1
Feb

RETENCION DEL TALENTO (II)

Escrito el 1 febrero 2011 por Manuel Bermejo en RETOS DE NEGOCIO DE LA EMPRESA FAMILIAR

Queridos emprendedores,
Por lo que me comentan varios seguidores del blog ha sorprendido lo que expuse en mi pasado post que titulaba “La retención del talento (I)”.
En primer lugar me reafirmo en mi idea acerca de la extraordinaria relevancia de captar y retener talento y la correlación entre talento y competitividad de una empresa.
Por lo que me sugieren varios lectores creo que hay una seria discrepancia entre la percepción de las cosas en relación a la contratación y gestión de personas entre empleadores y empleados.
Como ya señalaba muchos empresarios advierten la dificultad de atraer a jóvenes profesionales por la pérdida de atractivo que está sufriendo España y se quejan por las pretensiones, excesivas a su juicio, de los potenciales empleados en términos de empleo, compromiso, condiciones laborales,….
Por el contrario los jóvenes observan la realidad con otra perspectiva. Recojo literalmente un comentario que me hacía un seguidor del post:
“Si se quiere contratar talento, es muy sencillo:
– Pague bien: si el candidato lo vale, no espere a que venga a pedirle un aumento de sueldo, porque si no, lo más probable es que cuando venga a su despacho sea para decirle que se va a buscar pastos más verdes. Y no será un farol.
– Deje a los trabajadores campo para desarrollarse. Perspectivas, un plan de carrera, oportunidades de formación. Los que tienen talento suelen preguntarse qué estarán haciendo de aquí a cinco años.
– Escuche: aunque Vd. sea el directivo, los trabajadores pueden tener muy buenas ideas sobre cómo mejorar el negocio. Déjeles participar en la toma de decisiones. La formación de ‘camarillas’ es un vicio muy español.”

Sin duda la falta de alineamiento es manifiesta. Tal vez el origen haya que encontrarlo en los diferentes valores y estilos de vida que pueden darse entre el empresariado familiar español, muchos de ellos hechos a sí mismos en épocas muy duras de la historia de España, y los jóvenes graduados que nacieron en la España de la democracia y han vivido épocas de esplendor y un entorno tan diferente como el de la aldea global y tecnológica del siglo XXI.
Para muchos empresarios familiares el trabajo es la vida. Para muchos jóvenes el trabajo es una forma de obtener recursos para vivir. Pienso que, más allá de medidas económicas, de educación o reformas estructurales de gran calado que son necesarias por supuesto, es necesario que vayan confluyendo posiciones entre empresarios y asalariados. No puede ser bueno que la realidad sea observada bajo prismas tan distintos. Las familias empresarias deberán hacer una profunda revisión de sus políticas de recursos humanos para estar en condiciones de competir por el talento. Deben entender que la globalidad también supone que las oportunidades están en cualquier sitio.
Vivimos en unas condiciones inaceptables de paro juvenil. Más del 40% de los jóvenes no encuentran empleo. El 25% de los jóvenes desempleados de la UE están en España. Es uno de los grandes retos que debemos abordar y solucionar a satisfacción
Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar