6
Nov

CREDITO EMPRENDEDOR

Escrito el 6 noviembre 2012 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
Arranco esta reflexión con dos sencillos axiomas que imagino podrás compartir:
1º/ Sólo con políticas de ajuste, por otro lado imprescindibles, no va a llegar el crecimiento económico y la creación de empleo
2º/ Son las empresas las que crean empleo. Las administraciones públicas bastante tienen con intentar mantener el estado del bienestar en unos niveles sostenibles en consonancia con su capacidad de generación de ingresos.
Si estamos de acuerdo en esas dos ideas, la conclusión es inmediata: hay que apoyar, PERO DE VERDAD, la actividad empresarial.
¿Cuál es el principal freno que hoy tienen muchas empresas? El acceso al crédito porque se ha demostrado que aunque la demanda interior se retraiga hay imaginación y carácter emprendedor para salir fuera a colocar productos y servicios.
Si volvemos a estar de acuerdo ¿por qué no se lanza ya el CREDITO EMPRENDEDOR? España fue una economía de largo crecimiento sobre todo gracias al sector de la construcción de viviendas para el que se inventó el crédito promotor. Sobre la base de las presuntas garantías reales del suelo montamos la gran juerga. Hoy esas garantías apenas valen y la crisis del sistema financiero es de dimensiones “curiosas” (¿40.000 millones de euros?).
¿No es mayor la garantía que ofrece, por ejemplo, una empresa familiar que lleva 50 años pagando sus compromisos con la mayor seriedad?¿O la de una empresa gacela que en pocos años ha consolidado un proyecto empresarial con una base poderosa de ventajas competitivas fruto de su inversión en tecnologías propietarias y una cartera de pedidos mayoritariamente internacional? ¿O la de una cadena de franquicias que ha encontrado un hueco en el sector de la moda o la restauración gracias a las ventajas aportadas por su mayor dimensión?
Personalmente preferiría que la ingente cantidad de recursos públicos que todavía se dedican, con los impuestos que pago, a soportar partidos políticos o sindicatos, a pagar los mismo en tres o cuatro niveles administrativos distintos, a remunerar a tanto profesional de la política a quien le falta bagaje para administrar recursos y más si son públicos, a despilfarrar en políticas clientelistas, y así un largo etcétera se usaran como garantías para avalar hipotéticos fallidos del crédito emprendedor.
Porque además personalmente te confieso que estoy ya muy cansado de tanto discurso macroeconomicista para explicar lo ya ocurrido (toreo de salón, con todos mis respetos) y echo a faltar coraje y liderazgo para implantar medidas de activación de la economía real diseñadas por gentes que tengan conocimiento y sensibilidad a las verdaderas necesidades de los emprendedores.
Hasta la próxima, sed felices y espero vuestros comentarios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar