26
Abr

LECCIONES DE LA BODA DEL AÑO

Escrito el 26 abril 2011 por Manuel Bermejo en RETOS DE FAMILIA DE LA EMPRESA FAMILIAR

Queridos emprendedores,
Los medios escritos y on line están que arden ante el inminente enlace del Príncipe Guillermo y Kate Middleton. De todo este aluvión informativo confieso me llamó poderosamente la atención la petición del Príncipe a su abuela, la Reina Isabel II, de pasar tras la boda un período sabático de 2 años a fin de afianzar el matrimonio antes de acometer las labores propias del cargo, muy intensas y que van a situar a la pareja, y muy especialmente a la Srta. Middleton, en el foco de la prensa internacional del corazón. Tal medida ha surgido en base a la experiencia de la familia real británica. Por un lado, y en negativo, se trata de evitar las tensiones que sufrió el matrimonio del Príncipe Carlos con Diana de Gales, cuyo fin trágico es de todos conocidos. Por otro, como referente, repetir la fórmula usada por la propia Isabel II tras su enlace en 1.947 cuando se retiró un tiempo a la Isla de Malta.


No quiero llevar el debate por el lado demagógico de los posibles privilegios (menos se habla de las obligaciones, por cierto) de las monarquías. Más bien, quiero extraer lecciones para las familias empresarias. La verdad es que, más allá de que se cumplan o no los deseos de la joven pareja, esta petición me sugiere dos cuestiones que comparto de cara a la continuidad de la empresa familiar:
1º/ hay que aprender de las experiencias del pasado: pulir las malas prácticas y perfeccionar lo bien hecho
2º/ poner en valor el principio de separación familia/empresa: un síntoma de madurez de una familia empresaria es la aceptación del principio de separación entre familia y empresa. Cuestión especialmente difícil en tantos casos en los que la actividad empresarial arrancó con una accionista principal (o único) que a la vez ha sido ejecutivo principal (o único). Las familias empresarias que se perpetúan con éxito han sabido deslindar cuestiones familiares de asuntos empresariales, ofreciendo soluciones y definiendo prioridades diferentes según los casos. He desarrollado hace tiempo una herramienta que denomino el Modelo de la Doble Derivada que justo, en síntesis, trata de asegurar una buena gestión de los dos planos que conviven en la empresa familiar. En este punto, me parece que el fortalecimiento de la derivada familiar pretendida por Guillermo y Kate es impecable para una vez listos, poder acometer los asuntos de “empresa”.
Todas las familias empresarias debemos aprender de otras familias o instituciones que se han perpetuado en el tiempo. Debiera ser signo de distinción de la inteligencia humana. Dicho lo cual, creo que todos nos apuntaríamos al sabático si las circunstancias lo permitieses… Mientras tanto seguiremos echando horas para sacar lo nuestro adelante.
Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar