17
Sep

¿QUO VADIS ESPAÑA?

Escrito el 17 septiembre 2010 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Pasó el verano y es como si hubiésemos recibido una bofetada que nos despertó del sueño del 11-julio cuando España ganó el mundial y todos orgullosos de ser españoles como ya glosamos en el blog. Argentina nos vapulea en el Monumental y hasta surgen rumores maledicentes de encuentros de nuestros campeonísimos con afamadas botineras de las noches bonaerenses. ¡Ay los peligros de la noche porteña plagada de altos gatos! En baloncesto un triple estratosférico de Serbia nos aleja de la posibilidad de repetir campeonato. Vuelta a lo cotidiano, al cole o a la oficina, síndromes postvacacionales, mirada melancólica al chiringuito y las gambas….y lo que es peor, la economía, la frialdad de los datos. Según el Informe de Competitividad Global 2010-2011, elaborado por el Foro Económico Mundial (FEM), España cayó nueve puestos con respecto al pasado año y se colocó en el número 42º.Suiza, Suecia y Singapur, por este orden, encabezan los tres primeros puestos del informe. El estudio, que elabora un grupo de economistas coordinados por el español Xavier Sala-i-Martín, analiza los datos de 139 economías del planeta, teniendo en cuenta magnitudes macroeconómicas como el tamaño del mercado, las políticas económicas, la legislación, las infraestructuras, el I+D y la situación del mercado laboral. España se sitúa en el puesto 42, con 4,49 puntos, inmediatamente detrás de Puerto Rico y un puesto delante del archipiélago caribeño de Barbados. El país se situó un año más en los últimos puestos de la Unión Europea, superando a Italia (48º) pero lejos de naciones como Alemania (5º), Finlandia (7º), Holanda (8º), Dinamarca (9º), Reino Unido (12º) o Francia (15º). La caída de nueve puestos, destaca el informe, “es en gran parte atribuible a un crecientemente negativo cálculo de los mercados laborales y financieros, además de por el nivel El informe critica con dureza un año más “la alta inflexibilidad del mercado laboral” (ocupando uno de los últimos puestos del ránking, el 130), lo que según los economistas “desalienta la creación de trabajo, una cuestión de especial preocupación con el alto y persistente desempleo en el país”.
Y con este panorama asistimos a la continua propuesta de debates artificiales para distraer al personal. ¿De verdad que con que la que está cayendo son los toros o la ingesta de bollería los grandes temas de este país? Tenemos unas cifras de paro insostenibles y perdemos competitividad a espuertas.
España ha perdido muchas de las virtudes que nos hicieron salir adelante sin contar con la gracia de los bienes naturales. Sustituimos valores por el único valor del dinero. Los referentes sociales son personajes con dudosos méritos más allá de, por ejemplo, convivir un cuarto de hora con un torero mediático. Los medios, especialmente las televisiones, nos imponen una programación cada vez más zafia. Meritocracia o curriculum son palabras que hemos sacado del vocabulario. Así pasa lo que pasa que cualquiera puede llegar a cualquier sitio y, ya puestos, teorizar sobre nuevos conceptos del desempleo si rubor. Y, de remate, nuestros sindicatos. Produciendo abyectos videos que ridiculizan al empresario. Anclados en el XIX, incapaces de entender que en las sociedades modernas el empleo, la riqueza y el bienestar lo crean en buena medido los EMPRESARIOS, los EMPRENDEDORES, las FAMILIAS EMPRESARIAS. Tal vez los dirigentes de estos sindicatos aún aspiran a un sueño cubano del que hasta Fidel se despertó.

Total, quo vadis, España? Qué hacer para dar vuelta a esta languidez que nos invade?
Hasta pronto, tratad pese a todo de ser muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios…..Ah!!….y siempre nos quedará Nadal!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar