- Family Business - https://family-business.blogs.ie.edu -

COLOMBIA: MOMENTO PAIS

Queridos emprendedores,
Escribo estas líneas recién llegado de Colombia, país que visito por razones profesionales con asiduidad desde 1.999 cuando el IE abrió su oficina de representación. He asistido pues a la travesía del desierto de este país. Cuando era un destino maldito. Cuando el triunfo de Uribe empezó a generar confianza y, desde fuera, observaba cómo se destacaba la vuelta al país de mucho talento que salió por las dificultades enormes de desarrollo que provocaban las lacras del terrorismo y la guerrilla. Y ahora veo una Colombia esplendorosa, viviendo y disfrutando un auténtico momento país. Con la mayor parte de los países desarrollados en problemas económicos, Colombia aparece hoy a la vista de muchos como un oasis en este desierto financiero.
He compartido esta situación con muchos amigos empresarios colombianos estos días. Curioso cruce de caminos el de España y Colombia. He advertido mucho apetito por aprender de España para administrar con sapiencia este momento dulce. De hecho, al igual que ya ocurrió el pasado año, este próximo mes de septiembre tenderemos en el IE a un grupo de 30 empresarios y altos ejecutivos de importantes empresas colombianas como parte del Programa Transformative Business Leadership (TBL) del que el IE es socio europeo de este TBL creado en el seno del Centro de Liderazgo y Gestión por su visionario Presidente, Gustavo Mutis. Un selecto grupo ávido de entender y compartir con empresarios españoles lecciones del pasado, del presente, y tal vez, construir un futuro común.
Sobre todo a los empresarios y a las familias emprendedoras hay que advertirles prudencia en el manejo sobre todo de los asuntos financieros. No caer en cantos de sirena tan propios de estos clímax que sabemos bien se pagan caro. Además, insistir que para crecer de manera robusta hay que agregar talento a las empresas. Que actúen con visión, humildad, valores y altura de miras.
En todo caso, me alegro mucho de este feliz momento de Colombia y sus gentes. Lo merecen por tanto sufrimiento vivido.
Tratad de ser muy felices y espero vuestros comentarios