13
Nov

RELATIVIZAR LA CRISIS: OCUPARNOS MÁS Y PREOCUPARNOS MENOS

Escrito el 13 noviembre 2012 por Manuel Bermejo en ENTORNO

Queridos emprendedores,

Que la crisis está haciendo estragos en los sectores menos favorecidos del país es un hecho irrefutable. Pero, pese a todo, merece la pena que hagamos un ejercicio de relativizar la situación porque ni antes éramos el milagro económico y los padres de la democracia por nuestra tan cacareada transición ni ahora somos los últimos de la clase. Ni podíamos ser los más ricos pero no somos los más pobres.

Está haciendo furor en las redes sociales un vídeo elaborado por la consultora Grant Thornton que seguramente hayas visto donde propone una manera diferente de ver la crisis española. Una visión de vaso medio lleno.

Hay un aspecto fundamental en toda crisis que es la confianza. Si nosotros mismos parecemos noqueados es difícil que la gente de fuera nos tenga confianza. Creo que es una labor colectiva la de subir la moral de las tropas, porque hay motivos también para ello y no sólo para relamernos en las heridas. De verdad, es tiempo de ocuparnos más y preocuparnos menos. La semana pasada asistí a la entrega de unos premios empresariales. La ponencia inicial del anfitrión  fue una incitación al suicidio colectivo. De hecho hasta se mareó una azafata y si la cosa dura más caemos como chinches todos los asistentes. Honestamente, creo que no es la manera de contribuir a recuperar la confianza.

Por ejemplo, la tan de moda Colombia hoy experimentó por décadas la salida de talento local al extranjero. Hoy muchos colombianos han vuelto mucho mejor formados por ese valor añadido que da la experiencia internacional. Que nuestros jóvenes acudan a Alemania, a China, a India o a Perú va a ser muy positivo para su formación en este mundo global y acabará generando también beneficios a la propia España. Que por obligación nuestra sociedad se vuelva más emprendedora es algo absolutamente positivo por lo que llevamos clamando años y años. Que nuestro tejido industrial se vuelva más internacional es otro factor altamente positivo y que va a provocar importantes alegrías. Que más empresas, incluso familiares, opten por esquemas más innovadores en modelos de negocio o en financiación para abordar el crecimiento en estas épocas es también muy a tener en cuenta en clave optimista.

Hay empresas españolas liderando obras públicas por medio mundo. Tenemos multinacionales que son ejemplares, pero, lo que es mejor para nuestro futuro, tenemos una pléyade de empresas gacelas que van a ser nuestras grandes multinacionales del futuro.

Que hace falta más excelencia en lo público, desde luego. Que hay que recuperar la política con mayúsculas hecha por verdaderos vocacionales del servicio a la comunidad, también. Que es tiempo para un gran pacto por la competitividad, obvio. Que no estamos para huelgas, para mí también obvio. Pero pese a todo, de verdad, nos toca ocuparnos mucho más y preocuparnos menos.

Hasta pronto, tratad de ser muy felices, y espero vuestros comentarios!!

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar