25
Oct

CONGRESO NACIONAL DE EMPRESA FAMILIAR 2011

Escrito el 25 octubre 2011 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,
Salgo de este evento con sentimientos contrapuestos. Por un lado me agrada el tono optimista del evento. Ya nos sabemos lo de la crisis, ahora toca ponernos a trabajar, más que nunca, porque es lo que toca. Como dicen que dicen los chinos: remar más, para llegar al mismo sitio. Me gusta el discurso de Rajoy. Muy delgado, como si preparase para el Tour de Francia, él que es tan aficionado a la bicicleta. Claro que si se cumplen los pronósticos lo que le espera es más duro que ascender cualquiera de los míticos puertos de la ronda francesa. Si es capaz de hacer lo que ha dicho este tío, por quien sólo un año atrás nos se daba un duro, se convierte en héroe nacional.

Lo que preocupa es que seamos realmente capaces de hacerlo. No podemos caer en el optimismo banal antropológico, que ya bastante hemos tenido estos últimos siete años, ni pensar que este camino se va a recorrer sin sacrificios tangibles para todos. Para todos.
Se habla mucho de valores. No puedo estar más de acuerdo. Llevo años clamando que vivimos una triple crisis, siendo la profunda y la más grave la de valores. De eso se sale cultivando cada cual los valores en su ámbito de responsabilidad (nuestra casa, nuestra empresa,…) pero también con una profunda reforma del sistema educativo. Al valiente Isaac Andic, Presidente del Instituto de Empresa Familiar organizador del Congreso, le faltó añadir este punto, vital a mi juicio, en las conclusiones de su intervención.
Y se habla mucho de emprender. También llevo años machacando con la idea de la gestión emprendedora, más necesaria que nunca en esta sociedad del cambio que nos tocó vivir. Los primeros que tenemos que hacer examen de conciencia al respecto somos los empresarios, que, aunque parezca insólito, a veces nos olvidamos de emprender, de adaptarnos al cambio, de desarrollar una visión para asegurar la sostenibilidad del proyecto.
En todo caso, tengo más claro que nunca que la empresa familiar, tan denostada tantas veces, es un excelente espejo donde mirarse para aprender de valores, principios, y gestión. Una institución que pone en valor la figura del verdadero emprendedor frente a los modelos especuladores que tanto daño han hecho y hacen a nuestra sociedad.
Hasta pronto, tratad pese a todo de ser muy felices que es lo verdaderamente importante y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar