10
Oct

EMPRENDER POR OBLIGACIÓN, PERO CON FUNDAMENTO

Escrito el 10 octubre 2013 por Manuel Bermejo en EMPRENDEDURISMO

Queridos emprendedores,
He dedicado toda mi vida profesional a contribuir al desarrollo de una sociedad más emprendedora. Porque entonces tendremos, según mis convicciones, un mundo con más oportunidades, un mundo mejor y más libre. En el ya lejano 1,991 me vinculé a IE Business School para potenciar las actividades del Departamento de Creación de Empresas de la escuela de negocios que fue creado en 1.986.
Por tanto, después de haber predicado en el desierto del páramo emprendedor confieso mi enorme alegría por asistir a esta apoteosis del emprendimiento que se vive en España y en otros muchos países de tradición escasamente emprendedora. Curiosamente países que, en términos de emprendimiento, tomamos la dirección equivocada en el Concilio de Trento.
Vivo con satisfacción que el emprendimiento esté en la agenda de prioridades de España, S.A. Hay una Ley de Emprendedores, mejorable en algunos aspectos, pero ahí está. No hay universidad o escuela de negocios que se precie que no incluya en su curriculum académico programas de emprendedores. Hasta la televisión pública, aun a horas intempestivas, se animó a incluir en su parrilla un reality show en clave emprendedora.
Dicho esto, me preocupa que se pretenda corregir en una legislatura un retraso atávico de siglos. Abordar temas con sentido de urgencia es peligroso. Parece que se ha instalado la idea de que todos debemos crear nuestro propio negocio y así se arregla el problema del paro. Evidentemente el paradigma del empleo fijo y seguro hoy ya no existe y parece que autoemplearse puede ser la mejor vacuna para esta nueva era. También resulta obvio que si la masa global de emprendedores aumenta, más proyectos van a cuajar y esos proyectos irán creando nuevos empleos. Claro, que será un proceso lento, como vamos viendo. Debe ir acompañado de inteligentes políticas que hagan de España un lugar muy atractivo para la gran inversión, nacional y extranjera, que ayude a paliar drásticamente las cifras de desempleo. Con tasas de paro escandalosas como las que tenemos en España, resulta lógico vivir una sensación de burbuja emprendedora.
Ahora bien, hay que emprender con fundamento. Mucho más si se hace por obligación, porque saliste del mercado laboral y la inserción no es fácil, sobre todo si ya tienes cierta edad. Hay mucho en juego.
Emprender demanda muchas cosas. La primera, pasión y compromiso. Trabajar sin límite. Perseverancia a prueba de bombas. No se puede emprender a tiempo parcial. Si te echan atrás los trámites administrativos de creación de una sociedad (que ojalá se simplifiquen de una vez), déjalo estar porque ése solo es el inicio. Sin líder emprendedor, no hay empresa. Y además hay que agregar al proyecto las capacidades críticas que no aporta el líder y así crear un equipo sólido y competitivo.
Tampoco hay emprendimiento sin ideas. Pero las ideas de negocio deben responder a necesidades reales de mercado, que tenemos que satisfacer de manera rotunda. Cuanta más rotunda sea nuestra propuesta de valor, mejor nos irá. Las mejores ideas nacen de la propia experiencia, vital o profesional. Muchos buenos proyectos nacen de personas que son capaces de identificar oportunidades o nichos en aquellas industrias o actividades que conocen. No tenemos porqué crear todos una app, no hay sitio para tanta app.
Sin ánimo de ser exhaustivo, y aparte otras muchas cosas, emprender obliga a controlar riesgos de todo tipo. Riesgos económicos. Dimensiónate y posiciónate en función de lo que tienes. Sé austero, reduce los costes fijos al máximo. Pero también pienso en riesgos de índole personal. Tu entorno debe entender que emprender, sobre todo cuando estás arrancando solo y con recursos escasos, es una actividad 24 h, 365 días. Si no te entienden/apoyan, Houston tenemos un problema adicional.
En suma, me preocupa mucho el fenómeno del emprendimiento por obligación y sin fundamento. Sigo creyendo en una sociedad emprendedora pero también hay que decirles a los nueves emprendedores que emprendan desde el rigor, que se formen e informen, que se dejen asesorar, que el ecosistema emprendedor hoy ofrece muchas soluciones para quien quiere emprender.
Hasta pronto. No dejes de esforzarte por ser muy feliz que, al final del día, es lo más importante para ti y los que te rodean

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un Comentario

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar