4
Jul

Queridos emprendedores,
Uno de los retos principales de las empresas familiares es la continuidad. Precisamente el deseo de perpetuarse a través de generaciones es lo que da impronta a los negocios de familia. Muchas veces me preguntan en mis clases o en la prensa los secretos para la perpetuación en el tiempo.
Si hablamos de asuntos de negocios tengo claro que ahí las claves son:
-Tener un buen producto
-Hacer las necesarias adaptaciones a los cambios del entorno
-Gestionar con rigor y profesionalidad
-Tener una visión de largo/plazo, de corredor de fondo
….. Y sobre todo, contar on la fortuna que supone tener un líder empresario siempre al frente del negocio


Pero esto no sería suficiente si no se atienden también los asuntos de familia. Y en este ámbito creo que es fundamental compartir un valor y un proyecto empresarial. A partir de ahí, como ya apuntamos en este blog tiempo atrás:
-Altura de miras: pensar más en el bien común que en el propio
-Generosidad para llegar a acuerdos
– Lealtad para llevarlos a cabo con éxito
Parecen cuestiones todas ellas sencillas pero qué difíciles de aplicar en la práctica. Y más difícil aún es hacer todo esto a la vez. Por eso son tan admirables las familias empresarias y por eso debemos mostrar siempre nuestro agradecimiento por su labor.
Hasta pronto, tratad de ser muy felices pese a todo que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar