa y, prescindible. Creo es un error de partida. Los latinos además tenemos particular facilidad para atraparnos en los asuntos de corto alcance. Nos cuesta planificar. No se trata de entrar en un debate entre intuición y rigor sino de mezclar sabiamente ambos atributos.
Considero que cualquier organización, y por supuesto la empresa familiar cuyo propósito es la continuidad, debe dotarse de un eficaz Gobierno como base del proceso de institucionalización de la gestión. Hoy muchas empresas familiares latinoamericanas están convirtiéndose en regionales o multinacionales. En esos procesos la credibilidad que otorga una gestión rigurosa e institucional es fundamental. Contar con eficaces órganos de gobierno de familia y negocio, reglas claras para ambas facetas y para establecer los principios en los que manejar la interrelación entre ambos planos, una correcta hoja de ruta para los negocios y la familia son aspectos que marcan diferencias. Atraer socios, talento o inversores se facilita desde estos presupuestos.
Para abordar los retos de la gestión institucional sugeriría los siguientes pasos:

1ºVoluntad inequívoca de hacerlo:
En mi particular concepción de las organizaciones de hoy, el Gobierno Corporativo es, sobre todo, la atalaya de reflexión estratégica que debe presidir cualquier empresa, con independencia de su tamaño, sector o procedencia. Es la apoteosis del “momento napoleónico”. Esto es, el espacio desde donde las empresas hacen residir la capacidad de diseñar su estrategia, el control de su ejecución y los asuntos de mayor calado para la sostenibilidad del proyecto empresarial

2º Separar los asuntos de negocio y familia
Sin esta concepción estaremos en una permanente confusión y conflicto de intereses que dificultan mucho el sueño de la continuidad de la empresa familiar. Habrá que crear órganos de gobierno de la familia, de la empresa y medidas para facilitar comunicación entre estos dos ámbitos. De hecho, si nos fijamos en las mayores empresas familiares la tendencia más generalizada es la presencia de los miembros de la familia en posiciones de gobierno y de alta dirección

3º Contar con ayuda en el proceso
Mi experiencia como acompañante de muchas compañías en estos procesos es que la contribución de consejeros independientes es de extraordinario valor añadido. Un asesor experto aporta buenas prácticas y ayuda a la familia a manejarse con parámetros más institucionales y rigurosos. Haciendo que entre “aire fresco” en debates demasiadas veces poco fructíferos por el exceso de endogamia que se observa en muchos negocios de familia.

4º Avanzar progresivamente
Como en tantos otros ámbitos, se debe empezar de manera paulatina. Probando, aprendiendo y adoptando aquellas herramientas y prácticas que mejor se vayan adaptando a cada caso concreto. Honestamente, no tiene sentido pasar del cero al infinito. Entre las prácticas de gobierno corporativo de grandes corporaciones cotizadas y la nada hay todo un mundo que ir recorriendo. Vayamos consolidando avances para profundizar en el gobierno corporativo y familiar.
.
En resumen, considero que la institucionalización es una palanca fundamental para dar sentido al propósito de continuidad que persigue, y da sentido, a las familias empresarias. La época de bonanza que viven muchas empresas familiares latinas, consecuencia de su buen hacer que aprovechan períodos de crecimiento macroeconómico, es el momento óptimo para abordar a fondo y con total determinación asuntos tan trascendentes como el gobierno de la familia y la empresa.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

20
Ene

LO LATINO

Escrito el 20 Enero 2013 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
Recientemente se ha presentado el Anuario 2012 de “El español en el mundo” con cifras contundentes. Nuestro idioma es hablado por 495 millones de personas. Ha crecido en la última década un 800% en Internet, lo que le aúpa al tercer puesto, por detrás de inglés y chino. México (en séptimo lugar) y España (en el undécimo) son los países hispanos con “mayor uso per cápita de Twitter”. En Facebook, son más de 80 millones de personas (con un total de 1.000 millones de cuentas) las que se expresan normalmente en español. Son 18 millones de personas las que hoy estudian español a lo largo y ancho del mundo. De seguir esta progresión, el 7,5% de la población mundial será hispanohablante. Y en 2050 , Estados Unidos se situaría como el país líder de ciudadanos hablando español. Hay
unos 25.000 universitarios chinos aprendiendo español en alguna de las 90 universidades que ofrecen estos estudios. Habida cuenta la escasez de profesores sólo se ha podido atender un 30% de las demandas para clases de español. Adicionalmente decir que en los últimos diez años se han abierto en Pekín 35 centros privados de enseñanza del español.

En definitiva, quienes hemos nacido en países hispanohablantes formamos parte de una comunidad de 500 millones. Creo sinceramente que hay que poner en valor este hecho y convertirlo en fuente de verdaderas ventajas comparativas. Por ejemplo, la gente de cultura latina somos particularmente creativos e innovadores. Lo cual es enorme activo en esta sociedad del conocimiento que nos tocó vivir. Las ventajas competitivas en esta era emanan muchas veces de nuestras ideas, no solo de máquinas o procesos industriales. Tenemos que sacar partido de este don que tenemos. Y hacernos valer. He dedicado muchísimas horas, días, semanas de mi vida a viajar y trabajar en Latinoamérica. He cruzado el Atlántico centenares de veces. Soy un entusiasta de nuestra cultura. Tenemos muchas cosas en común, además de una maravillosa lengua, que nos debe permitir monumentales sinergias en términos de emprendedurismo. España es puerta a Europa y América es puerta a Asia. Conexiones Pacífico-Atlántico. Fuente de extraordinarias oportunidades. Olvidemos ya rencillas del pasado. Hay que pensar en el presente y futuro, que es lo propio de la gente emprendedora. Lo latino debe ser mucho más que una minoría, un término peyorativo o esos estereotipos horteras que aparecen al teclear en imágenes de Google. Debemos sentirnos orgullos de nuestro origen y aprovechar las oportunidades que se nos brindan, provocando sinergias de uno y otro lado. He dedicado buena parte de mi trayectoria profesional, y lo vuelvo a hacer ahora, a animar a emprendedores y empresas familiares de España y Latinoamérica a buscar alianzas.

Se achaca al carácter latino, y seguramente con certeza hablando en términos generales que siempre acarrean injusticas, singularidades como el individualismo, la escasa formalidad o nuestro, a veces, excesivo carácter pasional. Circunstancias que pueden ser obstáculo en algunos procesos de la agenda emprendedora. Asuntos que corregir aprendiendo de otras culturas. Pero eso no es nada en comparación del extraordinario potencial que tenemos de creatividad e innovación. Incluso esa pasión bien encauzada puede llegar a hacernos imbatibles.

Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

12
Dic

Queridos emprendedores,
Igual que ocurrió en el siglo XV y siguientes creo que Latinoamérica vuelve a ser un mundo de oportunidades para el empresario familiar español del siglo XXI.
Un análisis pormenorizado de la economía de la región en los últimos 15 años permite descubrir datos muy reveladores. En primer lugar, hay una estabilidad económica muy destacable en la mayor parte de países de la región. Por otro lado, se van rompiendo brechas sociales y generando una amplia clase media que es la mejor noticia para asegurar un crecimiento sostenido. Se calcula que en este período de tiempo han salido 60 millones de personas de la pobreza extrema. Como señaló en su visita al Foro de Liderazgo del IE Business School Luis Alberto Moreno, Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, se trata de una auténtica “revolución silenciosa”.


Más allá de lo macroeconómico, mis frecuentes visitas del otro lado del Atlántico me permiten ver una situación de optimismo que recuerda la España de los 80 y los 90. Grandes empresas que empiezan a crecer internacionalmente (las Gerdao, Bimbo, Leonisa, Falabella, Brescia, Techint….). Son las llamadas multilatinas. Algunas incluso incursionan con éxito en USA, cosa impensable años atrás. En definitiva, la apertura de los mercados ha favorecido la competencia del tejido empresarial local, igual que vivimos hace25 años en España.
Claro que hay grandes retos de futuro para asegurar el crecimiento sostenido de América. Destacaría la mejora de productividad en el orden económico pero también otros asuntos sociopolíticos como la lucha contra las mafias, la corrupción, el caudillismo o el establecimiento de instituciones sólidas.
Muchas de las grandes multinacionales españolas irrumpieron en Latinoamérica con éxito en los 90. Pero para muchas empresas familiares medias y grandes españolas el momento llegó ahora. Claro que el viaje a la región hay que hacerlo con humildad, olvidando prácticas de la época de la conquista y buscando alianzas con sus pares latinas. Si así se hace la oportunidad es extraordinaria no sólo para competir en toda la región, (USA incluida) sino para poner la vista en el eje Pacífico (China, India)
Una vez más apelo a la puesta en valor de lo latino. Los latinos tenemos unas capacidades de gestión caracterizadas por la agilidad, la creatividad o la búsqueda de soluciones que son muy apreciables en esta sociedad del conocimiento que nos tocó vivir.
Hasta pronto, y no olvidaros de seguir siendo muy felices que es lo verdaderamente importante. Espero vuestros comentarios!!

2
Sep

PONIENDO EN VALOR LO LATINO

Escrito el 2 Septiembre 2010 por Manuel Bermejo en INTERNACIONAL

Queridos emprendedores,
Estoy en medio de un viaje por varios países de Latinoamérica dictando algunas conferencias y promoviendo las actividades del IE en el ámbito de los programas de alta dirección que dirijo y con mucha frecuencia en estos eventos me preguntan por las peculiaridades de la empresa familiar latina.
Respecto a este punto lo primero que siempre hago es poner en valor lo latino. Los latinos, y por supuesto que España debe quedar inmersa en este grupo, tenemos unas capacidades de gestión caracterizadas por la agilidad, la creatividad o la búsqueda de soluciones que son muy apreciables en esta sociedad del conocimiento que nos tocó vivir. Por tanto, nada de ir por el mundo con actitud vergonzante de minoría menor.


En América se encuentran magníficas empresas familiares en las que conviven sólidos valores, y una gestión empresarial puntera que ha llevado a estas compañías a posiciones de liderazgo en las industrias en las que concurren a nivel global. Además he percibido en los empresarios latinoamericanos mucha más preocupación por la formación continua, como vía de mejora de competitividad, que en España. En América es frecuente ver a familias enteras acudiendo a cursos de empresa familiar, mientras que las familias españolas suelen optar por la creación de un delegado para cursos varios y así es muy difícil que todos los miembros de una familia estén en la misma longitud de onda. Con este modelo hispano, al final del día se acaban creando como dos castas en la familia: los que de verdad se ocupan del negocio y los que van a cursos donde aprenden cosas de difícil aplicación “dada la peculiaridad de nuestra familia y nuestro negocio”.
Las familias latinas permanecen unidas por más tiempo que en el ámbito anglosajón donde los hijos vuelan antes del nido y para no volver. Nuestras madres y abuelas viven mal los viajes del familiar aunque éste tenga 54 años. Eso sí, nos cuesta comunicar con franqueza. Preferimos callar a veces pensando que con el silencio se evita la confrontación, que es mal percibida. Los problemas larvados no sanan. Por tanto, más gente involucrada y sin establecer los mecanismos de comunicación adecuados. Este es el peligro y muchas veces fuente de conflictos graves. Se cura con la práctica, para lo que es adecuado crear espacios de comunicación formalizados como pueden ser el consejo de familia o el consejo de administración para tratar respectivamente asuntos de familia y negocio.
En resumen, si a nuestra creatividad unimos las necesarias dosis de seriedad y cumplimiento de compromisos con el rigor que demanda la práctica empresarial en este mundo global no tenemos nada que envidiar a nadie. Y si, desde el punto de vista de la gestión de la empresa familiar, somos capaces de trabajar a fondo los temas de comunicación estaremos sentando las bases para un desarrollo próspero.
Así que os animo a poner en valor lo latino y no permitir que el término sea desvirtuado e impregnado de connotaciones negativas. Oí en cierta ocasión a Berlusconi comentar la cantidad de cosas que se podría hacer si hubiese 400 millones de personas que hablasen italiano. Pues nosotros sí tenemos ese activo. Es hora de aprovecharlo pensando en futuro y abandonar la vieja retórica de las reivindicaciones coloniales. Ahora que tantos países de América celebran el bicentenario de su independencia podría ser el momento adecuado para este nuevo enfoque en el que predominen el entendimiento y la búsqueda de sinergias.
Hasta pronto, que vayáis superando el síndrome postvacacional aquellos que descansasteis en agosto y, no olvidaros de seguir siendo muy felices que es lo verdaderamente importante. Espero vuestros comentarios!!

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar